Evaluación continua a lo largo del curso

Evaluación continua a lo largo del curso

EVALUACIÓN CONTINUA A LO LARGO DEL

CURSO

La evaluación se debe desarrollar durante todo el proceso de aprendizaje. De esta forma se asegura que los alumnos están alcanzando los objetivos planteados. Además nos aporta información para corregir o reorientar sobre la marcha el proceso de enseñanza (permite ofrecer ayuda y asistencia en los momentos en que se puedan producir dudas o bloqueos).
El feedback es especialmente importante en la enseñanza on-line, puesto que es el medio que tiene el estudiante de tener conciencia del proceso formativo que está siguiendo.
¿Cómo evaluamos el aprendizaje y la participación de los alumnos en un curso online? procedimientos e instrumentos:
Para evaluar el aprendizaje de los alumnos se diseñan una serie de actividades que el alumno deberá resolver. Estas serán evaluadas siguiendo unos criterios. Además en algunos cursos existen unos instrumentos o herramientas de control que permiten registrar la participación y las conexiones de forma automática.
a) Actividades:
1. Se diseñan una serie de actividades
Cuestionarios
Abiertos
Cerrados
Autoevaluación
Informes
Casos prácticos
Foros de discusión
Charlas en directo

2. El alumno resuelve las actividades y las envía al tutor.

3. El profesor tutor corrige las actividades siguiendo unos criterios y anota los resultados para hacer un seguimiento de cada alumno:
Además de las actividades también deberá registrar otros aspectos como el plazo en el que entrega dichas actividades, las preguntas que formula, etc.
La evaluación continua, permite saber a los alumnos, la evolución que están teniendo durante el curso y en caso de que los alumnos no lleven el ritmo adecuado se les debe comunicar, así como el plazo que tienen para recuperar.
b) Herramientas automáticas para controlar la participación.
Los cursos on-line que se imparten utilizando plataformas formativas cuentan con herramientas que permiten hacer un seguimiento automático de las conexiones y participación diaria de los alumnos.
El cuadro permite comprobar que alumnos han entrado en el aula cada día.
Para conocer con más detalle qué actividades ha consultado o incluso realizado el alumno se puede pinchar sobre el nombre del alumno.

C. Evaluación final (sumativa)
Pretende certificar o calificar el nivel de rendimiento alcanzado por los alumnos.
¿Qué criterios o normas utilizamos en los cursos on-line?
Los criterios varían dependiendo del tipo de curso. Siempre hay que establecer unos códigos. Un ejemplo seria este:
Criterios de calificación
• Códigos de valoración: Ej.: A= Excelente , B= Apto ,C= No apto
• Número de actividades mínimo a realizar en el curso o por módulo (Ej.: 80%)
• Número de módulos que el alumno ha de superar como mínimo para obtener el título. (puede que haya algunos obligatorios)
• Porcentaje de la parte teórica (Ej.: 75 %) y del proyecto final (Ej.: 25 %

Pero como dijimos al principio de este apartado la evaluación no atañe sólo al aprendizaje del alumno, debe abarcar todo el proceso formativo en general.
Sintetizando se pueden destacar como principales aspectos a considerar: la calidad de los materiales formativos (interesantes, amigables…), la labor de los docentes y tutores (conocimientos de la materia y de la didáctica on-line, eficacia, rapidez en las respuestas…), el entorno telemático de trabajo (fácil de utilizar), el plan docente y la metodología del curso… Y todo ello sin olvidar el «ambiente virtual» de comunicación y trabajo que se crea entre los implicados en el curso (profesores, estudiantes, tutores…)

LA EVALUACIÓN COMO RECURSO PARA LA MEJORA DE LOS PROCESOS FORMATIVOS

La evaluación del proceso formativo permite determinar los puntos fuertes y los puntos débiles de dicho proceso, con el fin de mejorar su calidad. La evaluación así entendida se convierte en un continuo feedback que proporciona información cada vez más concreta sobre que está funcionando bien y que no.
Una de las formas de contrastar la calidad de cualquier servicio y la formación es mostrar evidencias desde distintas perspectivas. No obstante, cuesta entrar en esta cultura evaluativa, de ahí que, a pesar del camino avanzado, hemos de enfrentarnos a un gran reto. Para ello es preciso:
Clarificar objetos y finalidades
Democratizar los procesos y difundir los resultados
Disminuir el peso de las evaluaciones burocrático-administrativas y potenciar evaluaciones más próximas, cualitativas y más aplicadas y útiles para solucionar problemas concretos.
Cambiar la imagen de la evaluación y entenderla como mejora.
Elaborar criterios que permitan evaluaciones más rigurosas y sistematizadas.
Propiciar evaluaciones institucionales.

Vea nuestro Curso de Formador de Teleformación

Luis Bonilla

Comentarios cerrados.
Abrir chat
Hola, en qué podemos ayudarte?
Powered by