Peinados y recogidos para novias

PEINADO Y RECOGIDOS PARA NOVIAS

RECOGIDO ROMANTICO

Para empezar con el recogido romántico, hacemos la raya en medio como ves en la foto. Previamente, debemos haber lavado el pelo y preparado el cabello para realizar el peinado. Cardamos la coronilla del cabello, mechón a mechón, dejando intacta la parte delantera.

Este será el aspecto de tu melena cuando hayas cardado. Recogemos en forma de coleta todo el cabello cardado y pulimos la parte de arriba para que quede suave y liso.
Una vez que hayamos pulido el cabello, recogemos ese gran mechón con una goma. Si tienes poco pelo, es probable que baste con una horquilla. Este mechón lo reservaremos para luego.

Ahora trabajaremos con los mechones delanteros. Cogemos dos mechones desde la raíz y comenzamos a trenzar y vamos, poco a poco, añadiendo más mechones del resto del pelo a la trenza.
Repite este mismo paso (añadiendo mechones) hasta que llegues abajo del todo, donde hemos colocado la goma.
Hasta aquí debes llevar estar trenza de dos mechones. Sujetamos con horquillas y hacemos lo mismo con el otro lad.

Una vez hemos acabado el otro lado, cogemos lo que sobre de ambas trenzas y tapamos la goma que sujeta el resto del cabello (la parte de la melena que habíamos dejado reservada). Aplicamos laca y ponemos horquillas. Ten cuidado de que no se deshagan.

La coleta resultante, la dividimos en tres mechones como ves en la foto.
Y trenzamos la coleta. Tú eliges si la quieres más o menos apretada.
Con la trenza poco prieta, hacemos un moñete en la parte de abajo, donde se juntan los mechones y la goma.

Con horquillas sujetamos el moño y pulimos los pelitos que se hayan podido salir de la parte delantera.
Utilizamos laca para fijar el peinado para bodas ¡y listo!

Manual PDF de Peinados y Recogidos

RECOGIDO CON TOCADO

Para comenzar, hacemos la raya al lado y llevamos todo el cabello hacia un lado, sobre un hombro.

Recogemos el cabello en una coleta sencilla, baja, a la altura de la nuca en un lado. Para darle mayor volumen a este recogido, cardamos toda la coleta.

Recogemos la coleta cardada y la pulimos. Toda la parte exterior debe quedar lisa y el cabello cardado
recogido en su interior.
Recogemos con una goma la parte de abajo de la coleta, sólo las puntas.
Ahora, doblamos hacia arriba la coleta y creamos una rosca.

Este es el efecto, así deberá quedar el rulo que hagas con el cabello. Usa horquillas de moño para sujetar el cabello a un lado de la cabeza y que se mantenga el rulo. Mantén la forma del rulo en todo el cabello y con horquillas haz que quede bien pegado a la cabeza.

Ya tenemos casi el recogido final. Si tienes flequillo, colócalo como más te guste, te recomendamos que caiga hacia un lado ligeramente.
Ahora colocamos el tocado. Si eliges uno de este estilo en forma de diadema será muy sencillo. Es fácil de colocar, se ajusta a casi todos los peinados y es muy favorecedor.

El look completo, con tocado y moñete, quedará así. Elegante y sofisticado, el aire más juvenil lo aportas con el tocado.

PEINADOS DE FIESTA

Melena lateral

Este peinado de fiesta de Paz Vega te puede servir de inspiración. La clave está en marcar la melena con
planchas haciéndole unas ligeras ondas, peinar con raya al lado y colocar todo el cabello sobre un hombro. Pon unas horquillas en el lado contrario y fijar con un poco de laca suave que de movimiento y
no acartone. Perfecto para vestidos palabra de honor o de escote asimétrico.

Sólo tienes que marcar la melena con las planchas haciendo unas ondas gruesas y duraderas. Previamente habrás realizado los mechones de colores con decolorante y tinte, o los habrás colocado con extensiones.
Aquellas clientas que tengan el pelo liso y fino se quejarán siempre de que, al recogerlo, se escapan pelitos por todas partes. Aprovéchate de ello como Jessica Alba y haz este estilo de peinado de fiesta:
un sencillo moño alto con mechones sueltos por doquier.

Un tipo de peinados de fiesta muy recurrente para aquellas chicas con la frente amplia y con poca cantidad de pelo.!
Basta con utilizar un poco de fijador y dejar la parte frontal supertirante. Con el pelo largo lo puedes recoger en una sencilla coleta o trenza; si la melena es corta, extiende el fijador hacia las puntas y dejar
todo el cabello con efecto mojado. En el reciente desfile de la lujosa firma Marchesa nos sorprendimos por lo favorecedor de sus peinados de fiesta. Y es que optaron por peinar a las modelos con un moño altísimo y casi pegado al nacimiento del pelo. Es casi un tocado en sí mismo por su colocación.

 

Vea nuestro Máster de Imagen y Moda

Peinados y recogidos I

PEINADOS Y RECOGIDOS I

Coletas con volumen

Opción 1:
1. Recogemos todo el cabello con la cabeza hacia atrás para que la parte de abajo no quede suelta y hacemos una coleta.
2. Lo peinamos, le damos el volumen que queremos, la subimos y la amarramos con otra goma.
3. La apretamos por abajo bien, tapamos la goma con un mechón ¡y listo!

Opción 2
1. Cogemos la parte de arriba, la peinamos con las manos y la sujetamos con una goma pequeña.
2. Cogemos todo el cabello con la cabeza hacia atrás y hacemos una coleta.
3. Tapamos la goma, ¡y listo!

Opción 3
1. Cardamos toda la parte de arriba para dar más volumen al cabello.
2. Lo colocamos hacia atrás con las manos y los sujetamos con unas horquillas.
3. Recogemos todo el resto del cabello, lo amarramos, tapamos la goma, ¡y listo!

Opción 4
1. Separamos toda la parte de delante con una pinza para que no nos moleste.
2. Recogemos todo el cabello con una coleta.
3. Cardamos la parte de delante para conseguir más volumen y la enrollamos rodeando la coleta y tapando la goma.

Opción 5. Hacemos el paso 1 y 2 de la opción 4 y, en lugar de enrollar todo el mechón rodeando la coleta, dejamos caer el cabello por encima y colocar las horquillas en plano.

Recogido para fiesta

Opción 1
1. Recogemos el cabello con una coleta alta.
2. Abrimos el cabello y pasamos toda la coleta por dentro.
3. La apretamos bien y la crespamos un poco.
4. Con una goma pequeña cogemos el cabello por la mitad y entramos las puntas.
5. Lo colocamos bien y con horquillas de moño lo sujetamos.

Opción 2
1. Hacemos una coleta y la pasamos por dentro.
2. Cogemos el mechón más largo y hacemos una trenza.
3. Amarramos la trenza, cogemos una coleta en la mitad con todo el cabello que nos queda y entramos las puntas.
4. Lo sujetamos con horquillas de moño.

Manual PDF de Peinados y Recogidos

PEINADO Y RECOGIDOS PARA NOVIAS

Los peinados recogidos son un estilo perenne para las novias de todas las edades y estilos: dan un aire
fresco, ordenado y muy elegante, son fáciles de mantener y se pueden adaptar a casi cualquier tipo de
vestido, resaltando además la línea del cuello.

Un romántico moño alto con diadema para cualquier novia.

¿Alto, bajo, natural, estirada, asimétrica, con o sin accesorios? Elegiremos una de las variaciones según
características y deseos de la clienta.

Rostro ovalado: mejor centrarse en un moño alto, sin mechas sueltas, para aprovechar las características que le dan un aire de sofisticación.

Cara redonda: en este caso se puede elegir un moño alto o bajo, pero suave: los mechones alrededor de la cara sirven para matizar la excesiva suavidad de la fisonomía y dan un aspecto más natural.

Rostro alargado: no se recomienda el moño clásico, mejor un recogido suave y asimétrico, incluso mejor si adornas el pelo con algunos accesorios.

Rostro normal con algunos detalles para minimizar: Si la clienta tiene facciones normales, pero una
nariz o una boca grandes, se recomienda un moño bajo. Mejor evitar las diademas y las coronas.

Un look de sabor muy español fue el que presentó David Delfín en la última edición de pasarela Cibeles.
Perfecto para mujeres morenas, el diseñador propone un compacto moño a la altura de la nuca, con raya en medio y claveles blancos.

Semirrecogido trenzado a modo de corona invertida. Moño enroscado.

De izquierda a derecha: Recogido con tocado-joya en forma de hojitas y velo. El recogido con tirabuzones enroscados.

De izquierda a derecha: El sencillo recogido pulido colocado sobre la nuca, de Rosa Clará. Recogido en
ondas con nuca despejada, de Maggie Sottero. Con tocado de redecilla y hombros al descubierto, visto
en el desfile de Anne Barge.

Recogido trenzado colocado sobre la nuca, con el cabello partido en dos mitades.

PEINADO DE NOVIA CON PELO CORTO

Rocía EL cabello con un buen spray protector y con tu rizador de cabello riza toda la cabeza.
Extiende y separa los rizos y esparce un poco de spray fijador.

Comienza en la frente y gira hacia abajo hasta el cuello.

Trenza las dos hebras y asegurarlo con una banda elástica.

Gira para hacer un bultito y gíralo con unos pasadores.
Usa tantos pasadores como necesites para alejar capas que no vayan con el look.

Usa los pasadores, arriba y abajo del giro, para que no se puedan ver.

Vea nuestro Máster de Imagen y Moda

Peinados y recogidos

PEINADOS Y RECOGIDOS

Coletas Boho

Paso 1
Separa la melena en dos partes iguales. Puedes optar por una raya tradicional o en zig-zag (traza un zig-zag con el peine)

Paso 2
Carda las dos coletas desde las puntas hacia las raíces. Puedes fijar el peinado con un poco de gel o laca.

Paso 3
Haz varios nudos a lo largo de las coletas con lazos, lana o rafia para darles un estilo muy bohemio.

Recogido Francés

1.Separa un pequeño mechón de la parte delantera.
2.Peina todo el pelo hacia un lado, asegurándote que no queda ningún mechón suelto por detrás.
3.Sujeta el pelo en el centro con horquillas.
4.Con el resto del pelo haz una coleta y enróllala sobre sí misma.
5.Sujeta con horquillas y fija con laca.

Trenza de Espiga

1. Coloca todo el pelo hacia un lateral (en el lado que quieras poner la trenza).
2. Divide el pelo en dos mitades.
3. Coge un pequeño mechón de la parte exterior de una de las dos secciones y llévalo a la parte interior de la otra sección.
4. A continuación, coge un mechón de la parte exterior de la otra sección y colócalo en la parte interna de la sección contraria.
5. Continúa con este movimiento hasta que la forma de espiga se vaya creando en el pelo.
6. Cuando llegues al final del pelo, sujétalo con una goma. Puede ser del color que tu prefieras o transparente.
7. Las trenzas de espiga quedan mejor cuando están algo despeinadas, así que suelta un poco los mechones para darle un toque más desenfadado.

Pelo rizado con plancha

1. Peina bien todo el cabello y divídelo en secciones. Si el pelo es grueso deberás hacer secciones más pequeñas.
2. Coge el primer mechón con la plancha. Haz con ella un giro de 360 grados hacia atrás.
3. Desliza la plancha por toda la longitud del pelo sin mover el ángulo de la misma, para conseguir la forma del rizo.
4. Continúa haciendo el mismo proceso con el resto de los mechones. Desliza la plancha con suavidad, para que el pelo coja la forma deseada. Cuanto más despacio vayas, más marcado será el rizo.
Si la plancha se desliza peor en las puntas, por estar más secas que el resto del pelo, suelta un poco la pinza y deslízalas más despacio. Así evitarás dañar el pelo

Rulos Victorianos

1. Haz la raya en medio y secciona la parte frontal del pelo.
2. Carda esos mechones frontales ligeramente para darles más volumen.
3. Peina hacia el lado contrario los mechones que ya has cardado y separa otro mechón inferior.
4. Comienza a enrollar el pelo hacia atrás sobre sí mismo. Con los dedos vete dándole forma de rulo.
5. Asegúralos con horquillas y fíjalos con laca.

Rizos sueltos

1. Divide el pelo en dos secciones en la parte trasera.
2. Coge un mechón de pelo y enróllalo alrededor de las planchas para darle la forma.
3. Gira las planchas hacia atrás para conseguir un rizo más suelto.
Para un acabado perfecto, peina los rizos con los dedos para darle un acabado más suave.

Manual PDF de Peinados y Recogidos

Moño alto

1. Peina todo el cabello para atrás y recógelo en una coleta alta.
2. Fija con laca los pelillos sueltos que se hayan podido quedar y aplícala también a lo largo de toda la coleta.
3. Crea una vuelta con la coleta y pasa la punta por el hueco.
4.Aprieta fuerte y enrolla el pelo sobrante alrededor de la base.
5. Asegúralo con horquillas.
Este moño queda mucho mejor con el pelo liso.

Recogido colmena

1. Para conseguir un resultado mejor, lo recomendable es empezar con el pelo ya ondulado y cardado. Haz la raya a un lado y separa dos mechones en la parte delantera.
2. Peina todo el pelo hacia un lado, a excepción de los dos mechones delanteros que has separado previamente.
3 Sujétalo para que no se mueva con horquillas de moño.
4. Peina todo el cabello en una coleta alta.
5. Utilizando tu otra mano, gira la coleta sobre sí misma, enróllala con los dedos para darle más volumen y comienza a colocarla y asegurarla con horquillas.
6. Coge los dos mechones frontales y llévalos hacia atrás, colocándolas a la altura que más te guste.

Trenza corona

Separa todo el pelo en dos partes.
Ata la parte superior del pelo (justo arriba de la cabeza) en un moño para que no te estorbe y suelta el resto del pelo.
Separa el pelo suelto en la zona de la oreja.
Tienes que empezar a hacer una trenza que salga del lóbulo de la oreja y vaya por encima de la cabeza.
Para poder hacer la trenza, coge un mechón de pelo que empiece lo más cerca de la oreja posible y divídelo en tres partes. Cada vez que pases uno de los tres mechones por la trenza, tienes que añadir otra mecha nueva, para ir formando una trenza africana y que se sostenga.
Continúa el sistema de la «trenza africana» alrededor de la cara. Cuanto más avance la trenza, más mechas debes añadir para que la trenza sea cada vez más gruesa.
Después sigue trenzando de la misma forma en la zona de la nuca.
La trenza se tiene que hacer un poco por encima de la oreja, para ir haciendo una corona.
La trenza se mantiene gracias a las mechas que se van añadiendo.

Sigue trenzando hasta que vuelvas al punto de partida, encima de la oreja.
Cuando ya no tengas más mechones para añadir a la trenza, termínala con el pelo que tienes.
Coloca el final de la trenza siguiendo la corona.
Sujeta la trenza con la ayuda de horquillas de moño por debajo de la corona, para que se confundan con el peinado.
Suelta la parte del pelo que te habías recogido y haz una trenza.
Coge la trenza que te acabas de hacer y añádela a la corona, sujetándola con más horquillas.

 

Vea nuestro Máster de Imagen y Moda

Colocacion de extensiones trenzadas

COLOCACIÓN DE EXTENSIONES TRENZADAS

La colocación se comienza por la zona posterior (nuca) separando una mecha en sentido horizontal que
recorra la nuca de un lado a otro. Posteriormente esta mecha se dividirá en pequeñas secciones verticales que formarán, cada una, un punto de anclaje. Una vez separado el cabello se procede a sujetar la extensión al cabello de la clienta. El procedimiento consiste en rodear el inicio de la mecha separada con el comienzo de la extensión. La extensión se ajustará al cabello como un lazo. Una vez ajustada se divide el conjunto del cabello en tres mechones y se trenzan éstos de manera que el cabello de la extensión se mezcle con el de la clienta.
A partir de aquí existen dos posibilidades: dejar el cabello suelto o trenzarlo hasta llegar a la punta. En el primer caso, cuando ya se han trenzado unos dos centímetros se procede a rescatar una mecha de la extensión que se anuda sobre el cuerpo de la trenza. El aspecto final del proceso muestra el cabello de la extensión suspendido a partir del cabello original de la clienta.
En el segundo caso no se deja de trenzar hasta que se llegue a la punta. Entonces, si el cabello es sintético, se finaliza fijando la trenza con calor. Si el cabello adaptado es natural se puede fijar con pequeñas gomas que se cubren con accesorios en forma de bola.

Extensiones cosidas
En este tipo de extensiones el cabello se presenta tejido en hilos formando una estructura de banda que
posteriormente se unirá al cabello original de la clienta.

Colocación de extensiones cosidas
Para la fijación de este tipo de extensiones se comienza realizando, con el cabello original, una pequeña
trenza de raíz que se adapte a la cabeza en sentido horizontal. Esta trenza debe poseer una anchura menor de un centímetro. A continuación se superpone la banda de pelo tejido sobre la trenza original y se procede a coserla a ésta.

Se realizarán tantas trenzas de raíz como bandas de cabello se quieran colocar, pero lo más efectivo es
realizar una trenza que, en forma de “S”, vaya recorriendo de un lado a otro de la cabeza tantas veces
como bandas se quieran coser. El final de la trenza se sujetará consistentemente con horquillas.

Extensiones soldadas
Este último tipo de extensiones consisten en adherir al cabello original de la clienta la mecha de cabellos utilizando para ello productos siliconados. Esta unión se realiza aplicando sobre el cabello calor con un pequeño aparato, comercializado especialmente para realizar este trabajo.
El cabello que sirve de extensión puede presentarse de dos formas: una de ellas consiste en incorporar
el producto de soldado en uno de sus extremos; el otro sistema estriba en aplicar el producto antes de
realizar el soldado de la mecha. Lógicamente, el sistema más cómodo es el primero. Este sistema de
extensión es uno de los más resistentes que existen, ya que debido a la fuerte unión con el cabello natural permite al cliente una gran libertad de movimientos.

Manual PDF de Peinados y Recogidos

Colocación de extensiones soldadas
La colocación se empieza siempre por la zona de la nuca. El procedimiento consiste en separar una mecha de cabellos de la clienta. Rodeando ésta se coloca un disco protector que se pone en contacto con el cuero cabelludo y se sujeta con una pinza. Este disco protegerá el cuero cabelludo del cliente de
posibles quemaduras, además, en su parte central, posee un orificio por el que sale la mecha natural del
cliente a la que se va a adherir la extensión. A continuación se coloca la mecha a extender sobre el cabello original del cliente. Si la extensión no contiene el producto siliconado se aplica este sobre ella. En el caso de que sí lo incorpore, se procede a aplicar sobre ella el calor necesario para que el producto siliconado se disuelva sobre el cabello original. Una vez terminado este procedimiento se continúa el
proceso sobre la siguiente mecha. Estas extensiones se retiran utilizando un disolvente de la sustancia que ha soldado el cabello.

PEINADOS Y RECOGIDOS

Moño Glamour

Paso 1
Haz una cola de caballo baja hacia un lado o al medio.

Paso 2
Retuerce la cola de caballo con la mano.

Paso 3
Enróllalo todo en forma de moño alrededor de la goma y después fíjalo con horquillas.
Para un look más rock’roll puedes dejar escapar algunas mechas del moño.

Cola de Caballo

Paso 1
Separa la melena en dos partes: la primera bastante gruesa para poder hacer una cola de caballo y la
segunda, más fina, que servirá para esconder la goma del pelo.

Paso 2
Con la parte más gruesa, haz una cola de caballo clásica, pero baja y hacia un lado. Deja libre la mecha
más fina.

Paso 3
Recoge el pelo con ayuda de una goma y enrolla la mecha restante alrededor de la goma para que ésta
quede oculta.

Paso 4
Para terminar, bloquea la punta de la mecha bajo la goma del pelo.

Vea nuestro Máster de Imagen y Moda

Postizos de crepé

POSTIZOS DE CREPÉ

El crepé puede adquirirse ya preparado o elaborarse.
En ambos casos la presentación final del producto consiste en un cordón sobre el que está trenzado el cabello. Al sacarlo del cordón el cabello presenta un aspecto enmarañado, que es lo que aporta la consistencia. Para que el cabello crespado tome la forma deseada se le envuelve en una red invisible.

Adaptación de postizos de crepé
Los postizos de crepé pueden cumplir dos funciones: servir de relleno para aportar volumen a peinados
o servir como base para configurar formas. En el primer caso se adaptan a una superficie y luego se cubren con los cabellos, y en el segundo se utilizan como molde sobre el cual se enrolla el cabello.
El postizo de crepé puede tomar como base de sujeción una coleta o cualquier otro soporte que forme
parte de la estructura del recogido. En los casos en los que no exista ninguna base previa, ésta se realizará de la siguiente forma:

1. Se carda la sección en donde irá colocado el postizo. Este cardado se debe realizar solamente en las
raíces de manera consistente.
2. En la superficie de la base cardada se colocan horquillas de clip de forma escalonada para conseguir
que esta base quede delimitada y proporcione un punto de anclaje para que el postizo quede fijado.
3. Finalmente se coloca el postizo de crepé sobre esta base y se procede a fijarlo mediante horquillas de
moño que penetren en la base cardada.
4. Una vez anclado el postizo se procede a cubrirlo con el cabello para configurar la forma deseada.

Postizos de cabello tejido
Los postizos tejidos son el resultado de la adaptación de cabellos sobre una base de tul o malla que incorpora presillas o peinetas para facilitar su fijación. Las presillas son estructuras semicirculares huecas en las que se introducen las horquillas.
La base del postizo puede tener diferentes tamaños y formas que variarán según la zona en la que se quieran adaptar, pero en general las formas de base más comunes son las redondas, ovaladas, cuadradas y rectangulares.

Manual PDF de Peinados y Recogidos

Estas bases pueden ser planas o cóncavas. Las planas pueden adaptarse a todas las superficies y las
cóncavas se adaptan perfectamente a la zona de la coronilla.
El aspecto final del postizo ofrece el cabello suelto, aunque también existen otros que pueden adquirirse con formas ya elaboradas (moños, ondulaciones, trenzados, bucles, etc.). Es importante saber que el postizo que ofrece más posibilidades en cuanto a su utilización es el que presenta el cabello suelto, porque podrá marcarse de variadas formas. La única condición que debe cumplir es que el cabello sea natural, puesto que, de no ser así, será imposible utilizar técnicas de marcado con calor o humedad y manipulaciones de cardado y fijación de formas.

Adaptación de postizos de cabello tejido
Estos postizos se adaptan de la misma manera que los postizos de crepé, cuidando sobre todo que la
dimensión de la base cardada tenga la misma forma que la superficie del postizo.

Trenzas postizas
Las trenzas postizas tienen el cabello cosido sobre cordones resistentes más o menos gruesos.
Carecen de base y poseen tantos ramales como cabos tiene la trenza. En su comienzo tienen una presilla, que es el elemento que facilita la fijación.

Adaptación de trenzas postizas
Las trenzas pueden adaptarse para alargar el cabello o simplemente como elemento decorativo.
En el primer caso, un primer paso consiste en realizar una trenza con el cabello de la clienta. A la altura de la nuca y por la parte inferior de la trenza se coloca el postizo, que se sujeta introduciendo una horquilla de clip en su presilla. Una vez fijada la trenza se une el cabello natural con el del postizo y se
continúa trenzando. Si el trenzado se realiza hacia dentro en vez de hacia fuera, la fijación del postizo es
mayor.

En el segundo caso, se pueden adaptar directamente a la superficie de la cabeza mediante horquillas.
Tipos de extensiones y técnicas de colocación
Las extensiones pueden ser mechas individuales de cabellos o mechas en forma de banda. En ellas el
cabello puede aparecer trenzado o suelto. Estas mechas, al contrario que los postizos, carecen de
soporte o base. Debido a esto su fijación se realiza partiendo de la unión a mechas de cabello natural.
Las mechas aparecen con variadas longitudes, colores y texturas.
Las extensiones se clasifican según el sistema de fijación del que se sirvan. Así, se tendrán extensiones
trenzadas, soldadas o cosidas. Todos estos sistemas se explican a continuación.

Extensiones trenzadas
Su punto principal de anclaje consiste en una trenza a la que se unen las mechas del cabello que se
pretende colocar.

Vea nuestro Máster de Imagen y Moda

Tecnica general de realización de un peinado recogido

TÉCNICA GENERAL DE REALIZACIÓN DE UN

PEINADO RECOGIDO

Estas pautas van desde la preparación del cabello hasta la elección y colocación de adornos.

Preparación del cabello
Para realizar un recogido siempre habrá que partir de un cabello completamente limpio, sin restos de
ningún cosmético. Otra condición necesaria es que esté marcado, para conseguir que el peinado posterior tenga un soporte. La manera de marcar viene definida fundamentalmente por el tipo de
peinado a realizar.
Se puede requerir así un movimiento abultado que se logrará adaptando rulos y aportando volumen a
las mechas mediante el cardado, o un movimiento plano que se coloca directamente.
En general, el marcado previo del cabello define la forma. Si la colocación de rulos se hace cuando el
cabello está mojado hará que el movimiento obtenido sea más marcado desde la raíz a las puntas.
En cabello seco se pueden adaptar rulos calientes para aportar mayor forma en las puntas. En cabello
seco humedecido se pueden colocar rulos de velcro para lograr volúmenes más suaves.

Realización de divisiones y comienzo del trabajo
Es importante realizar separaciones en el cabello para dividir la realización del recogido en partes. Éste
es un trabajo que requiere la descomposición del recogido en pequeñas partes. Todo recogido se comienza a realizar, generalmente, por la parte frontal de la cabeza, aunque algunos profesionales
empiezan primero a trabajar por la zona de la coronilla, pero siempre de arriba a abajo.
En todo el proceso de realización del trabajo se procederá primero a preparar las mechas, aportándoles
el volumen o consistencia deseados. Para ello se realiza el cardado.
Hay dos maneras de cardar. La primera aporta volumen y consiste en sujetar la mecha formando un
ángulo de 60° con respecto al cuero cabelludo y realizar, con un peine de púas finas y juntas, el
desplazamiento del cabello en sentido a la raíz. Las mechas se irán apilando unas sobre otras.
Una segunda manera consiste en sujetar la mecha en un ángulo de 45° con respecto al cuero cabelludo
para lograr que zonas cardadas y lisas se conecten de forma natural.

Posteriormente, después de cardar, se cepillará y se plasmará la forma. Su fijación se realiza con horquillas de clip o de moño y se potencia con la aplicación de spray fijador. Esta aplicación debe realizarse antes de colocar las horquillas. Una vez colocadas las horquillas puede ser necesario fijar otra
vez las formas.
Elección y colocación de adornos
Una norma básica en la ornamentación de los recogidos es que el adorno no cubra una gran extensión
del peinado. Su colocación se debe realizar en un lugar donde destaque pero no elimine o cubra una
forma por completo.
El tipo de adorno que se coloque puede variar en tamaño, pero en general debe estar adaptado a las
formas plasmadas, de manera que nunca sea más grande que ellas.

Manual PDF de Peinados y Recogidos

ACCESORIOS

Existe la posibilidad de realizar incorporaciones de cabello natural o artificial al conjunto de la cabellera.
Los elementos accesorios más comunes que se aplican al cabello son los postizos y las extensiones, de
los que existen varios tipos. Todas estas incorporaciones consiguen fundamentalmente aumentar la
longitud y volumen del cabello y crear efectos diferentes para potenciar el aspecto final de los peinados.

Postizos
Los postizos son superficies de tamaño variable recubiertas de cabellos que se utilizan cuando el cabello
es escaso por alguna causa (las más comunes son las alopecias) o porque la longitud y la textura del
cabello no permiten realizar un peinado concreto. En el primer caso se dice que la función del postizo es
utilitaria y en el segundo estética.

Extensiones
Esta mecha puede estar formada por cabellos sueltos o trenzados. La unión al cabello natural se puede
efectuar de diferentes formas. Todas ellas serán explicadas más adelante. En general la calidad de los apliques viene definida por la naturaleza del cabello con el que estén fabricados.
De esta manera, se pueden obtener apliques confeccionados con cabellos naturales o artificiales.
Los cabellos naturales provienen de personas que han cortado su cabello y los cabellos sintéticos son
fibras elásticas de una calidad similar al nylon.
En cuanto al peinado y al cuidado los apliques formados por cabellos naturales, son los que ofrecen más
posibilidades, debido a que en ellos se pueden efectuar todo tipo de operaciones técnicas.
Al contrario, los apliques que incorporan cabellos sintéticos son más delicados en su cuidado, ya que no
se les puede someter a manipulaciones y a la acción de productos químicos.

Tipos de postizos y técnica de colocación
Existen dos formas diferentes de postizos que se definen por su utilidad. El primer tipo de postizo es la
mata de crepé y el segundo son los postizos tejidos que poseen una base generalmente redondeada.
Las matas de crepé son cabellos que hacen de relleno para la confección de formas con volumen.
Los postizos incorporan cabellos tejidos que pueden estar trabajados en forma de moño, de trenza o
simplemente aparecer sueltos.

Vea nuestro Máster de Imagen y Moda

Diferentes estilos de recogidos

DIFERENTES ESTILOS DE RECOGIDOS

Para realizar recogidos un profesional debe tener una visión general de conjunto que le permita imaginarse cuáles van a ser las técnicas a utilizar y qué resultados van a aportar al efecto final del peinado. Esto sin duda es uno de los aspectos más difíciles, ya que es necesario conocer muy bien al
cliente y saber también la ocasión o el fin al que va destinado el peinado.
Otra característica deseable en un profesional que se dedique a la realización de recogidos es la paciencia, ya que a veces los cabellos pueden presentar algunas dificultades para plasmar el estilo
seleccionado.

Técnicas de fijación y sujeción de formas
Un aspecto muy importante en la configuración de un recogido es su fijación. Todas las formas creadas
deben ser fijadas o inmovilizadas para que el resultado sea duradero. Para sujetar las formas se utilizan diferentes accesorios, a continuación se describirá cuál es la técnica de colocación.

Colocación de horquillas de clip

A menudo la colocación de horquillas es una operación a la que no se le da la importancia que tiene.
Este tipo de horquillas se colocan de una forma u otra dependiendo de la superficie sobre la que tengan
que actuar. Esto contribuirá a que el cabello permanezca en su sitio cuando se manipule

Colocación de horquillas de moño e invisibles

Dadas sus semejanzas la fijación suele ser la misma. Lo que varía es que las de moño son algo más grandes que las invisibles. Para su colocación se deben introducir en el sentido contrario al de sujeción
de la forma, de manera que, cuando se haya introducido aproximadamente la mitad de la horquilla, se dé un giro para hacer que quede puesta en la dirección de la forma. El giro dado sirve para contribuir más a la fijación de la forma. Es fácil observar que la horquilla invisible, aparte de ser más fina, posee
unas ondulaciones hacia la mitad de sus ramas. Estas ondulaciones facilitan aún más su fijación, ya que
contribuyen a entremezclarse con la mecha.

Recogidos según la técnica utilizada
La técnica está definida por el modo en que se tratan y colocan las mechas. Así, éstas se pueden tratar
individual o conjuntamente hasta originar una variedad de formas. Los recogidos de mechas, globales y
trenzados son los más comunes.

Manual PDF de Peinados y Recogidos

Recogidos de mechas
Estos recogidos tienen como base la superposición de mechas que pueden estar trabajadas con diferentes técnicas. Fundamentalmente las más utilizadas son las mechas en forma de bucle, anilla o
retorcido.

• Mechas en forma de bucle. Las mechas en forma de bucle se suelen marcar con tenacilla para que adquieran la forma. El diámetro de ésta puede variar según la envergadura que se quiera obtener.
• Mechas en forma de retorcido. Las mechas en forma de retorcido se realizan con las manos.
Una vez realizado el retorcido se le puede dejar que se enrolle sobre sí mismo formando un moño o se le puede forzar para que permanezca en posición lisa o extendida sobre la superficie de la cabeza.

• Mechas en forma de anilla. Las mechas en forma de anilla se trabajan con las manos de la misma manera que se hacen las sortijillas en el marcado.

• Mechas en forma de nudo. Se trata de realizar nudos sucesivos con diferentes mechas de cabello.
Dada la facilidad con la que pueden deshacerse, se deberá colocar una pinza en el punto de intersección
de las mechas y a fijar éstas con laca.

Recogidos globales
Toman como base la realización de formas con grandes superficies de cabellos. A estos cabellos se les
pueden dar diferentes formas. En su realización hay que tener en cuenta algo muy importante, que es el
cardado. Éste conseguirá que el resultado se mantenga. Siempre se debe cardar la base de la mecha
para lograr una superficie homogénea. Esta técnica será explicada más adelante.

Recogidos trenzados
El trenzado se puede realizar con dos tipos fundamentales de mechas: planas y retorcidas.

A) Trenzados de mechas planas
Hay dos tipos fundamentales de trenzas que se forman con mechas planas: las de raíz y las llamadas
normales.

• Trenzados normales. En general estos peinados se realizan a partir de una coleta, la cual se divide en varias mechas que se entrecruzan unas con otras.

• Trenzados de raíz. Parten de la zona alta de la cabeza y consisten en realizar una trenza a la que se le van añadiendo diferentes mechas según se van cruzando y formando ésta. Para ello se toman mechones de los laterales, que se incorporan a la mecha situada en posición central. El resultado es el recogido de todo el cabello, quedando éste adaptado a la estructura de la cabeza.

• Se pueden realizar bastantes variantes de trenzados de raíz teniendo en cuenta el número de mechas que las formen, pero en general el trenzado más realizado es el de tres cabos, a los que se le han unido ligeras variantes que incluyen cuatro o cinco cabos.
• El resultado es el mismo, pero hay una ligera diferencia, y es que el resultado del trenzado de tres cabos aporta más relieve que el de cuatro o cinco cabos. Estos últimos quedan más planos.

B) Trenzados de retorcidos
Se realizan partiendo de diferentes mechas que se retuercen en un mismo sentido. Posteriormente se cruzan entre sí en dirección contraria a la que han sido enrolladas. Es decir, si se retuercen hacia la derecha se cruzan hacia la izquierda. La forma obtenida se parece a un cordón. Los trenzados de retorcidos también se pueden realizar de raíz, de manera que se vayan incorporando mechas de cabello a los cabos ya existentes.

Recogidos según la situación de las formas
Fundamentalmente existen dos posiciones donde se sitúan las formas realizadas: en la zona alta de la
cabeza (justo en la coronilla) y en la zona posterior (en la nuca). Así se los llamará recogidos altos o bajos. Un punto en común entre ellos es que a menudo se suelen confeccionar las formas a partir de una coleta. Posteriormente ésta se puede dividir en varios mechones que se pueden trenzar, retorcer o
enrollar de forma plana alrededor de la base de la coleta creando diferentes formas.

Vea nuestro Máster de Imagen y Moda

Acabados en textura ondulada

ACABADOS EN TEXTURA ONDULADA

Estos acabados se basan en ahuecar las raíces con distintos útiles, como cepillos esqueletos, y aplicar
sprays sobre éstas para fijar los movimientos.
También se pueden crear contrastes ondulando ligeramente las capas superiores y manteniendo las
inferiores lisas.
Cuando el cabello corto tiene capas largas, se puede conseguir volumen en las raíces enrollando rulos u
otros moldes. Después hay que cepillarlo ligeramente y fijar los mechones con un spray fijador.

Otra posibilidad consiste en aplicar espuma en las raíces y moldear luego el cabello con cepillo redondo. Un acabado diferente consiste en realizar ondulaciones, sirviéndose para ello de tenacillas de distinto grosor y procediendo después al cepillado del cabello.

Acabados en textura rizada
Este efecto se puede conseguir tomando como base un moldeador o un rizo natural. Ésta es la técnica más sencilla cuando se pretende conservar la textura del cabello. Se debe retirar el exceso de humedad del cabello aplicando posteriormente espuma y secando el cabello efectuando manipulaciones y giros con los dedos. En las texturas rizadas es importante aplicar finalmente un producto abrillantador con objeto de que el tacto sea liso y el aspecto del cabello posea .

Peinados y acabados en medias melenas
La media melena es una longitud no tan engorrosa como la del cabello largo y permite unas posibilidades de peinado y estilo muy amplias. Si además su volumen tiene un espesor gradual, las
posibilidades aumentan.

Acabados en textura lisa
Los efectos lisos se mantienen con productos especializados como espumas. Un acabado puede consistir en realizar un peinado base con secador de mano para proporcionar volumen y posteriormente marcar una ligera ondulación en la zona frontal para conseguir un contraste de texturas. Esta ondulación puede realizarse con tenacillas o con rulos .
Otra posibilidad de acabado consiste en aplicar un producto para ahuecar las raíces y realizar el peinado con ayuda de un cepillo esqueleto.

Acabados en textura ondulada
Estos cabellos deben tratarse siempre con espumas moldeadoras para favorecer el mantenimiento de los movimientos adoptados.
Un acabado puede consistir en secar el exceso de humedad después de la aplicación de estos cosméticos. Para aportar volumen se pueden secar con difusor levantando las raíces y englobando los cabellos con las manos. Para trabajar la zona  alrededor del rostro se pueden despegar los cabellos con las manos y secar el exceso de humedad. Con esto se conseguirá que las ondas queden bien definidas.
Otro acabado diferente consiste en moldear el cabello con secador y cepillo levantando las raíces para dar volumen. Posteriormente se pueden enrollar moldes flexibles para conseguir una ondulación marcada. Después del secado se debe cepillar el cabello para separar los rizos. El modelado de las ondas se puede realizar con los dedos, pero es preciso fijar los movimientos finales con spray.
Otra posibilidad de acabar estas texturas es la realización de ondulaciones que adquieran aspecto mojado. Para ello se aplicará un gel fijador sobre el cabello húmedo, procediendo seguidamente a
configurar las ondas con ayuda de un peine y a fijarlas utilizando pinzas. Cuando el cabello esté seco se fijará todo el conjunto con un spray direccional.
Una posibilidad más está en trabajar mechas finas con una tenacilla de diámetro medio. Cuando se
vayan obteniendo los bucles se irán sujetando con horquillas para que no pierdan su forma y al finalizar el proceso se procederá a cepillar suavemente para obtener el acabado ondulado.

Manual PDF de Peinados y Recogidos

Acabados en textura rizada
El acabado más rápido de estos cabellos consiste en dejarlos secar de manera natural para posteriormente trabajar los rizos con los dedos y un secador. El efecto final se conseguirá distribuyendo por la superficie de los rizos una espuma moldeadora o aplicando un producto abrillantador para conferir brillo a los cabellos.

Peinados y acabados en estilos largos
Es el que más posibilidades de cambio ofrece, sobre todo cuando sus volúmenes son graduales. En estos cabellos es necesario fijar las raíces con espumas moldeadoras que contribuyan a levantar las mechas ya que, debido al peso, las formas conferidas tienden a relajarse.

Acabados en textura lisa
Los acabados en textura lisa se pueden realizar cuando el volumen de los cabellos es gradual, ya que, de
no ser así, los acabados pueden tener escaso movimiento. Se puede realizar un secador de mano con un
cepillo esqueleto en posición abatida, es decir, con la cabeza del cliente hacia abajo.
Con este sistema se conseguirá aportar volumen a las raíces. Posteriormente, y ya en posición normal, se puede dirigir el cabello partiendo de la coronilla y
laterales hacia la cara.
Otro acabado puede consistir en contrastar partes rizadas y lisas realizando una ondulación de las puntas con una tenacilla de grosor medio.

Acabados en textura ondulada
Las texturas onduladas se pueden acabar de diferentes maneras, todas ellas consistentes en el enrollado de moldes.
Antes de proceder a colocar los moldes es necesario aplicar una espuma moldeadora.
Después del secado se puede cepillar o a retocar el movimiento con los dedos.
Posteriormente del pueden fijar los rizos mecha a mecha con un spray direccional.

Acabados en textura rizada
En estos cabellos se pueden realizar secados naturales procediendo después a marcar el movimiento final con la ayuda de los dedos o de tenacillas de pequeño diámetro.

Vea nuestro Máster de Imagen y Moda

Cualidades de un peinado

CUALIDADES DE UN PEINADO

Un peinado se compone de tres cualidades que hacen que existan posibilidades infinitas de variación.
a) Volumen. La cualidad de volumen se refiere a la distribución de los espesores del cabello; así un estilo
puede poseer todos los cabellos a un nivel o bien una degradación de su espesor.
Hay varios tipos de espesores:
• Espesor compacto. Todos los cabellos llegan a una misma altura.

• Espesores graduales. Los cabellos poseen diferente altura de unas zonas a otras. Son los peinados
tradicionalmente llamados a capas. Según sea la longitud de estas capas se pueden originar diferentes
estilos: uniformes, o de longitud progresiva, que puede ser de menos a más y de más a menos.
b) Longitud. La cualidad de longitud se refiere a la medida de los cabellos, que puede ser corta, media o
larga
.

c) Textura. Esta cualidad se refiere al tacto del cabello, a la forma. Así se pueden encontrar texturas lisas,
onduladas o rizadas.

Lo que diferencia a un estilo de otro es la combinación de estas tres cualidades y sus variaciones. Tanto las texturas como los largos y los volúmenes pueden combinarse en un estilo formando contrastes.

Productos que definen los acabados

Esto lo consiguen diferentes productos acondicionadores
La apariencia final del cabello puede ser seca o con efecto de mojado; así, se pueden utilizar ceras de
modelaje para marcar mechas, sprays direccionales para despejar los laterales y fijar movimientos, espumas moldeadoras para acentuar ondulaciones y geles para conseguir efectos mojados.
Su utilización es indispensable para evitar que el cabello encoja en exceso y facilitar que tome aspecto de mojado. La condición de partida debe ser el acondicionamiento del cabello.

Las principales características de los productos de acabado son las siguientes:
a) Espumas. Aportan volumen al cabello y le dan cuerpo para estructurarlo. Se aplican sobre el cabello
húmedo recién lavado. Seca con difusor y se peina con los dedos. Una vez seco se acaba trabajando las
mechas una a una. Para conseguir una forma ondulada más duradera en cabellos lisos y finos, se puede
aplicar espuma de fijación fuerte y enrollar rulos.
b) Sprays. Permiten finalizar todo tipo de peinados con movimiento. Una vez seco y peinado el cabello, se dirigirá el spray hacia las zonas a las que se quiera dar fijación pulverizando por su superficie. Si lo que se desea es modelar y ondular el cabello liso, el spray se aplicará mecha a mecha mientras éstas se
trabajan con diferentes útiles como cepillos o peines, esperando a que se seque el cabello. El toque final
lo dará el cepillado del cabello para conseguir la forma deseada.
c) Geles. Se utilizan fundamentalmente para conseguir sobre el cabello un efecto de brillo. Se pueden
aplicar sobre el cabello seco o húmedo, con lo que se conseguirá el efecto mojado. Si se peina y se seca al aire o se aplica sobre el cabello seco se pueden crear pequeños tirabuzones; también se utilizan para
fijar mechones disparados o destacar una parte determinada, como los laterales.

Manual PDF de Peinados y Recogidos

Procedimiento general de realización de acabados

Una de las mejores características de las técnicas que a continuación se van a exponer es su rapidez.
Ante todo, el procedimiento general para la realización de un acabado es el siguiente:
1. Acondicionar el cabello para facilitar el trabajo.
2. Depurar y revisar el corte del cabello.
3. Decidir las herramientas que se van a usar según el efecto que se quiera conseguir.
4. Efectuar el trabajo de manipulación.
Estos procedimientos hacen uso, en la mayoría de las ocasiones, del secador de mano, que es el que
consigue secar el cabello. Para dirigir las formas y potenciar los volúmenes del cabello se pueden utilizar
simplemente los dedos o diferentes útiles como cepillos y peines que configuran el efecto final.

Peinados y acabados en estilos cortos
Se pueden realizar tres tipos distintos de acabados: de efecto liso, rizado u ondulado, configurándose
cada uno de ellos en estado seco o húmedo. A veces un moldeado o el rizo natural forman la base para
realizar los acabados rizados u ondulados.

Acabados en textura lisa

Este efecto puede tener dos tipos diferentes de acabados.

A) Acabados secos
Cuando el cabello tiene capas largas se puede realizar un peinado trabajado con secador de mano, llevando el cabello hacia delante y poniendo antes una dosis de espuma moldeadora.

Una posibilidad es realizar secador de mano con un cepillo redondo, dirigiendo las capas superiores hacia delante y metiendo las puntas.

Otra variante puede ser el alisar el cabello con secador de mano y marcar la raya hacia uno de los lados,
peinando el cabello con un peine muy fino y fijando a su vez los laterales con gel.

B) Acabados húmedos
Para conseguir estos efectos se aplica sobre el cabello húmedo una dosis de gel y se procede a ordenar
los cabellos finalmente se fija todo el conjunto con spray direccional.
Otra posibilidad consiste en marcar rayas y destacar algunas zonas del corte, tales como las patillas, para crear contrastes.
Si se quiere realizar otro acabado se puede dirigir el cabello hacia delante, procediendo a separar los
mechones que entren en contacto con la cara.

Vea nuestro Máster de Imagen y Moda

Tecnicas derivadas del peinado con secador de mano

TÉCNICAS DERIVADAS DEL PEINADO CON

SECADOR DE MANO

La realización básica del trabajo con secador de mano consiste en trabajar las mechas seleccionadas en
sentido horizontal.
Para la realización de estos estilos es necesario adaptar el caudal del aire y la temperatura. El caudal del
aire se adapta mediante accesorios como el difusor y la boquilla, y la temperatura se controla utilizando
los interruptores del secador.
Generalmente, cuando se quiera alisar el cabello se utilizará toda la potencia de aire y la temperatura
máxima. Cuando sea necesario secar el cabello atendiendo a su forma natural se empleará el accesorio
difusor. A continuación se detallan diversas formas de secado.

Secado con difusor
Se pueden conferir dos acabados diferentes: uno en seco y otro con aspecto mojado. El acabado seco se realiza peinando el cabello para aumentar ligeramente su volumen natural. El acabado con aspecto  mojado se realiza con la ayuda de un producto fijador, generalmente en forma de espuma, que consigue conservar el aspecto mojado del cabello debido a que recubre éste de una película que hace que la humedad se retire pero que el aspecto del cabello se conserve. Éste es el acabado que se le da al cabello después de realizar ondulaciones permanentes, ya que en estos casos no es recomendable forzarlo.

Secado con los dedos
Se realiza generalmente sobre cabellos cortos o semilargos degradados y con el corte muy apurado. Se debe realizar siguiendo las inclinaciones naturales del cabello. Esta técnica puede combinarse a la vez con la utilización del difusor. En general se pueden obtener movimientos aplastados, si el aire se dirige hacia abajo, o abultados, cuando se hace hacia arriba.

Manual PDF de Peinados y Recogidos

Secado vertical
Un aspecto importante a tener en cuenta en cuanto al secado de los cabellos en su posición natural es
que las raíces no se queden aplastadas, sino que adquieran volumen. Para ello, sobre todo en los casos
en que las raíces tiendan a aplastarse, es necesario que la cabeza del cliente se incline hacia atrás o hacia delante para efectuar el secado de los cabellos. La cabeza del cliente estará en posición horizontal y el secador o el difusor en posición vertical, de forma que se consiga el máximo volumen, ya que las raíces están siendo levantadas por la aplicación ascendente del caudal de aire.

Secado a contrapelo con cepillo o peine
Un paso previo en su realización es la observación detenida de los nacimientos del cabello para así decidir en qué dirección se debe aplicar la corriente de aire. Generalmente en la zona frontal se dirige hacia delante y en la nuca y los laterales hacia arriba. Esta técnica puede efectuarse parcialmente o sobre todo el cabello.
La única precaución es que los útiles empleados tengan las púas lo suficientemente separadas para que el cabello no se enrede.

Secado con peine
Puede realizarse para conseguir efectos planos o con volumen.
Para conseguir efectos planos el secado se debe enfocar de forma global y en la posición final del peinado para favorecer que los cabellos vayan adquiriendo la posición en la que deben quedar finalmente. Generalmente se debe empezar aplicando el calor sobre las raíces abriendo éstas con el
peine hacia el lado contrario del nacimiento. Posteriormente, cuando se ha eliminado la humedad de las raíces, se procederá a efectuar el secado de las puntas. Las puntas pueden dejarse rectas o vueltas. En caso de dejarlas rectas se debe apoyar el peine sobre la piel y aplicar el aire por encima del peine hacia abajo . Cuando se quiera dar un movimiento de puntas vueltas se girará la muñeca hacia arriba y se aplicará el calor hacia arriba. Cuando se requiera volumen se peinará a contrapelo todo el cabello.

DIFERENTES ESTILOS DE ACABADOS

Fundamento de los diferentes acabados
Puede decirse que la base de todo peinado es el corte, pero para potenciar todos los estilos es necesario
aplicar técnicas de marcado y manipulación.
El acabado es la forma de dar una textura diferente a cada estilo de peinado partiendo de las posibilidades que ofrece el cabello y de la utilización de productos específicos para ayudar a conferir las
texturas deseadas.
La realización de un tipo determinado de peinado es algo que el profesional debe decidir teniendo en
cuenta varios factores.
Principalmente son los deseos de la clienta y las características de su cabello los que deciden cuál debe
ser la técnica de elección, pero también es algo muy importante el tipo de corte realizado, ya que un
estilo se define por tres cualidades: textura, forma y longitud. La forma y longitud las da la realización de cortes y la textura la confieren los distintos acabados.
No se trata de realizar un peinado tradicionalmente llamado “de peluquería” que consiga ofrecer un aspecto totalmente opuesto al inicial. Se trata de realizar peinados cuyo resultado sea el respeto a la
tendencia natural del cabello. Para ello es imprescindible que el cliente acepte la forma adoptada por su
cabello, de manera que lo que nunca se hará es alisar un cabello rizado sino realizar un peinado o acabado en el que el rizo se conserve, lo que dará aspecto de naturalidad al cliente.

Vea nuestro Máster de Imagen y Moda

Hola, en qué podemos ayudarte?
Powered by