UNIDAD DIDÁCTICA 9

Sin valoraciones

UNIDAD DIDÁCTICA 9

EQUIPOS DE APLICACIÓN: DESCRIPCIÓN Y FUNCIONAMIENTO

El control fitosanitario de los cultivos supone realizar una serie de técnicas de aplicación de productos que implican su correcta distribución, para lo cual es preciso disponer de la maquinaria adecuada de forma que se puedan conseguir altas efectividades y rendimientos. Todo ello supondrá un ahorro de productos y del tiempo necesario para realizar los tratamientos, así como un menor impacto ambiental.

Además de contar con la maquinaria más apropiada para cada tipo de tratamiento, en general, se puede afirmar que el éxito de un tratamiento fitosanitario depende de:

  • La buena elección del producto
  • La aplicación de la dosis apropiada, lo que implica que la maquinaria sea manipulada por personal cualificado que conozca su estructura, manejo y regulación
  • La aplicación del producto en el momento preciso

9.1 EQUIPOS PARA LA APLICACIÓN DE PLAGUICIDAS

Los principales equipos utilizados para realizar los tratamientos con productos fitosanitarios se pueden clasificar en tres grupos, según sirvan para aplicar productos en forma sólida, líquida o gaseosa:

– Pulverizadores: para tratar con productos en estado líquido o para aquellos que deben ser mezclados con agua. Se clasifican en:

  • Hidráulicos o de chorro proyectado. Pueden ser autopropulsados o estar acoplados al tractor (arrastrados o suspendidos) y manuales.
  • Hidroneumáticos o de chorro transportado. Pueden ser manuales, arrastrados o suspendidos del tractor.
  • Neumáticos. Pueden ser manuales, arrastrados o suspendidos del tractor.
  • Centrífugos o de ultrabajo volumen. Pueden ser manuales, arrastrados o suspendidos del tractor.

Espolvoreadores: destinados a aplicar productos presentados como polvo para espolvoreo. Pueden ser manuales o estar acoplados al tractor.

– Fumigadores: utilizados para tratar con productos que son o generan gases.

9.1.1 Pulverizadores hidráulicos o de chorro proyectado

Se denominan pulverizadores hidráulicos o de chorro proyectado aquellos en los que el producto líquido es impulsado por una bomba a una determinada presión, de forma que al atravesar una boquilla calibrada y encontrarse con la resistencia que le ofrece el aire a la salida del chorro, este se rompe en finas gotas.

Todos los pulverizadores hidráulicos deben conseguir:

UNIDAD DIDÁCTICA 9

  • Que la mezcla sea homogénea durante el tratamiento
  • Que la dosis aplicada por hectárea sea constante
  • Que el reparto del producto se realice con alta uniformidad y buena cobertura de la superficie tratada

Los pulverizadores hidráulicos se emplean para realizar aplicaciones con barra de tratamientos en cultivos herbáceos de bajo porte, así como para realizar aplicaciones en diversos cultivos empleando pistolas de tratamiento.

Elementos básicos de un pulverizador hidráulico

UNIDAD DIDÁCTICA 9

  • Hidrocargador: sistema que se utiliza para cargar agua en el depósito.
  • Bastidor: armazón que sustenta todos los componentes de la máquina.
  • Depósito para el caldo de tratamiento: debe ser de poliéster con fibra de vidrio, de polietileno o de acero inoxidable.

UNIDAD DIDÁCTICA 9

  • Filtros: elementos encargados de retener las partículas sólidas que pueda llevar el caldo de tratamiento, evitando obstrucciones en el circuito y en las boquillas.
  • Bomba: elemento encargado de succionar el líquido del depósito e impulsarlo hacia las boquillas.

UNIDAD DIDÁCTICA 9 UNIDAD DIDÁCTICA 9

  • Sistema de regulación: elemento encargado de que se aplique uniformemente el producto en toda la superficie tratada.
  • Distribuidor o grifería: conjunto de válvulas que permite abrir y cerrar el paso del líquido hacia los distintos sectores que realizan la pulverización.

UNIDAD DIDÁCTICA 9                                            UNIDAD DIDÁCTICA 9

Figura 6. Sistema de regulación estándar             Figura 7 Distribución o grifería

  • Manómetro: “reloj” marcador situado en el equipo distribuidor o grifería, que tiene como misión indicar la presión a la que trabaja el equipo.
  • Barras portaboquillas: estructuras alargadas, normalmente plegables, en las que las boquillas se reparten uniformemente.

UNIDAD DIDÁCTICA 9 UNIDAD DIDÁCTICA 9

  • Boquillas: elementos encargados de permitir la salida del producto al exterior en forma de gotas. Según su diseño se pueden modificar el tamaño y la distribución de las gotas en el chorro proyectado.

En los invernaderos, los dispositivos comúnmente empleados para la pulverización son:

  • Pistolas hidráulicas: dispositivos que, teniendo forma de pistola, se accionan con una palanca que hace las veces de gatillo. Generalmente están provistas de una sola boquilla cónica.
  • Lanzas: dispositivos de funcionamiento similares a las pistolas que poseen varias salidas y pulverizan mediante el accionamiento de una palanca o llave.
  • Carretillas manuales: dispositivos compuestos por dos barras pulverizadoras verticales de apertura ajustable al ancho del cultivo, dotadas con boquillas orientables repartidas uniformemente.

UNIDAD DIDÁCTICA 9

Figura 10. Pistola, lanzas y carretilla manual

 

Todos ellos se alimentan de un equipo fijo que se compone básicamente de un depósito y una bomba que suministra la presión deseada al circuito de distribución, normalmente realizado en polietileno y con varias conexiones para enganche de manguera repartidas por el invernadero.

UNIDAD DIDÁCTICA 9

Figura 11. Instalación fija de tratamientos en invernadero

 

9.1.2 Pulverizadores hidroneumáticos o de chorro transportado

UNIDAD DIDÁCTICA 9

Los pulverizadores hidroneumáticos, también conocidos como atomizadores, generan una nube de finas gotas que se asemeja a una llovizna. Para el transporte de las gotas desde la máquina hasta el vegetal, se utiliza una corriente de aire producida por un ventilador que proporciona gran caudal a baja velocidad. De esta forma, las gotas transportadas por dicha corriente, alcanzan con facilidad el interior de la masa vegetal.

Los pulverizadores hidroneumáticos o atomizadores son los más utilizados en las plantaciones de frutales porque se consigue un adecuado recubrimiento de toda la masa foliar.

Elementos que componen los pulverizadores hidroneumáticos

En este tipo de pulverizadores se distinguen claramente dos partes: el circuito de producción de aire y el circuito de líquido. Ambas han de complementarse para lograr una buena aplicación.

UNIDAD DIDÁCTICA 9

9.1.3 Pulverizadores centrífugos

UNIDAD DIDÁCTICA 9

Máquinas que consiguen producir gotas de tamaño pequeño y uniforme haciendo uso de un disco dentado que gira a gran velocidad. El líquido entra por el centro del disco y sale pulverizado por la periferia debido a la fuerza centrífuga.

El pequeño tamaño de gota que genera (70 micras aproximadamente) unido a la buena uniformidad, hacen que se puedan realizar tratamientos con dosis de tan solo cinco litros por hectárea. Esto constituye un gran ahorro de producto, agua y tiempo, al reducirse los tiempos muertos empleados en la carga del depósito.

Además, se consiguen buenos repartos del producto debido a que su penetración en toda la masa del cultivo se ve notablemente favorecida. Estos tratamientos, que utilizan cantidades tan reducidas de líquido, se denominan de ultra-bajo volumen (U.L.V.).

Existen pulverizadores centrífugos manuales dotados de un depósito de plástico de pequeña capacidad, donde se introduce el producto puro. El disco distribuidor gira accionado por un motor eléctrico y pulveriza el líquido.

9.1.4 Espolvoreadores

UNIDAD DIDÁCTICA 9

Los tratamientos sólidos de espolvoreo presentan la ventaja de lograr una gran penetración del producto en la masa vegetal. Sin embargo, tienen el inconveniente de depender excesivamente de las condiciones climáticas (una ligera brisa dificulta enormemente el espolvoreo). El producto aplicado en estado sólido, por otro lado, presenta una menor adherencia en la superficie de las hojas de las plantas.

Las máquinas que se usan para la aplicación de productos sólidos son los denominados espolvoreadores. Para realizar tratamientos en superficies reducidas estos equipos suelen ser manuales, mientras que para tratamientos en superficies mayores se recurre a espolvoreadores motorizados e incluso de tracción mecánica.

Actualmente el espolvoreo se utiliza principalmente en cultivos de viña y en cultivos en invernadero.

9.2 BOQUILLAS PARA TRATAMIENTOS

La boquilla es el elemento encargado de romper la vena líquida que circula por las conducciones de la maquinaria transformándola en finas gotas. Para conseguir un tamaño de gota adecuado a cada tratamiento se dispone de distintos tipos de boquillas.

Las principales boquillas empleadas en la realización de tratamientos líquidos son las siguientes:

UNIDAD DIDÁCTICA 9

UNIDAD DIDÁCTICA 9

Criterios de elección del tipo de boquillas según la aplicación

La selección del tipo de boquilla se realiza en función de la plaga a combatir, el cultivo a tratar, el producto a utilizar y el equipo de aplicación, lo que determinará el tamaño de gota más conveniente.

UNIDAD DIDÁCTICA 9

No todos los tratamientos requieren el mismo tamaño de gota, así según el tipo de producto fitosanitario a emplear el tamaño de gota deberá ser el siguiente:

UNIDAD DIDÁCTICA 9

A la hora de seleccionar una boquilla se recomienda seguir los criterios que proporcionan los fabricantes, quienes deben facilitar tablas de calibración con las que, conociendo la dosis, en litros por hectárea y la velocidad de trabajo, se obtiene el tamaño más recomendable de la boquilla a utilizar, así como la presión de trabajo para un correcto tratamiento.

El tamaño de la boquilla viene definido por el caudal que proporciona a la presión de referencia (3 bar). Se encuentra disponible una Norma Internacional sobre la base de unos códigos de color (ISO) con unas tolerancias como las que indica la tabla adjunta.

UNIDAD DIDÁCTICA 9

9.3 PRÁCTICAS DE APLICACIÓN DE TRATAMIENTOS FITOSANITARIOS

La correcta aplicación de los productos fitosanitarios sobre los cultivos es fundamental para conseguir su protección frente a las plagas y también para proteger el medio ambiente y la salud pública. Para ello es preciso disponer de la maquinaria adecuada de forma que se puedan conseguir altas efectividades y rendimientos.

La realización de una práctica en la que se simule una aplicación, tiene como objetivo que el alumnado alcance un conocimiento práctico del uso y calibración de equipos, teniendo presente en todo momento el máximo respeto al medio ambiente y a la salud pública.

Para la realización de la práctica, cuya duración se estima en dos horas, se realizará una aplicación en campo de forma simulada, empleando un colorante en sustitución del producto activo o bien agua sola y papel hidrosensible distribuido sobre dos líneas de plantas en altura y profundidad del cultivo y en el suelo.

Se evaluará, trabajando al menos a dos presiones diferentes, los siguientes aspectos:

  • Homogeneidad de distribución
  • Pérdidas de producto en el  suelo
  • Volumen aplicado
  • Tamaño de gota

También se pueden evaluar distintos equipos de aplicación, si se dispone de ellos.

Antes de realizar la aplicación, se calibrará correctamente el equipo y se darán normas sobre su mantenimiento y limpieza.

Como cierre de la práctica se propondrá un debate entre los alumnos evaluando el resultado obtenido.

UNIDAD DIDÁCTICA 9

Figura 17. Antes de realizar un tratramiento fitosanitario conviene calibrar el equipo

 

RESUMEN

La forma de presentación del producto determinará el tipo de maquinaria a emplear para su aplicación. Los productos sólidos se aplican con espolvoreadores, los gaseosos con fumigadores, mientras que los líquidos se aplican con los pulverizadores. Los equipos de pulverización admiten numerosas variantes, entre las que destacan los pulverizadores hidráulicos, los hidroneumáticos y los centrífugos.

El conocimiento de todos los componentes de los equipos de aplicación es fundamental para la correcta utilización y eficacia de los tratamientos. Especial mención merecen las boquillas, ya que de su correcta elección depende, en gran parte, el éxito del tratamiento y la cantidad de producto empleada.

 

AUTOEVALUACIÓN

1.- Aquellos equipos destinados a realizar tratamientos con productos fitosanitarios preparados en forma líquida se denominan:

a) Espolvoreadores centrífugos
b) Fumigadores
c) Pulverizadores
d) Espolvoreadores

2.- Dentro de un pulverizador hidráulico indique cuál de estos elementos sirve para medir la presión a la que trabaja el equipo:

a) Distribuidor
b) Sistema de regulación
c) Boquilla
d) Manómetro

3.- Indique cuál de los siguientes tipos de boquilla utilizaría para mojar el envés de las hojas:

a) De espejo
b) De chorro cónico
c) Antideriva
d) De envés

4.- La selección de las boquillas para un tratamiento se debe realizar atendiendo, entre otros, al tipo de producto y al tamaño de gota generado.

Verdadero / Falso

5.- Un pulverizador hidroneumático es un poco diferente a uno hidráulico. La principal diferencia radica en que:

a) Los neumáticos son más anchos y la presión de inflado algo menor.
b) Las gotas son transportadas hasta las plantas por una corriente de aire
c) Van siempre arrastrados y circulan con ruedas de grandes dimensiones
d) El producto sale en forma de chorros en lugar de pulverizado

6.- Los espolvoreadores…

a) Se utilizan para aplicar productos líquidos
b) Logran una gran penetración del producto en la masa vegetal
c) Suelen utilizarse los días con brisa, ya que el producto se distribuye mejor
d) Solo se comercializan en formato manual

7.- En los pulverizadores hidráulicos, el elemento encargado de conseguir una aplicación uniforme en toda la superficie tratada, recibe el nombre de:

a) Barra portaboquillas
b) Hidrocargador
c) Sistema de regulación
d) Bastidor

8.- Cuál de las siguientes afirmaciones relacionadas con los equipos para la aplicación de plaguicidas es correcta:

a) Los pulverizadores hidráulicos hidroneumáticos se utilizan sobre todo para el tratamiento de árboles frutales
b) En los invernaderos suelen utilizarse carretillas manuales, lanzas y pistolas hidráulicas
c) Los espolvoreadores no se utilizan para tratar viñedos
d) Los pulverizadores hidroneumáticos se utilizan habitualmente para el tratamiento de cultivos herbáceos de bajo porte

Compártelo en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Valore este curso

Comments are closed.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumimos que estás de acuerdo. VER