Opinión de un neurocientífico

Opinión de un neurocientífico

1. ¿Qué es para ti la neuroeconomía?

Es un conjunto de conocimientos derivados de los estudios que lleva a cabo la neurociencia encaminados a dar explicaciones neurofuncionales al comportamiento económico. La conducta económica es muy compleja, puesto que se mueve dentro de la ambigüedad, la incertidumbre, el riesgo o la gratificación inmediata, lo que conlleva enormes dificultades a la hora de tomar una decisión. El estudio de esta dinámica cerebral será el objeto prioritario de la neuroeconomía. La neuroeconomía, pues, es una nueva disciplina que ha surgido de la multidisciplinariedad para dar respuesta a preguntas, cuestiones y problemas de la economía acerca de las cuales todavía no existe un consenso científico.

2. ¿Qué crees que puede aportar la neurociencia a la neuroeconomía?

Creo que lo más importante van a ser los conocimientos sobre el cerebro humano que la neurociencia ha ido recopilando durante años y años de estudios científicos. La impulsividad, los prejuicios, los sesgos cognitivos, etcétera, hacen que tomemos decisiones económicas no siempre racionales, tales como invertir en un negocio con alto riesgo en lugar de ahorrar dinero o pagar por un producto que deseamos con el dinero destinado a pagar los gastos de la casa. La neuroeconomía aportaría datos objetivos de cómo funciona y procesa la información económica el cerebro. Entre estos datos están la medición de la actividad cerebral, la conectividad cerebral entre diferentes regiones que daría lugar a los circuitos implicados en las decisiones económicas y las medidas objetivas de diferentes hormonas y neurotransmisores asociados con nuestro comportamiento. A pesar de que a la neurociencia le queda todavía mucho camino por recorrer, creo que el principal aporte que hará a la neuroeconomía va a ser el conocimiento de cómo funciona el cerebro cuando se toman decisiones económicas, viendo cómo valora la información el cerebro, cómo intenta calcular los riesgos o cómo pondera las recompensas inmediatas y futuras.

3. ¿Piensas que va a tener cabida la neuroeconomía dentro de las teorías económicas?

Sin lugar a dudas. Cada vez hay más estudios científicos sobre las relaciones entre el cerebro y la economía, aplicando de manera práctica a la economía todo lo que sabemos sobre el cerebro humano. Creo que los conocimientos multidisciplinares que ofrece la neuroeconomía tienen futuro, siempre y cuando se siga trabajando en conjunto para entender mejor el comportamiento económico del individuo, desde que percibe y valora la información hasta que toma la decisión. Creo que la neuroeconomía puede llegar a plantear nuevos modelos económicos que nos ayuden a entender lo que sucede en la realidad. Dentro de la neurociencia, de nada sirve que planteemos hipótesis sobre determinada área cerebral cuando luego nuestros pacientes no activan dicha área al realizar un función, ya sea cognitiva o motora, o acaban comportándose de otra forma. Tengo la esperanza de que cuando la neuroeconomía «madure», los conocimientos que ofrezca nos ayudarán a prevenir nuevas crisis económicas, aunque escapa a mi entendimiento actual cómo se podría lograr esto.

Vea nuestro curso de Neuroeconomia

Marianna

    Deja un comentario

    Hola, en qué podemos ayudarte?
    Powered by