RESIDUOS SANITARIOS. CONCEPTO Y CLASIFICACIÓN

RESIDUOS SANITARIOS. CONCEPTO Y CLASIFICACIÓN

Concepto de residuo sanitario

En los últimos años se ha ido desarrollando un interés creciente por los residuos generados en la comunidad. Esto es debido al efecto que éstos pueden tener sobre la población y el medio ambiente si no se respeta la normativa que regula su manipulación y eliminación.

Los residuos hospitalarios quedaron en un segundo plano hasta el advenimiento del SIDA en la década de los 80, cuando comienza a dedicárseles espacios crecientes. Es entonces cuando se insiste en el cumplimiento de las medidas de protección universal, que son aquéllas encaminadas a prevenir la enfermedad originada por la inadecuada manipulación de estos residuos. Desde 1996, en nuestro país cada comunidad autónoma legisla específicamente lo relacionado con los residuos sanitarios en su ámbito territorial.

Se entiende por residuo sanitario aquel residuo derivado de la actividad sanitaria.

Como actividad sanitaria entendemos cualquiera de las siguientes actuaciones:

• Obtención y manipulación de muestras biológicas: sangre, orina, etc.
• Asistencia clínica al paciente.
• Medicina preventiva llevada a cabo en individuos sanos.
• Uso de material microbiológico: medidas de cultivo y material empleado en el cultivo e identificación de agentes infecciosos.
• Empleo de material corto-punzante dentro de contextos/centros sanitarios (hospitales, centros de salud, etc).
• Actividades de docencia dentro de contextos/centros sanitarios (hospitales, centros de salud, etc).
• Manipulación de restos anatómicos totales o parciales.
• Manipulación de otros productos líquidos, gases o sólidos generados en centros sanitarios.

De todos los residuos hospitalarios (RH), es la transmisión de infecciones a través del material corto-punzante la que se ha descrito más ampliamente, ya que es poco probable que en otro tipo de residuo el microorganismo se encuentre en concentración adecuada como para producir infección.

Manual de Auxiliar de Geriatría

Clasificación de residuos sanitarios

Atendiendo a la clasificación general de residuos sanitarios, éstos pueden pertenecer a uno de los siguientes grupos:

➢ Grupo I.- Residuos asimilables a Urbanos

 

Se generan en el centro sanitario, pero no son derivados de una actividad sanitaria propiamente dicha. Por lo tanto, no presentan riesgo de infección.
Se incluyen aquí los residuos de cocinas, bares, comedores, los derivados de actividades administrativas y oficinas, jardinería, mobiliario,…

➢ Grupo II.- Residuos sanitarios No Específicos

Se generan como resultado de una actividad sanitaria. También se conocen como residuos clínico – biológicos.
Se consideran peligrosos mientras permanecen en el hospital, ya que pueden ser fuente de contagio a pacientes inmunodeprimidos. Si se tratan correctamente fuera del hospital, tendrían un riesgo de contaminación biológica similar a los del grupo I.

Se incluye en este grupo: ropa del paciente, ropa de cama, gasas, vendas, bolsas de recogida de orina, todo tipo de material desechable que ha tenido contacto con pacientes sin enfermedad infecciosa, sondas, catéteres y otro material similar.

➢ Grupo III.- Residuos sanitarios Específicos o de Riesgo Biológico

Son residuos generados en la actividad sanitaria y contienen agentes patógenos (nocivos) en concentraciones que suponen riesgo de contaminación humana y del medio ambiente.

Se incluyen:

• Objetos corto – punzantes contaminados.
• Vacunas vivas o atenuadas.
• Cultivos y material contaminado de laboratorio.
• Restos de muestras biológicas de pacientes infectados.
• Restos anatómicos humanos o animales.
• Sangre y hemoderivados.
• Material contaminado procedente de paritorios, quirófanos,…

➢ Grupo IV.- Residuos con normativas especiales

No son peligrosos por el riesgo de infección pero, debido a su composición, si no se eliminan adecuadamente presentan gran riesgo para la salud y el medio ambiente.

Se incluyen:

Residuos contaminados con sustancias radiactivas

Se generan en los servicios de Medicina Nuclear debido a la utilización de sustancias radiactivas en procesos de diagnóstico y tratamiento de algunas enfermedades. Se pueden clasificar en residuos de alta, media y baja actividad.

El personal que trabaja con estos residuos debe protegerse cuantificando la dosis de radiación recibida mediante unos aparatos llamados dosímetros, que son individuales e intransferibles, y también cuantificando la dosis de radiación ambiental.

El color indica distintos grados de peligrosidad y vigilancia del lugar:

Gris zona vigilada

Verde zona controlada

Amarillo permanencia limitada

Rojo acceso prohibido

Si se acompañan de estrellado: peligro de radiación externa.
Si se acompaña de punteado: peligro de contaminación y radiación externa baja.
Si se acompaña de estrellado + punteado: peligro de contaminación y radiación externa alta.

→ Residuos contaminados con metales tóxicos

Sustancias citotóxicas. Son sustancias con capacidad para destruir las células del organismo y originar mutaciones. Se usan en el tratamiento de enfermedades cancerosas y también pueden causar malformaciones fetales si se administran a mujeres embarazadas.
Otras sustancias tóxicas y químicas peligrosas. Algunas clasificaciones desglosan este último apartado asignando un grupo distinto a cada uno de los componentes.

Vea nuestro Curso de Auxiliar de Geriatría.

Luis Bonilla

Deja un comentario

Abrir chat
Hola, en qué podemos ayudarte?
Powered by