Tipos de Rostros y Sus Correcciones

Tipos de Rostros y Sus Correcciones

Master imagen y moda

TIPOS DE ROSTRO Y SUS CORRECCIONES

 

 

El proceso de corrección es una técnica más avanzada, una vez que aplicamos la base de maquillaje, procedemos a dar luz y sombra al rostro.

Los colores oscuros contribuyen a profundizar y achicar, mientras que los claros aportan volumen y espacio. En otras palabras, los oscuros hacen que las superficies retrocedan, mientras que los claros hacen que avancen. Para corregir ciertas imperfecciones del rostro se aplica esta misma lógica junto con el contorneo. Ya sea usando base, corrector o polvo, se puede lograr una serie de efectos tales como:

Eliminar papadas, afinar narices, achicar frentes anchas y disimular mentones pronunciados.

Las correcciones claras/oscuras para contornear el rostro tienen que hacerse con cuidado. Si se hacen en forma exagerada, pueden crear la apariencia de un maquillaje sucio y artificial. Para un maquillaje que va a ser utilizado a plena luz del día, conviene evitar las correcciones exageradas. Quedan mejor en maquillajes para fotografía y televisión.

Cada rostro tiene una forma y tamaño diferentes. Por lo tanto la luz y la sombra varían en cada individuo y con ello sus correcciones.

 Alargado:

Para acortar y ensanchar un rostro excesivamente alargado aplique una base oscura o polvo para contornear la parte superior de la frente (nacimiento del pelo) y luego la parte inferior del mentón. Luego aplique rubor en la parte alta de las mejillas y extienda el color hacia los oídos.

Triangular:

 Para equilibrar la forma de este tipo de rostros, lo que hacemos es oscurecer los costados del nacimiento del pelo y el mentón. Aclaramos la mandíbula y se debe aplicar el rubor sobre los

pómulos.

Redondo:

Para afinar un rostro redondo se debe aplicar base oscura o polvo en los contornos laterales de la cara. En la zona de las mejillas se debe marcar la profundidad del pómulo y difuminar el color hacia la línea de la mandíbula. El rubor debe mantenerse alejado de la nariz, es decir, desde el iris de los ojos hacia atrás.

Cuadrado:

Para darle a este tipo de rostro una forma ovalada hay que aplicar base oscura o polvo para contornear en los cuatro ángulos externos de la cara. Así se lograra redondear las

esquinas de la mandíbula. El rubor debe aplicarse desde el punto alto de las mejillas y extender el color hacia las sienes.

 

Ovalado:

Esta es la forma ideal. No hay necesidad de contornear el rostro. Un toque de rubor en las mejillas es más que suficiente para lograr ese deseado toque de salud.

 

 

NO OLVIDAR:

 Colores claros y brillantes crean zonas de luminosidad, aproximan, realzan. Colores oscuros y mates crean áreas de sombras, dan la sensación de profundidad, esconden.

 

 

Vea nuestro máster en Imagen y Moda.

Luis Bonilla

    Comentarios cerrados.
    Hola, en qué podemos ayudarte?
    Powered by