61. Cómo obtener fotografías espontáneas

Sin valoraciones

61. Cómo obtener fotografías espontáneas

61. Cómo obtener fotografías espontáneas

Las imágenes espontáneas se toman en el momento justo, y generalmente logran retratos naturales y aceptados con agrado por las personas. Hacerlo resulta un desafío, sin embargo un sencillo truco para especializarte en captar ese momento consiste en predecir la siguiente acción o movimiento de las personas. Por ejemplo, si quieres retratar las emociones de los jugadores de un equipo de fútbol, debes tener tu cámara lista en los momentos cuando se dan situaciones que las magnifican tales como cuando hacen un gol, cuando son amonestados, cuando reciben una falta brusca, cuando no están de acuerdo con el arbitro, cuando termina el partido, etc.

Además, si estas con personas que se encuentran muy atentas a tu presencia, procura sacarles fotos cuando se distraigan y se olviden de que estas ahí. La mejor forma de que ellos se olviden de ti es si tienen algo para hacer que los abstraiga del entorno.

62. Retratos grupales

Un truco muy utilizado para romper con la monotonía de los retratos grupales se trata de que sus cabezas no estén en una línea recta. En otras palabras, trata de variar las alturas de sus cabezas para que la imagen sea vea más natural e interesante. Por ejemplo, si estás retratando a una familia al aire libre, sitúalos sobre un grupo de rocas grandes, para que se vean en diferentes niveles.

63. Retratos grupales II

A menudo sucede en un grupo que las personas se ubican muy distantes unas de otras. La verdad es que algunas personas preferirían tener más espacio entre ellos cuando posan para una foto grupal, sin embargo, es mejor ponerlos juntos y cerca. Cuando el correcto espaciamiento es observado, un retrato grupal se verá más hermoso. Intenta explicarles esto para que puedan comprenderlo y si es necesario justifícate diciendo que si se separan mucho no puedes encuadrarlos a todos.

64. Conoce a tu cliente

Cuando alguien te contrata para sacar fotos en su evento, es porque confían en ti para hacer el mejor trabajo. Pero para hacer un buen trabajo siempre es recomendable que conozcas a tu cliente. Al conocerlo sabrás qué tipo de fotografías le gustan y cuales no. No se trata de hacer una investigación minuciosa de esta persona, podría sólo bastar con una conversación amable en la cual le haces algunas preguntas que te ayudaran a conocer su perfil. Así tendrás una mejor idea sobre qué pretende de la sesión fotográfica, ¿es un tipo muy formal? ¿Le gusta lo moderno o artístico? ¿Que es lo que más le interesa del evento? ¿Quienes son las personas importantes? ¿Tiene directivas especiales? Cuando puedas aprender más sobre tu cliente, obtendrás gran reconocimiento de su parte.

65. ¿Nariz larga?

En un retrato, cuando un sujeto tiene nariz larga, esta suele convertirse en una distracción (desagradable para él) para quien observa. Para asegurarte de que la nariz no se destaque, debes tomar la foto al sujeto de frente. Aparte de esto, es recomendable que su barbilla esté ligeramente hacia arriba. Haciendo esto, un observador mirando la foto ni siquiera notara la prominente nariz.

66. Conoce bien tu cámara

Siempre es recomendable, sobretodo si trabajas de la fotografía, que sepas cómo configurar tu cámara rápidamente de acuerdo a el escenario que te rodea. En determinadas circunstancias tu cliente podría pedirte que saques fotos en diferentes lugares, lo que requiere diferentes configuraciones. Por este motivo, aparte de conocer las configuraciones de tu equipo, también deberías tener la habilidad de pasar de una a otra rápidamente. Si piensas que no estás completamente preparado para esto, prepárate de antemano. Si tienes idea donde estarás o conoces el lugar, no te será difícil prepararte previamente para sacar fotos en el sol, en la sombra, en un día nublado, dentro de un interior, etc.

67. Chequea las poses antes de sacar la foto

Antes de sacarle la foto a tu modelo, trata de usar tu imaginación para establecer poses que quieres que él o ella hagan. Quizás la mejor manera sea comenzar a imaginarte qué quieres transmitir, y luego si pensar en cómo tu modelo puede hacerlo. Una vez que has pensado varias poses, deja que tu modelo las ejecute de la manera en que lo siente. No lo fuerces mucho ya que podría molestarse si eres muy quisquilloso y eso arruinaría el humor de las fotos.

68. Reflejos en anteojos

Cuando fotografías sujetos que usan anteojos, existe la posibilidad de que aparezcan reflejos en sus anteojos. Esto NO es algo particularmente bonito. Para solucionarlo, todo lo que necesitas hacer es adquirir en un buen filtro polarizador. El filtro polarizador es un cristal que se adhiere al extremo de tu objetivo y elimina los reflejos otorgando fotografías mas nítidas y con mayor intensidad de colores.

69. Traiciona a tu cámara réflex

Es verdad que tener una DSLR te proporcionará una mejor calidad de imagen que cualquier cámara compacta. De todas formas, no es una buena razón para perderte un gran momento que merece ser capturado (solo porque no fuiste capaz de llevar tu DSLR contigo). Si sientes que un momento merece ser capturado, deberías hacer clic con cualquier cosa que tengas.

70. No olvides hacer una lista

Cuando estás por dejar tu casa para realizar una sesión de fotos, siempre es mejor tener una lista de lo que necesitas llevar. Aparte de las cosas que debes llevar, la lista también debería indicar ciertos procesos que necesitas completar antes de salir. Algunos de los que incluyen: cargar las baterías, probar tu cámara, transferir las imágenes a tu PC para vaciar tu tarjeta de memoria, escoger los objetivos y filtros, etc.

Compártelo en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Valore este curso

Comments are closed.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumimos que estás de acuerdo. VER