Tratamiento preventivo

Tratamiento preventivo

TRATAMIENTO PREVENTIVO

Las medidas preventivas y tratamiento de las UPP están destinadas tanto a evitar la formación de las úlceras, como su extensión. Irán encaminadas hacia 4 áreas principales:
a) Combatir los efectos de la presión
b) Mejorar la circulación sanguínea de la zona comprimida
c) Mantener la higiene y aseo de la piel
d) Acciones a nivel general
Combatir los efectos de la presión
Restricción del encamamiento
Se hará todo lo posible por evitar el encamamiento, pero cuando no se pueda evitar se vigilarán las zonas de mayor presión. En períodos de sedestación (sentado) se efectuarán movilizaciones horarias y, si fuese posible, se enseñará al usuario a realizar pulsiones (contraer y relajar) cada 15 minutos.
Cambios posturales
Debe establecerse un plan de cambios posturales en los que la frecuencia será cada 2-3 horas y se tendrá en cuenta los siguientes aspectos: se vigilará la piel, se movilizará al usuario, se evitarán las arrugas en la ropa de la cama, no se arrastrará al usuario en el cambio.
Si las zonas enrojecidas de la piel no recobran su color normal tras 5 minutos, deben realizarse los cambios con mayor frecuencia.
Dispositivos que disminuyen la presión
Para ello existen sistemas físicos o mecánicos encaminados a evitar, aliviar o repartir la presión ejercida sobre las diferentes partes del cuerpo. Los hay de dos tipos:                                                                        • Medios físicos: Son protectores locales, se colocan en las prominencias óseas, principalmente en codos y talones. Entre ellos, taloneras, protectores de algodón, esponja, celulosa, cojines, almohadas,etc.
• Dispositivos mecánicos: colchones antiescaras de agua, de aire fluidificado, de plumas, de látex, camas oscilatorias,etc. No es conveniente utilizar flotadores, porque en vez de reducir la presión, la concentra sobre la zona corporal que está en contacto con ellos, produciendo además un efecto compresor.
Colchones especiales.
Mejorar la circulación sanguínea de la zona comprimida
• Deambulación precoz: El ejercicio físico activo estimula la circulación y con ello la vascularización de los tejidos. Cuando la persona dependiente no pueda colaborar, se realizarán movilizaciones pasivas.
• Masaje: Indicado siempre que la piel no esté enrojecida.
• Termoterapia: La aplicación de calor tibio y de forma controlada sobre la piel produce
vasodilatación y aumento de flujo sanguíneo, con el consiguiente mayor aporte de nutrientes y oxígeno.
• Electro-magneto-terapia. La estimulación eléctrica y magnética de la piel mejoran la circulación.
•Rayoláser

Manual Atencion Sociosanitaria

Higiene correcta:
Se realizará la higiene diaria con agua tibia y jabón suave y posteriormente, se realizará un secado a fondo, sobre todo en los pliegues cutáneos. Conservando la piel limpia y seca se evita la proliferación de bacterias patógenas y la aparición de escoriaciones. Después, se puede aplicar crema hidratante, glicerina o solución emoliente. Durante el aseo deben observarse los puntos de apoyo. La ropa de la cama será de tejidos naturales y siempre se mantendrá limpia, libre de sudor, secreciones, orina y heces. Estas secreciones son particularmente irritantes para la piel. A la persona dependiente encamada se le lavará cada vez que defeque o se orine. Y en áreas donde no es posible evitar secreciones se utilizarán
ungüentos protectores. Otras medidas para el cuidado de la piel son no usar colonias, alcohol u otras sustancias que puedan irritar, secar sin frotar, apósitos protectores en las zonas de mayor fricción, uso de ropas holgadas y de tejidos naturales.
Acciones a nivel general
Control de la incontinencia: Siempre que un usuario tenga alguna alteración de este tipo, se utilizarán medios para minimizar el riesgo relacionado con la incontinencia. Para ello se podrán utilizar:
Sondas
Dispositivos colectores
Absorbentes de celulosa
Estado nutricional: Debe cuidarse la alimentación del usuario, procurando que sea equilibrada y rica en proteínas para facilitar la regeneración de tejidos (huevos, leche y carne).
También son importantes alimentos ricos en vitamina C, que favorecen la cicatrización, y vitaminas A y B. Cuando no es posible administrar una dieta adecuada se puede recurrir a suplementos comerciales específicos para usuarios con heridas.

Hidratación adecuada: Es necesaria una ingesta de líquidos apropiada, unos 1,5 litros/día. Si es dificultoso, puede suministrarse en forma de gelatina. Los líquidos serán de alto contenido
mineral y vitamínico.
Es fundamental la objetivación de los estadios iniciales de ulceración por parte de los médicos, enfermeros y auxiliares, así como la educación sanitaria del usuario y de sus cuidadores.

TRATAMIENTO CURATIVO
Se tratará de restablecer la integridad de la piel del usuario, siempre bajo la pauta de un profesional sanitario (médico o enfermera).

TIPOS DE CAMAS, ACCESORIOS Y LENCERÍA. TÉCNICAS DE REALIZACIÓN DE CAMAS.
CARACTERÍSTICAS DE LA CAMA ADAPTADA PARA PERSONAS DEPENDIENTES
Están equipadas para que la persona ahorre energía. Muchas están mecanizadas.
El profesional y los cuidadores deben poder llegar fácilmente a la persona encamada en ellas.
Los colchones son generalmente duros para facilitar un buen soporte al cuerpo.
Se mueven fácilmente: suelen tener ruedas y frenos para ello.
Las dimensiones de una cama standard son: ancho (80-90), largo (180-190) y altura (unos 70 cm sin colchón).
Debe cumplir una serie de requisitos:
Debe ser accesible desde tres lados.
Frente a ella no habrá ninguna fuente de luz.
Nunca estará ubicada debajo de una ventana ni muy cerca de una puerta.

Vea nuestro Curso de Atención Socio-Sanitaria a Domicilio

Luis Bonilla

Comentarios cerrados.
Abrir chat
Hola, en qué podemos ayudarte?
Powered by