Anatomía Del Aparato Reproductor Aparato reproductor de la hembra

Sin valoraciones

El aparato reproductor femenino está compuesto por: ovarios, oviductos, cérvix, vagina, vestíbulo y genital externa.

La célula germinal femenina se conoce como óvulo, huevo, ovocito, oocito y crece dentro de un folículo en el ovario hasta su liberación.

Ovarios

Los ovarios de los mamíferos domésticos son órganos pares suspendidos en la región sublumbar, caudalmente a los riñones. Tienen forma redondeada u oval, son de consistencia firme y, por lo general, poseen folículos y cuerpos lúteos que les confieren una apariencia irregular. Al corte, es posible detectar una zona externa llamada corteza o zona parenquimatosa y una interna llamada médula o zona vasculosa. Se localizan en la cavidad peritoneal, superficie del arco pélvico.

El tamaño, forma y posición de los ovarios varía de manera considerable durante la vida de la hembra. Estos cambios se deben al crecimiento de los folículos productores de gametos y a la transformación de éstos en glándulas temporales cuya función es mantener la gestación. Además, el ovario tiene la capacidad de responder a las hormonas adenohipofisiarias por lo que su volumen puede duplicarse inclusive en ausencia de folículos. La ausencia de este soporte hormonal típico producirá un ovario contraído y pequeño, con un espacio intercelular reducido.

 

Oviducto o trompas uterinas

Son dos tubos contorneados sinuosos que se extienden desde el ovario al cuerpo uterino respectivo. Presenta tres porciones:

  • Extremidad ovárica o craneal: la cual se presenta ensanchada y recibe también el nombre de infundíbulo, pabellón de las trompas. En sus bordes tiene unos flecos llamados fimbrias que palpan la superficie del ovario para determinar dónde se va a producir la ovulación.
  • Porción intermedia: cuerpo o ampolla, comprendida entre la extremidad ovárica y la extremidad uterina. Es la zona más amplia.
  • Extremidad caudal: segmento uterino o istmo, el cual se encuentra entre el cuerpo de las trompas y el extremo de los cuernos uterinos.

Útero

Es un órgano hueco, situado entre la vejiga y el recto. Sus dimensiones varían de acuerdo a la especie.

El útero presenta tres regiones o segmentos bien definidos:

  • Cuello o cérvix. A través del cual se conecta con la vagina.
  • En donde se desarrolla el Embrión.
  • Conectados con las trompas de Falopio.

La pared uterina está dividida en tres capas con características histológicas:

  • Perimetrio

Este es la capa externa y está formado por serosa que corresponde al peritoneo visceral

  • Miometrio

Es la capa media y la más gruesa del útero y está constituida por tejido muscular liso

  • Endometrio

Este es la capa interna y está formada por epitelio cilíndrico simple ciliado (yegua y perra), tejido estratificado (marrana y rumiantes); es rico en vasos sanguíneos y glándulas uterinas (se insertan en las membranas fetales) y sobre él se implanta el ovulo fecundado.

 

Cérvix o cuello uterino

Estructura en forma de esfínter con pliegues y criptas. Permanece herméticamente cerrado, excepto en el momento del celo o parto.

Se encuentra revestido por:

  • Endocérvix: epitelio simple plano, con células secretoras de moco.
  • Exocérvix: epitelio estratificado plano.

Sistema esquelético: sirve como sostén y protección.  Algunos animales (esponjas, gusanos, cnidarios) carecen de esqueleto.

En el resto hay tres tipos posibles: esqueleto externo de carbonato cálcico (conchas de moluscos), esqueleto externo de quitina (en artrópodos), y el esqueleto interno óseo o cartilaginoso (propio de vertebrados). Sistema muscular: responsable del movimiento del organismo o de sus partes. Consta de músculos, tanto en invertebrados como en vertebrados.

 

Vagina

Órgano copulatorio de la hembra, recibe el pene durante la copulación y es el receptáculo para el semen depositado por el macho (menos el cerdo). Se extiende desde el cérvix caudal hasta el orificio uretral. Dependiendo de la especie la vagina puede medir desde 10 hasta 30 cm de largo (en el caso de la vaca), sus paredes son musculares, pero usualmente colapsadas y está cubierta por el peritoneo, el cual dorsalmente forma el saco recto vaginal.

Una condición anormal es el prolapso de la vagina, situación que usualmente precede al parto cuando la musculatura pélvica se relaja y la vaca tiene contracciones preparto causadas por los músculos del útero y del abdomen. Esto fuerza a la vagina a virarse al revés. Algunas veces puede ocurrir más severamente acompañado del prolapso del cérvix y del útero después del parto.

 Vestíbulo

El vestíbulo comienza cerca del orificio uretral y se extiende hasta la genitalia externa. Es el área verdaderamente urogenital porque es parte de ambos sistemas. En el suelo se encuentra un bolsillo ciego de 2 cm de profundidad llamado el divertículo suburetral, que no tiene una función en particular, pero es una trampa para el inseminador.

La función principal del vestíbulo es como entrada y vía de paso a la vagina. Otra función es la lubricación durante la copulación para facilitar la entrada del pene.

Genitales externos

Incluyen la vulva, los labios de la vulva y el clítoris.

Los dos labios se unen ventralmente en un punto de unión y aquí se encuentra el glande clitoral el cual es homólogo (tiene el mismo origen embrionario) al pene.

 

Aparato reproductor del macho

El aparato reproductor del macho está situado en el interior de la cavidad abdominal debajo del recto. En el exterior se encuentran los genitales externos (testículos y pene). Su principal función es la elaboración de esperma, para posteriormente depositarlo en el aparato reproductor de la hembra y la elaboración de andrógenos que regularán los caracteres sexuales del macho y la propia producción de espermatozoides.

 

El aparato reproductor masculino consta de las siguientes estructuras anatómicas: testículos, conductos genitales, glándulas accesorias y pene.

 

Testículos

Son los órganos sexuales primarios que tienen como funciones principales la producción de espermatozoides (función exocrina) y la producción de hormonas esteroides (función endocrina). Ambas funciones son reguladas por una interrelación entre el hipotálamo, hipófisis y las gónadas. La túnica albugínea es una membrana fibrosa que envía proyecciones hacia el interior del testículo que sirven como sostén para el parénquima testicular el cual aloja a los túbulos seminíferos en donde las espermatogonias sufren cambios hasta transformarse en espermatozoides. Estos una vez producidos pasan a los conductos eferentes, los cuales llevan el esperma al epidídimo.

La posición de los testículos en el escroto y la dirección de su eje longitudinal en relación con el cuerpo varía con las especies. Los rumiantes son pendulosos con su eje longitudinal en posición vertical; en los equinos y caninos el eje longitudinal se acerca mucho a la horizontalidad; en el cerdo el eje se encuentra diagonal.

El escroto además de proteger al testículo ayuda por medio de su túnica dartos, junto con el músculo cremáster y la disposición anatómica de la vena espermática (plexo pampiniforme) a mantener una temperatura adecuada para la espermatogénesis (termorregulación).

 

El descenso testicular hasta el escroto suele concluir en 6 – 8 semanas tras el nacimiento en el caso de los perros. Los gatos presentan los testículos en el escroto en el momento del nacimiento.

 

Glándulas accesorias

El epidídimo es la estructura adyacente al testículo, que se encarga de funciones como las de transporte, maduración y almacenamiento de los espermatozoides. Anatómicamente se reconocen tres porciones: cabeza, cuerpo y cola. Esta última porción se continúa con el conducto deferente, el cual transporta el semen hacia la uretra durante el proceso de la eyaculación. La parte terminal de los conductos deferentes se conoce como las ampollas deferentes o ámpulas.

Las glándulas sexuales accesorias en el bovino, ovino, porcino, equino y caprino son: ámpulas, vesículas seminales, próstata y bulbo uretrales. El gato carece de las vesículas seminales y el perro de las glándulas bulbouretrales y vesículas seminales. La situación, tamaño y cantidad de líquido producido por cada una de estas glándulas varía entre las especies domésticas por lo que el volumen del eyaculado también es diferente entre las especies.

 

Próstata

Rodea el cuello de la vejiga y el comienzo de la uretra. Se le conocen dos porciones:

  • Porción diseminada.

El cuerpo de la próstata es una pequeña protuberancia trasversal en forma de anillo que rodea la uretra en su parte superior. En algunos animales es difícil detectar a la palpación ya que puede ser muy pequeña o no existir

 

Pene

Es un órgano que tiene doble función: la expulsión de la orina y la de depositar el semen en el aparato genital de la hembra. En el pene de los mamíferos se encuentran tres cuerpos, los cuales rodean a la uretra:

  • Cuerpo esponjoso del pene.
  • Cuerpo cavernoso del pene.
  • Cuerpo esponjoso del glande.

Estos cuerpos tienen la propiedad de llenarse de sangre y producir la erección, en el caso del pene de los carnívoros, equinos y del humano (pene vascular) se observan grandes espacios, mientras que en un pene fibro-elástico (rumiante y porcino) los cuerpos cavernosos son menos desarrollados. En estas últimas especies (rumiantes y porcinos) se encuentra una flexura característica (Flexura sigmoidea o “S” peneana), la cual se distiende por la relajación de los músculos retractores del pene durante la erección y vuelve a su posición de descanso por la concentración de estos músculos

 

La parte anterior del pene (glande del pene) tiene diferente forma de acuerdo con la especie. En el equino se presenta un glande característico ya que tiene un cuerpo y la corona que diferencia la cabeza del glande. También presenta una prolongación uretral de 1 cm aproximadamente. El bovino tiene un glande en forma de punta de lanza, el de ovino y caprino se asemeja al del bovino, pero presenta una prolongación uretral de 4 a 5 cm.; el cerdo no tiene una estructura que se diferencie del cuerpo del pene; el glande en sí es una continuación que termina en forma de tirabuzón.

En los perros presenta hueso peneano y en el caso de los gatos se dan unas espículas en el glande y el pene se encuentra en dirección ventral al escroto, dirigido caudalmente y cubierto por el prepucio

 

Prepucio

Se encarga de recubrir el pene. Posee piel en su parte externa y mucosa lisa en la interna. Presenta un orificio prepucial en su extremo.

En los rumiantes y porcinos se le considera constituido por dos porciones: porción peneana y porción prepeneana.

 

Fisiología Del Aparato Reproductivo

Centrando la fisiología reproductiva en perras y gatas, debemos partir de los ciclos reproductivos presentados por ambas. Éstos, pueden ser divididos en varias fases:

  1. Proestro

Fase en la que existe una alta concentración de estrógenos y los machos comienzan a sentirse atraídos por la hembras. Se reconoce porque comienza con sangrado vaginal (aunque la sangre proviene del útero) y la vulva aumenta de tamaño

  1. Estro

Tiene lugar la ovulación. Comienza cuando la hembra es receptiva y termina cuando rechaza de nuevo a los machos

  1. Metaestro

La concentración de progesterona es elevada. En el caso de fecundación, la gestación se produce en esta fase

  1. Anestro

Es la fase de reposo sexual.

Como norma general, las perras tienen su primer ciclo ovárico al inicio de la pubertad, varios meses después de alcanzar la talla y peso corporal de un adulto, periodo que variará de 6 a 24 meses dependiendo de la raza.

La periodicidad de la repetición del ciclo ovárico de la perra no debe ser menor de cada 4 meses ni mayor de cada 12.

 

Ciclo estral en la gata

Al contrario que las perras, las gatas son poliéstricas, estacionales y de ovulación inducida. Así, necesitan ser montadas por un macho para ovular, además de presentar varios estros en cada ciclo reproductivo y verse muy afectadas por las horas de luz.

El inicio de la pubertad se da en torno a los 4 meses, aunque es muy dependiente de la raza. Igualmente, la época reproductiva comienza con el proestro (1-3 días), dando lugar a un cambio en el comportamiento de la gata, pues se muestra más cariñosa y lateraliza la cola para facilitar la monta.

El estro se da sobre los 6 o 10 días, dejándose entonces montar. En estos animales es muy complicado diferenciar estas dos etapas.

Si no es montada en la fase anterior, podrían volver a repetirse tanto el proestro como el estro. Una vez montada, puede quedar en estado de gestación. En caso negativo, comenzaría la fase de metaestro (44 – 52 días).

Este ciclo puede repetirse tras el parto y tras el metaestro, o quedar en la fase de anestro (reposo) hasta el siguiente ciclo.

 

Fisiología reproductiva del macho

El sistema reproductor masculino lleva a cabo las siguientes funciones:

  • Producción de espermatozoides.
  • Maduración, almacenamiento y transporte de los espermatozoides a través del epidídimo y el conducto deferente hasta llegar a la uretra.
  • Colocación de estos espermatozoides en el aparato reproductor femenino mediante el pene con el objeto de que se lleve a cabo la gestación.

 

Sistema nervioso:

Recibe, integra y transmite la información recibida del medio externo e interno.Así, el sistema nervioso está formado por billones de neuronas. Cada una de ellas, posee un cuerpo celular con una o más prolongaciones llamados dendritas y axones. Las primeras traen la información al cuerpo celular, mientras que los segundos la transmiten a otras neuronas o a los músculos.

Por otra parte, se encuentran las células gliales. Éstas superan en número a las neuronas y se pueden encontrar de tres tipos diferentes: oligodendrocitos, astrocitos y microglías. En lo que respecta a su función, se encargan de rodear a las neuronas y aportarles un soporte estructural, por lo que se encargan de la mielinización, la formación de la barrera hematoencefálica, la regulación de la función metabólica y la defensa inmunológica.

En resumen, el sistema nervioso central es el encargado de recibir y procesar las sensaciones recogidas por los diferentes sentidos y de transmitir las órdenes de respuesta de forma precisa a los distintos efectores. En concreto, el sistema nervioso se divide en:

  • Sistema nervioso de relación: relaciona al animal con el medio ambiente.
  • Sistema nervioso vegetativo o autónomo: conecta las distintas funciones del animal. Además, coordina la acción del medio interno de una manera inconsciente.

Se encuentra dividido en (VV. AA, 2008):

  • Sistema nervioso periférico.
  • Sistema nervioso central.
  • Nervios o pares craneales (NC).

 

Sistema nervioso periférico

 Está formado por los nervios periféricos. Une el sistema nervioso central con el resto del cuerpo. Contiene neuronas que entran y salen del tronco del encéfalo y de la médula espinal.

 

Sistema nervioso central

Constituido por el encéfalo y la médula espinal, los cuales están recubiertos por tres membranas (duramadre, piamadre y aracnoides) denominadas genéricamente meninges. Igualmente, están protegidos por envolturas óseas, tales como el cráneo y la columna vertebral.

Sus cavidades están llenas de un líquido incoloro y transparente denominado líquido cefalorraquídeo (LCR). Sus funciones son varias: sirve como medio de intercambio de determinadas sustancias; como sistema de eliminación de productos residuales; para mantener el equilibrio iónico adecuado, y como sistema amortiguador mecánico.

En lo que respecta a las partes del encéfalo, es posible distinguir tres de ellas:

  • Es la proporción principal y más voluminosa del encéfalo. Ocupa la parte dorso – rostral del cráneo y está constituida por los hemisferios cerebrales (VV. AA, 2008).
  • Es la porción del encéfalo que ocupa la parte dorso-caudal del cráneo (VV. AA, 2008).
  • Tronco del encéfalo. Es la porción del encéfalo que conecta el cerebro, cerebelo y médula espinal. En él se pueden diferenciar cuatro partes: diencéfalo, mesencéfalo, puente y médula oblongada.

 

Nervios o pares craneales (NC)

Existen 12 nervios o pares craneales que entran, salen del encéfalo o hacen ambas cosas.

Los primeros, reciben el nombre de sensoriales. Se ocupan de transmitir sensaciones especiales como la olfacción, la visión, el equilibrio, la audición y el gusto, además de sensaciones somáticas como el tacto, el dolor, la temperatura y la propiocepción.

Los segundos, son llamados nervios motores o eferentes. Son los responsables de los movimientos de todos los músculos, tanto esqueléticos como lisos.

Finalmente, el tercer tipo de nervios, son los denominados mixtos, ya que realizan ambas funciones.

Los pares craneales se encuentran enlazados con áreas concretas del encéfalo o del tronco de éste, y constituyen el sistema nervioso periférico de la cabeza.

Sistema Nervioso Vegetativo O Autónomo

  • Se activa de forma involuntaria, sobre todo por centros nerviosos situados en la médula espinal, el tronco del encéfalo y el hipotálamo. Además, algunas de las porciones de la corteza cerebral, tales como la corteza límbica, también pueden transmitir impulsos a los centros inferiores y así, influir en el control autónomo.
  • Otra forma de activarse es a través de los reflejos viscerales, es decir, de las señales sensoriales que penetran en los ganglios autónomos, la médula espinal, el tronco del encéfalo o el hipotálamo. Estos reflejos simples finalizan en los órganos correspondientes, mientras que los más complejos, son controlados por centros autonómicos superiores en el sistema nervioso central, principalmente por el hipotálamo.
  • En lo que respecta a los nervios autónomos que lo conforman, están a su vez formados por todas las fibras eferentes que abandonan el sistema nervioso central, a excepción de las que inervan el músculo esquelético.
  • Ahora bien, tal y como ocurre con el anterior, no todo el sistema nervioso vegetativo se encarga de las mismas respuestas. Por este motivo, se encuentra dividido en dos subsistemas.

 

Sistema nervioso parasimpático

Sus nervios radican tanto en el encéfalo como en la médula espinal a nivel sacro.

Su principal función es provocar y/o mantener un estado corporal de descanso o relajación tras un esfuerzo, al igual que llevar a cabo funciones importantes como la digestión, la micción o el acto sexual.

En función a esto, es posible afirmar que el sistema nervioso parasimpático participa en la regulación del aparato cardiovascular, del aparato digestivo y del aparato genitourinario

Sistema endocrino: colabora con el nervioso en la coordinación de las funciones metabólicas. Actúa liberando sustancias químicas (hormonas) que actúan sobre órganos específicos. En muchos invertebrados consta de células secretoras aisladas, pero en vertebrados está formado por numerosas glándulas endocrinas.

 

Sistema nervioso simpático

Es el responsable del aumento de la actividad en general del organismo en condiciones de estrés. Se estimula por el ejercicio físico, originando un aumento de la presión arterial y de la frecuencia cardiaca, dilatación de las pupilas, aumento de la respiración y erizamiento del pelo. A su vez, reduce la actividad peristáltica y la secreción de las glándulas intestinales.

Compártelo en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Valore este curso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumimos que estás de acuerdo. VER