¿Cómo seleccionar valores con el análisis fundamental?

¿Cómo seleccionar valores con el análisis fundamental?

¿Cómo seleccionar valores con el análisis fundamental?

¿Qué papel representa el análisis enlas

decisiones de inversión en bolsa?

La compra de acciones supone la participación en el negocio em-

presarial de una sociedad. Esto requiere un estudio profundo de la

situación de la sociedad y de sus perspectivas futuras.

El análisis para evaluar si invertir en una determinada compa-

ñía debe comprender el examen de la empresa desde sus aspectos

productivos, mercado y perspectivas, su situación financiera, sus

cuentas de resultados, la competencia y el funcionamiento del

sector. Además, hay que analizar su evolución bursátil, el nivel

de cotizaciones, su volumen de contratación y frecuencia. Este

conjunto de detalles sobre la compañía y su entorno nos permitirá

tener un juicio fundado sobre la conveniencia o no de la inversión

en este valor.

El análisis de un valor bursátil ha sido objeto de numerosos tra-

bajos teóricos y empíricos que tratan de adivinar el comportamiento

futuro de los valores. El objetivo es descubrir los factores económi-

cos que inciden en la evolución de los precios, además de otros con-

dicionantes de carácter político, sociológico o incluso psicológicos

que pueden provocaer oscilaciones bursátiles.

Existen cuatro orientaciones básicas en el análisis de los valores

bursátiles:

a) El análisis fundamental o intrínseco: este análisis se basa en las

magnitudes económicas y en la cuenta de resultados de las empresas

cotizadas. A través de este análisis se puede establecer cuál es el

precio objetivo de una determinada acción y, por tanto, evaluar si la

cotización de una acción está sobrevalorada o infravalorada.

b) El análisis técnico o chartista: se basa en la predicción de los

precios de las acciones en función de su comportamiento en el pasa-

do. Pretende descifrar similitudes con situaciones bursátiles históri-

cas y espera la repetición parecida de la situación analizada.

c) La selección de carteras de valores: supone, no el análisis in-

dividualizado de un valor, como en los anteriores análisis, sino un


businessman with financial symbols coming from hand

                planteamiento más amplio. Su objetivo es permitir, por la vía de la

diversificación, conformar una óptima cartera de valores.

d) Finalmente, existe la denominada teoría del «random walk» o

«camino aleatorio»: esta teoría pone en duda cualquier tipo de análi-

sis para la toma de decisiones. Según esta tesis, las variaciones en los

precios bursátiles constituyen una variable aleatoria y los cambios

en la cotización de los valores son independientes unos de otros.

Esta teoría anula el papel del análisis técnico y fundamental.

¿En qué consiste el análisisfundamental?

El análisis fundamental de una acción es aquel que obtiene sus con-

clusiones de un detallado estudio de los balances, cuentas de resul-

tados, estados financieros, planes de expansión, ventas, expectativas

futuras de la empresa emisora de las acciones, etc. En definitiva, toma

como herramientas los fundamentos aportados por la macroecono-

mía, la microeconomía, la estrategia empresarial, la contabilidad, el

análisis de ratios bursátiles y la valoración empresarial. También se

analiza el entorno sectorial, la competencia empresarial, las varia-

ciones socioeconómicas que puedan incidir en el desarrollo de la

empresa, etc.

Con todos estos componentes, el analista fundamental llega a

determinar un valor intrínseco de la empresa en torno al cual debería

cotizar la acción en bolsa. Una sobrevaloración o infravaloración

respecto a ese precio objetivo indicará al analista la conveniencia de

vender o de comprar acciones de esa sociedad en el mercado.

Es importante distinguir entre valor, que surge como resultado

de un proceso racional, y precio, que es el punto en el están dis-

puestos a negociar comprador y vendedor, y que depende de más

circunstancias, además del valor de la compañía. La valoración com-

pila toda la información relevante de la compañía y, tras un proceso

lógico, formula la conclusión, es decir, la tasación de la sociedad.

Para determinar el valor de la acción, el analista deberá contar con

instrumentos como los ratios empresariales que relacionan magnitudes

del balance y que pueden ser de liquidez, de solvencia, de rentabilidad,

de endeudamiento, de tesorería, de eficiencia, de materialización de re-

cursos propios, de inmovilizado, de autonomía financiera, etc. Todos


estos ratios le permitirán comparar la empresa con otras compañías del

sector o con su media, para extraer conclusiones que le permitan acredi-

tar la bondad o no de la inversión en la empresa estudiada.

La dificultad del análisis fundamental radica en la multitud de

variables que debe considerar y en la necesidad de analizar a la em-

presa no sólo desde el punto de vista estático, es decir, su situación

en un momento determinado, sino también desde la perspectiva

dinámica que implica predecir la evolución futura de su negocio y

sus beneficios. Pero ningún análisis es aséptico: los juicios de valor

sobre la evolución de los datos empresariales tienen una gran impor-

tancia como factor subjetivo al analizar una compañía.

En nuestro país, el inversor particular tiene a su alcance análisis

fundamentales de valores que proporcionan las agencias y socie-

dades de valores y bolsa, la mayoría de las entidades financieras y

varias compañías especializadas. Estos informes están a disposición

de su clientela y algunos son difundidos con carácter general y se

publican en los medios de información económica.

Sergio

Comentarios cerrados.