Analisis de la iluminacion en el escaparatismo

Sin valoraciones

ANÁLISIS DE LA ILUMINACIÓN EN EL

ESCAPARATISMO

La iluminación entra dentro del conjunto que forma el escaparate, teniendo un papel muy significativo y bastante incondicional para una buena comprensión de éste.
Dependiendo de la finalidad que se le quiera otorgar al escaparate, la iluminación debe ser estudiada en profundidad al igual que otros elementos, como el color, que ya veremos en el siguiente apartado de esta misma unidad.
Como ejemplo, en un escaparate de navidad, se puede aportar diferentes grados de intensidad en la luminancia, y los objetos que se enfocan directamente o con distintos tipos de enfoques de luz.

Posición de los focos de iluminación
Según donde se realice el enfoque de luz, una variante en la forma de ver el objeto, por ello se diferencian según su posición en:
Iluminación directa: Enfocando directamente al objeto, o elemento.
Iluminación semi-directa: La luz llega parcialmente al objeto, siendo casi directa.
Iluminación mixta: Hay un enfoque de luz sobre el objeto equitativa, a la zona fuera de este.
Iluminación semi-indirecta: El objeto va quedando con menos enfoque de luz que su entorno.
Iluminación Indirecta: Consiste en que la luz que incide sobre el objeto es el reflejo del foco de luz sobre otro objeto o elemento del entorno.

“Excepto en el caso de la Iluminación directa, la luz que puede incidir sobre el objeto también es causa por el foco de luz, pero a modo de reflejo de lo iluminado exteriormente a éste”.
Este tipo de iluminación da lugar a diferentes tipos de iluminación determinada y concreta, generalizando estos términos ya explicados:
Alumbrado general: Donde se ilumina una zona amplia, siendo utilizado en zonas de gran amplitud como puede ser una clase u oficinas.
Alumbrado localizado: Este se utiliza para iluminar una zona carente de luz y con puntos de interés a ser puntualizados. Como se da en escaparates vitrinas, etc.
Alumbrado suplementario: Utilizado para destacar un elemento u objeto, combinándola con la iluminación general.

Escaparatismo y Visual Merchandising

Tipos de bombillas
Halógenas: Permiten una luz más blanca o luz con más intensidad y claridad, en el mercado hay distintos tipos. (Como elemento en ocasiones de gran ayuda, hay reguladores de intensidad de luz, para graduarla según se prefiera, siendo una aportación del mercado y recurso para nosotros)
Incandescentes de bajo consumo: Desprenden una luz brillante que desprende bastante calor. Da una luz que va aumentando su intensidad a medida que se calienta poco a poco, dando una luz tenue o apagada
Fluorescente : Utilizada para espacios abiertos, que da una luz brillante y clara. Aunque pueden ser utilizados para espacios reducidos, como fuente principal, y en el escaparate donde simplemente premia que el espectador vea tal cual el producto.
Dependiendo del tipo de escaparate e incluso la aportación al significado se puede utilizar una de estas cuatro variedades de luz, incluyendo también dentro del mercado lo que se nos ofrece como puede ser:
Focos de pared, techo o adaptables a cualquier pared.
Focos de suelo, o interiores a la pared.
Lámparas de techo.
Focos introducido o puestos desde los mismos objetos a exponer.
Bombillas que se aprecie su luz, mediante un reflejo indirecto.
Por trama, por ejemplo, las luces de navidad.
Paneles luminosos.
Otro tipo de bombilla característica que se puede usar para la iluminación son:
Luz negra: estas lámparas funcionan de manera semejante a las lámparas fluorescentes. Con ellas se puede ver brillar en la oscuridad muchos objetos, mientras que la
propia lámpara sólo emana una tenue luz de color púrpura. Es una luz poco utilizada, aunque al resaltar tonos blancos dándoles un tono violáceo, se utilizan en algunos escaparates de vestidos de novia.
Mangueras de luz: la luz se encuentra dentro de tubos transparentes o translúcidos y se utilizan como elementos decorativos.
Cañones proyectores: focos que proyectan sobre un punto determinado.
Micro bombillas: para decoración.
Tubos de neón: que pueden perfilar zonas puntuales y se utilizan a veces para desfigurar el color de los productos.
Fibra óptica: conduce la luz a través de fibras con mayor brillantez en el extremo de la fibra.
Luz láser: su precio es elevado, y suele utilizarse en exteriores como iluminación para determinados eventos.

El espacio y la luz
Es el primer factor a considerar a la hora de iluminar un escaparate. Cuanto mayor sea la superficie a iluminar, más importante será dejarse asesorar por personal especializado, aunque hay unas pautas generales de aplicación.
En función de luz incandescente, se estima que un escaparate debería tener una luz de unos 200 vatios por metro cuadrado.
Escaparates pequeños: entre 500 y 1.000 lux en iluminación general y entre 3.000 y 5.000 lux en luces focalizadas.
Escaparates grandes: entre 1.000 y 2.000 lux en iluminación general, y entre 5.000 y 10.000 lux en luces focalizadas.

Vea nuestro Máster de Imagen y Moda

Compártelo en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Valore este curso

Comments are closed.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumimos que estás de acuerdo. VER