Clases de tejidos

Sin valoraciones

CLASES DE TEJIDOS

A continuación, un breve repaso por los diferentes tipos de telas y sus características más destacadas.
Brocado: Es el nombre que recibían los tejidos fabricados con hilos de metales preciosos (oro o plata), sustituidos en la actualidad por fibras sintéticas. Es muy resistente. De su confección se obtienen atractivos dibujos en relieve de diferentes colores.
Chenille: Lleva el nombra del tejido que la compone, formando una trama de hilos pequeños cortados que le otorgan aspecto aterciopelado. Características: Puede ser de algodón, lana o lino, aunque lo habitual es la mezcla de fibras sintéticas y naturales para garantizar resistencia y pocas arrugas.
Chintz: Puede ser grueso o fino, con una cara satinada con resina sintética para darle brillo. Los hay de diversos materiales pero lo habitual es que estén tejidos de algodón de hilado fino. Lisos o estampados generalmente con motivos florales o de hojas.
Corderoy: Tejido con bastones y canaletas, de pelo cortado. Los bastones pueden ser gruesos o finos.
Cretona: Aunque originalmente estaba compuesta de un lino de hilos gruesos, hoy se denomina cretona a las telas inglesas de inspiración clásicas. Son muy resistentes y variadas en diseño.
Damasco: Parecido al brocado, pero más fino y menos pesado. Es un tejido de algodón o seda, con efecto brillante o mate y en el que se mezclan como máximo dos colores. Se puede utilizar para tapicería, cortinas o almohadones.
Espolinado: El espolín es una lanzadera que se usaba para hacer bordados florales. Hoy se pueden encontrar telas parecidas de fabricación moderna, también en motivos florales.
Gasa: De algodón o mezclas con poliéster, es fina, transparente y vaporosa. Hay gran variedad de telas y colores. Muy buena para visillos o cortinas por su caída.
Jacquard: Lleva el nombre de la máquina con la que se fabrica, un tipo de telar inventado por el tejedor francés Joseph Marie Jacquard. Tiene una gran variedad de colores, dibujos y motivos.
Es un tejido muy grueso que se usa casi exclusivamente para tapicería.
Lona: Tela fuerte y de hilado denso, normalmente de algodón o lino. Muy resistente, para tapicería y fundas.
Loneta: Tejido fuerte y rígido, hecho con hilos desiguales de algodón. Parecido a la lona pero más ligero, con colores sólidos y brillantes. Muy resistente, buena para tapicería y fundas.

Escaparatismo y Visual Merchandising

Madrás: Originario de la ciudad del mismo nombre. Estrictamente es un otomán (tejido acanalado), pero el madrás es más rústico e irregular. Se obtiene al combinar varias fibras naturales o mezclas sintéticas. Se puede usar para tapicería y cortinas.
Moaré: Se reconoce fácilmente por su dibujo de “aguas” en el tejido. Original de lino y seda, aunque en la actualidad se fabrica de poliéster y otros materiales mezclados. Esa una tela muy fuerte. Se utiliza para cortinas, por su buena caída y sirve también para revestir las paredes.
Muselina: Algodón fino, de hilado suelto y algo áspero, que se utiliza para hacer forros de tapicería y sábanas.
Organza u organdí : Tejido de algodón muy fino y transparente, al que se le aplica un tratamiento para que adquiera rigidez y transparencia. Es un tejido ideal para bordar, y se usa para cortinas.
Otomán: Tejido generalmente de seda grueso (aunque se utilizan también otros materiales), con una trama acanalada en sentido horizontal, de un solo color y brillante, similar a las vetas de la madera. Tela muy fuerte, apta para tapicería.
Pana: Algodón gordo de hilado fino con pequeñas nervaduras aterciopeladas que varían en grosor. Se puede usar para tapicería y también para cortinas.
Percal: Tela normalmente mezcla de algodón y poliéster, suave y de hilado fino, que se utiliza para las sábanas.
Piqué: Es un tejido de algodón que se distingue por sus dibujos en relieve, como un nido de abeja. Sirve para tapicería, cubrecamas, colchas y manteles.
Shangtung: Tejido originario de la región de Shangtung, China, realizado en seda salvaje de distinto grosor, que le otorga una textura irregular y con tornasoles. Indicado para cortinas y almohadones.
Terciopelo: Tejido de algodón, aunque originalmente era de seda. Generalmente grueso, los hay en diferentes variedades dependiendo del corte del pelo. Se caracteriza por absorber mucho la luz del ambiente. Es una buena tela para tapicería, cortinas y cubrecamas.

Vea nuestro Máster de Imagen y Moda

 

Compártelo en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Valore este curso

Comments are closed.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumimos que estás de acuerdo. VER