Posibilidad por parte del consultante y su cónyuge de practicar la deducción por inversión en vivienda habitual.