Métodos y técnicas de selección de personal

Métodos y técnicas de selección de personal

Realizar una buena selección de personal no es tarea fácil, históricamente se han buscado indicadores que permitiesen llevar a cabo una decisión correcta, criterios que hiciesen que no fuese una mera elección al azar.

Una mala selección de personal puede acarrear números costes, tanto cuantitativos como cualitativos, y uno de los mayores es la pérdida del tiempo invertido. Por todo ello, es conveniente realizar un buen proceso de selección y utilizar la metodología adecuada, las herramientas convenientes y sobre todo y de forma indispensable, una adecuada entrevista de selección.

Las entrevistas de trabajo cada vez se preparan más, ya que los entrevistadores deberán obtener la máxima y mejor información del candidato para su posterior análisis y toma de decisiones. Para ello, es aconsejable realizar un protocolo de entrevista de trabajo en la empresa, una guía donde estructurar los pasos a seguir para obtener información útil.

Protocolo de entrevista de trabajo.

a-Acogida del candidato

La idea de esta primera fase es conseguir que el candidato se sienta cómodo, crear un clima agradable e intentar evitar el nerviosismo del candidato. El entrevistador iniciará las presentaciones y tomará el mando de la conversación. Esta es una fase no demasiado extensa, pudiendo comenzar en un tema neutro y dirigirla el entrevistador hacia la conversación que le interese.

b-Aportar información

En esta fase, el entrevistador le proporcionará al candidato información de la organización, tal como cultura empresarial, sector, objetivos, etc. A su vez, el entrevistador podrá comentarle al candidato las características del puesto de trabajo, lo que se espera de él y las condiciones de trabajo. Este es un buen momento para comenzar a recibir información por parte del candidato con la realización de alguna pregunta referente la adecuación al puesto y a las condiciones de trabajo.

 

c-Recepción de información

El entrevistador va a poder recibir información variada, para ello deberá diferenciarla en 3 aspectos; información a nivel laboral (experiencia), información a nivel de estudios o de formación, e información a nivel de personalidad. Se obtendrá información de la experiencia del candidato comenzando desde su último empleo, pasando por todos los anteriores que el entrevistador considere oportunos.  Del mismo modo, el candidato deberá aportar información de sus puestos de trabajo, responsabilidades y motivos de cambios de trabajo, entre otros. El candidato también deberá comentar los estudios y la formación obtenida, así como la motivación por los mismos. Para determinados puestos de trabajo, la personalidad de los trabajadores son fundamentales, por ello, cada día se tienen más en cuenta estos factores, e incluso para algunas vacantes, por delante de la experiencia o de la formación de los candidatos.

d-Despedida

Es el momento de comunicarle al candidato que ha finalizado la entrevista de trabajo, pero sin comunicarle ninguna valoración o decisión tomada. Al candidato se le agradece su tiempo y colaboración y se le informa como se le comunicará la decisión.

 

Tipos de entrevistas de selección.

Al igual que existen diversos métodos de reclutamiento de candidatos, también nos encontramos con diferentes tipos de entrevistas de selección de personal según el objetivo del entrevistador.

 

Entrevista Estructurada:

El entrevistador  realizará preguntas y el entrevistado las contestará, en ocasiones el entrevistador utilizará un formulario o un guión. En este tipo de entrevistas el entrevistador espera conseguir respuestas concretas por parte del candidato, por lo que se evitará la espontaneidad y la improvisación. Las empresas utilizan normalmente esta clase de entrevistas en aquellos procesos de selección donde aparecen un gran número de candidatos y por lo tanto se lleva a cabo una mecanización del proceso en la entrevista.

Entrevista no estructurada

Al contrario que el método anterior, este tipo de entrevista permite al entrevistador tener una mayor libertad a la hora de realizar preguntas, normalmente realizando pocas preguntas y abiertas, ya que no se lleva a cabo mediante ningún guión y que por lo general sea el candidato el que pueda hablar y observar así como se desenvuelve. Este tipo de entrevistas suelen parecer conversaciones informales, que permiten relajarse al candidato y así poder extraer una mayor información por parte del entrevistador.

Entrevista mixta o semidirigida.

De todas es el tipo de entrevista más común, ya que es una mezcla de la entrevista estructurada y de la no estructurada. El entrevistador utilizará un guión de preguntas y a su vez también realizará preguntas abiertas para observar la capacidad de comunicación del candidato.

 

Entrevista de tensión

No suele ser esta un tipo de entrevista muy común, aunque algunas empresas las utilizan para puestos directivos o de responsabilidad, donde el candidato deberá demostrar que es capaz de aguantar o superar positivamente situaciones incomodas o de tensión que posteriormente podrían darse en su futuro puesto de trabajo. Una de las principales características que se buscan en este tipo de entrevistas, es que el candidato tenga una gran capacidad de resistencia al estrés. El entrevistador deberá preparar muy bien la entrevista, ya que debe “atacar” al candidato, tanto en temas profesionales como personales, para comprobar si el futuro trabajador es capaz de mantener la calma y resolver la situación de una forma positiva.

Entrevistas por competencias

La entrevista por competencias es la entrevista más utilizada en el momento actual, aunque no siempre se realiza de la forma correcta. Lo primero para realizar entrevistas por competencias es evaluar si la cultura de la empresa u organización está orientada a las competencias que vamos a valorar en las entrevistas. Las entrevistas por competencias lo que pretenden es hacer pensar al candidato no haciendo las típicas preguntas que ya puedan tener preparadas los aspirantes al puesto. Actualmente las empresas valoran sobre todo competencias como; visión personal (aspiraciones de cada individuo), fortaleza emocional, capacidad de aprendizaje  y cambio, competencias conversacionales y trabajo en equipo.

Entrevistas Millennials

Los Millennials, término acuñado por  Neil Howe y William Satrauss en el año 2000, son jóvenes nacidos entre 1980 y 1995. Esta es la nueva generación que quieren conquistar las grandes empresas para que ocupen sus puestos de trabajo. Futuros trabajadores a los que les gustan los retos, las nuevas oportunidades y los cambios. Por todo ello, el tipo de entrevista a realizarles no puede ser el convencional. De ahí, que en las entrevistas millennials se valoren características como la imaginación, la creatividad o la improvisación. Para ello, los entrevistadores realizarán preguntas para sacar a los candidatos de su zona de confort y poder valorar esas competencias.

Vea nuestro curso de Reclutamiento

Marianna

    Deja un comentario

    Hola, en qué podemos ayudarte?
    Powered by