Sistema Tegumentario

Sin valoraciones

Anatomía Y Fisiología Cutánea

Dada su extensión, la piel es considerada el mayor órgano del cuerpo, por lo que realiza diversas funciones de vital importancia. Entre ellas, destaca su actuación como barrera protectora, aislando al organismo del medio que lo rodea, protegiéndolo y contribuyendo a mantener integras sus estructuras. Además, de ella dependen ciertas estructuras llamadas anexos cutáneos, como son los pelos, las uñas, las glándulas sebáceas y las sudoríparas.

La piel consta de tres estratos principales, que de superficie a profundidad se denominan:

  1. Epidermis

Es la capa más superficial, por lo que se encuentra sometida a diversos factores químicos, físicos y biológicos. Está compuesta por cuatro tipos diferentes de células, que varían en formas cilíndricas a planas, tal y como: los queratinocitos, los melanocitos, las células dendríticas, las células de Langerhans, y las células de Merkel. Por lo general, la epidermis canina y felina es bastante delgada y varía de 0’1 hasta 0’5 mm. La más espesa suele encontrarse en las almohadillas plantares, así como en el plano nasal.

  1. Dermis

Es el mayor de los componentes estructurales de la piel. Aporta una matriz de estructuras y secreciones que sirven de soporte y mantienen una interacción con la epidermis y sus anejos, para ello, incluye tejido conectivo, vasos sanguíneos y linfáticos, nervios, fibras colágenas, histiocitos, fibrocitos y mastocitos. Se considera de gran importancia, puesto que es una estructura imprescindible en la termorregulación y sensibilidad, además contribuye en gran medida al almacenamiento corporal de agua.

  1. Hipodermis

También llamada tejido subcutáneo. Es la capa más profunda y gruesa. Se trata de una estructura fibrograsa entrelazada con tejido conectivo. Su función consiste en actuar como reserva de energía, aislar del calor, proteger y mantener los contornos superficiales.

 

Sistema Óptico

Anatomía Y Fisiología Ocular

El globo ocular es el órgano responsable de la visión, gracias a la transformación de señales luminosas, captadas por la retina, en señales nerviosas que finalizan en la corteza cerebral.

 

Para que la visión sea óptima, son varias las estructuras que participan en este proceso.

Éstas, son las siguientes:

Párpado

Son pliegues de piel continuados de la piel facial. Están en íntimo contacto con el globo ocular, protegiéndolos de los agentes externos.

Se dividen en párpado superior y párpado inferior, ambos unidos por los extremos y formando el canto lateral y el canto medial, y dando lugar a una abertura entre ellos denominada fisura parpebral.

Entre sus estructuras anatómicas caben destacar:

  • Cilios o pestañas: sólo aparecen en el margen libre del párpado superior de los perros. Los gatos no tienen.
  • Glándulas tarsales: producen una secreción grasa y se abren al borde parpebral mediante un pequeño orificio.
  • Glándulas de Moll: son glándulas sudoríparas modificadas.
  • Glándulas de Zeiss: son glándulas sebáceas rudimentarias.

En lo que respecta a sus funciones, los párpados protegen al globo ocular de diversas formas:

  • Función sensitiva de los cilios del párpado superior.
  • La secreción de las glándulas tarsales retrasa la evaporación de la película lagrimal.
  • Protección física frente agentes externos y traumatismos.
  • Distribución de forma correcta de la película lagrimal.

 

La cara posterior de los párpados está recubierta por una membrana llamada conjuntiva. Ésta posee abundantes células globosas de secreción mucosa que participan activamente en la formación de la película lagrimal, impidiendo la desecación ocular.

Córnea

Tanto los párpados, como la conjuntiva y el sistema lagrimal, proporcionan la protección, lubricación e hidratación necesaria a la córnea.

Ésta se integra en lo que denominamos la túnica fibrosa del globo ocular, formando parte también la esclerótica que es la parte opaca y posterior. Su grosor varía con las distintas especies, pero es más gruesa en la periferia y va disminuyendo a medida que se acerca al centro

Esclerótica

Es la porción de la capa fibrosa de mayor tamaño. En ella se fijan los distintos músculos que dotarán al globo ocular de cierto movimiento.

Dicha capa fibrosa actúa a modo de “estuche”, en el cual se sostienen las diferentes estructuras y medios transparentes imprescindibles para la visión

Coroides, cuerpo ciliar e iris

La membrana coroides y el cuerpo ciliar están en contacto con la cara interna de la esclerótica, mientras que el iris se origina en la porción más anterior del cuerpo ciliar y se desplaza centralmente, con el objetivo de formar un diafragma con un orificio central que se denomina pupila.

El iris divide la parte anterior del globo ocular en una cámara anterior, limitada por la cara posterior de la córnea y por la cara anterior del iris, así como una cámara posterior, constituida por la cara posterior del iris y la cápsula anterior del cristalino.

Por su parte, el cuerpo ciliar se ubica inmediatamente posterior al iris. Junto a él, conforman la úvea anterior, mientras que la coroides forma numerosos pliegues que reciben el nombre de pliegues coroideos.

Finalmente, la coroides se conforma como una capa vascular y pigmentada en la mayoría de los animales, que proporciona el aporte sanguíneo necesario a las capas más externas de la retina. Entre sus capas, se encuentra una superficie reflectante denominada tapetum.

Dicha zona tapetal presenta forma triangular y posee colores que pueden variar entre azul, naranja, amarillo o rojizo. Es la encargada de aumentar el reflejo de los haces luminosos que atraviesan la retina y de estimular las células fotorreceptoras de ésta, de ahí que cuando los animales son iluminados en la oscuridad, sus ojos brillen.

 

Cuerpo vítreo o humor vítreo

Es una sustancia gelatinosa que llena la cavidad posterior del globo ocular, ocupando el 80% de su totalidad. Debido a su consistencia, mantiene la forma esférica del globo ocular, por lo que ayuda a mantenerlo en su posición anatómica.

Retina

Es la estructura más interna del globo ocular y responsable de la visión. Contiene células muy especializadas para la visión, tales como los conos y bastones, que transforman la energía luminosa en energía eléctrica. Esta energía llega a la zona visual de la corteza cerebral, conducida por el nervio óptico, en el cual se realiza la interpretación de la información

Globo ocular

Se encuentra en el interior de un estuche óseo denominado órbita. Posee algunos orificios por los que circulan los diversos nervios y vasos necesarios en las funciones oculares

 

Sistema Auditivo

El oído está compuesto por tres partes:

  • El oído externo, encargado de captar y localizar las ondas del sonido.
  • El oído medio, cuya función es la de transmitir la energía mecánica de las ondas sonoras.
  • El oído interno, donde se produce el fenómeno de la transducción, que consiste en convertir la energía mecánica en energía eléctrica.

Vamos a ver como ejemplo, el oído de un perro.

 

Oído Externo

Está formado por tres cartílagos elásticos: anular, auricular y escutiforme.

El primero, da lugar al pabellón auditivo y al conducto vertical. El segundo, junto con el meato acústico externo óseo, forma el conducto horizontal. Finalmente, el cartílago escutiforme se ubica sobre el hueso temporal, funcionando como un punto de inserción para diversos músculos.

Pabellón auditivo

Es una estructura compuesta por una lámina de cartílago recubierta por piel. En su parte convexa está tapizada totalmente de pelo, mientras que su parte cóncava no tiene, a excepción de los bordes libres y la punta.

La forma y tamaño de la oreja tiene muchas variaciones dependiendo de la raza, sin embargo, sus funciones no varían: localizar y recoger las ondas de sonido.

Conducto auditivo externo

Es el encargado de conducir las ondas sonoras hacia el tímpano. Mide aproximadamente entre 5 y 10 cm. de longitud.

Se divide en dos porciones: el conducto vertical, que es la parte más externa, y el conducto horizontal, que es la más interna. Ambas se encuentran unidas por el ligamento anular.

En la parte más interna, al final del conducto horizontal se encuentra la membrana timpánica, la cual separa el oído externo del medio. El conducto auditivo está tapizado por piel que contiene glándulas sebáceas, ceruminosas y folículos pilosos. La combinación de las secreciones de estas glándulas forma el cerumen.

Tímpano

Son similares tanto en perros como en gatos. En la especie canina tiene forma elíptica, mientras que en la felina es más circular.

Es una membrana muy delgada que se divide en una parte más delgada, tensa y lisa conocida como para tensa, a través de la cual se ve el mango del martillo. La otra porción, la pars flácida, es más opaca, de color rosado y se localiza en la zona dorsal.

Cuando las ondas sonoras llegan al tímpano, éste vibra y transmite dicha vibración a los huesecillos.

 

Oído Medio

Está separado del oído interno por las ventanas oval y redonda. Consta de las siguientes partes

Cavidades timpánicas

Son una serie de cavidades conectadas entre sí y alojadas justo detrás de la membrana timpánica.

Poseen cuatro puntos de comunicación en el oído medio: el tímpano, que está situado en la cara lateral de la cavidad; la ventana redonda, situada en la porción más caudal; la ventana oval, situada en la pared caudomedial; y el orificio de la trompa auditiva, ubicado en la parte más rostral de la cavidad.

Huesecillos

Se encargan de amplificar las ondas captadas por el tímpano. Reciben los nombres de martillo, yunque y estribo.

Trompa auditiva

Es una estructura que comunica el oído medio con la nasofaringe, y que permite regular las precisiones a ambos lados del tímpano.

 

Oído Interno

Está situado en la porción petrosa del hueso temporal y formado por tres estructuras denominadas:

Vestíbulo

Es una cavidad con forma irregular que se comunica rostralmente con la escala del vestíbulo, perteneciente a la cóclea; y caudalmente con los canales semicirculares.

En su pared lateral posee dos orificios; uno conocido como ventana oval, que se encuentra cerrada dorsalmente por la base del estribo, y la ventana redonda, cubierta centralmente por una membrana (Novoa y Martínez, 2008).

Cóclea

Está alojada en la porción petrosa del temporal.

Contiene el conducto coclear que discurre entre dos cámaras; una dorsal, la escala del vestíbulo; y otra ventral, la escala del tímpano.

Dentro de este conducto se encuentra el Órgano de Corti, compuesto por diversos tipos de células sostén, células ciliadas y otras estructuras que, en su conjunto, está implicadas en la traducción y transmisión del sonido hasta el cerebro por el nervio vestibular coclear. Con ello, se cierra el circuito de transmisión del sonido, en el cual las ondas sonoras captadas por el pabellón auditivo ytransportadas por el conducto son recibidas en el tímpano y derivadas por los huesecillos a la cóclea, que las manda al cerebro a través del VIII par craneal

Sistema vestibular periférico

El sentido del equilibrio está formado por un sistema vestibular periférico alojado en el oído interno, y por otro sistema vestibular central localizado en el tronco cerebral.

La parte periférica se encuentra situada en los conductos semicirculares alojados en la porción petrosa del hueso temporal. Éstos, son tres conductos: el anterior, el posterior y el lateral. Cada uno de ellos comunica a su vez con el vestíbulo donde se estimulan las ramas vestibulares del nervio vestibulococlear. Así, la localización en el oído medio de esta parte del sistema del equilibrio es la que justifica el que una otitis afecte al equilibrio del animal

 

Sistema Esquelético-Generalidades de Osteología

 Los huesos son órganos muy duros de color blanquecino amarillento, constituidos esencialmente por sales minerales y materia orgánica.

El esqueleto es el armazón del cuerpo, especialmente el conjunto de huesos en los animales vertebrados -aun cuando se incluyen los elementos precursores de los huesos o sea los cartílagos-. El esqueleto sirve de base a los otros órganos o estructuras del cuerpo ya que por su parte permite la inserción de los músculos y por otra, forma cavidades como la: cerebral, orbitaria, nasal, bucal, torácica, abdominal, pelviana; en las que se alojan distintos órganos.

Los músculos se insertan en los huesos y como son órganos contráctiles pueden contraerse determinando movimientos en los huesos en los que se fijan; por lo tanto, los músculos son órganos activos del movimiento, mientras que los huesos son órganos pasivos del movimiento.

El esqueleto puede dividirse en tres partes fundamentales a saber: axial, apendicular y esplácnico o visceral.

ESQUELETO AXIAL: Comprende la columna vertebral, costillas, esternón y calavera.

ESQUELETO APENDICULAR: Consta de los huesos de los miembros.

ESQUELETO ESPLACNICO O VISCERAL: Consta de aquellos huesos que se desarrollan en el parénquima de algunos órganos blandos, como son: elhueso del pene del perro, hueso del corazón del bovino y hueso de la nariz del cerdo.

 

Los huesos se dividen en cuatro clases de acuerdo con su forma y función:

 

Huesos largos

Son más grandes en una dimensión que en otras. Consiste en una varilla relativamente cilíndrica llamada diáfisis y dos extremidades llamadas epífisis, con una metáfisis entre cada epífisis y diáfisis. Un hueso largo crece longitudinalmente sólo en el cartílago epifisiario, que se localiza dentro de la metáfisis(en las uniones de la diáfisis y cada epífisis). Los huesos largos funcionan sobre todo como palancas y mecanismos auxiliares de sostén, locomoción y prensión. Los mejores ejemplos de huesos largos se encuentran en las extremidades e incluyen, en la extremidad pectoral: húmero, radio, cubito, metacarpianos, falanges; en la extremidad pélvica: fémur, tibia, peroné, metatarsianos y falanges.

Huesos planos

Son relativamente de poco grosor y predominan dos dimensiones (largo y ancho). Constan de dos placas de sustancia compacta o láminas: externa e interna, entre las cuales está dispuesta una capa esponjosa llamada diplomé.

Los huesos planos tienen la función de proteger a los órganos más importantes como: encéfalo, corazón y órganos pélvicos, aunque a la vez sirven de inserción a músculos poderosos, en especial de la escápula y los coxales.

Huesos cortos

Son de forma más o menos cúbica, con todas sus dimensiones aproximadamente iguales. No hay propiamente en ellos cavidad medular, pero la sustancia esponjosa está llena de espacios medulares. La corteza está formada por una capa fina de hueso compacto.

Los huesos cortos tienen la misión de amortiguar impactos, por lo que se les encuentra en las articulaciones complejas como las de carpo (rodilla) y tarso (pezuña), donde se necesita la movilidad y la absorción de los impactos.

Huesos irregulares

Son huesos impares situados en la línea media, como las vértebras y algunos huesos del cráneo.  Estos huesos no encajan muy bien en ninguno de los otros grupos.  Sirven para protección, sostén e inserción muscular.

 

Composición química de los huesos

 

Los huesos se componen de una tercera parte de oseína: sustancia orgánica fundamental que les da solidez y elasticidad, y de dos tercios de fosfatos, carbonatos de calcio, magnesio y cloruro sódico (sustancias minerales que los hacen duros). Al tratar los huesos con ácido clorhídrico, los componentes inorgánicos se disuelven quedando la oseína intacta de color amarillento muy flexible y fácilmente escindible, conservando el hueso su forma característica.

El peso de la totalidad de los huesos de un esqueleto, desecados al aire libre, oscila entre 7- 8.5 %. La mitad de este peso corresponde a los huesos de las Extremidades.

El color de los huesos está determinado por el contenido de grasa, aunque en general oscila entre el blanco amarillento al amarillo; colores que después de las operaciones propias de blanqueo se convierten en blancos. En los animales recién nacidos y jóvenes, el color de los huesos es rojizo debido a la gran irrigación sanguínea.

El peso específico del hueso compacto fresco es aproximadamente de 1.9.  Resistente a la compresión 3.600 kilogramos y a la tensión 2.600 kilogramos por centímetro cuadrado

Si se trata los huesos por medio de la incineración se obtiene un producto de color gris blanquecino, extremadamente frágil, que en la mayoría de las veces mantiene su forma original.

Compártelo en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Valore este curso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumimos que estás de acuerdo. VER