Archivar en octubre 2019

Microsoft Word 2013. Imprimir

Pulsando en Archivo

word

Accedemos al menú de impresión del documento

word

word

Para imprimir directamente, sin realizar ningún cambio.

Si deseamos imprimir mas de una vez el documento, seleccionaremos un número mayor de copias en

Es posible que tengamos acceso a mas de una impresora la seleccionaremos en

En Propiedades de impresora accederemos al menú de configuración de impresora que va a ser muy importante si deseamos cambios tales como imprimir en color, en blanco y negro, invertir orden, comprobar niveles de tinta etc.

En Configuración vamos a poder realizar cambios tales como imprimir todo el documento o solo una página o varias páginas, orientación vertical (la normal) u horizontal…

Vea nuestro curso de Word

Contabilidad. Análisis de Control de Gestión y de sus instrumentos II

 

PLANIFICACIÓN FINANCIERA
– OBJETIVOS Y ETAPAS DE LA PLANIFICACIÓN FINANCIERA

La planificación financiera es aquella parte de la planificación general que presta especial atención al aspecto financiero. Así como los presupuestos se definen para un año vista como máximo, la planificación financiera se utiliza con el mismo fin pero con un horizonte temporal mayor, normalmente de tres a cinco años.
En concreto, la planificación financiera se encarga de:
1. Medir las necesidades de inversión de la empresa para los próximos años.
2. Seleccionar y planificar las fuentes de financiación necesarias para dichas inversiones.
3. Conocer la rentabilidad futura de dichas inversiones así como la rentabilidad del capital de los propietarios de la empresa.
4. Garantizar y coordinar una tesorería suficiente para afrontar el cumplimiento de todas las obligaciones de pago.
En definitiva, el objetivo de la planificación financiera es establecer un determinado futuro para la empresa, con la ayuda de las proyecciones futuras de los flujos financieros.
Las fases o etapas de la planificación financiera a largo plazo o plan de viabilidad económicofinanciero, como también se denomina, serían:
1. Disponer de información global de la empresa:
– Estrategias futuras y fijación de objetivos.
– Escenarios internos y externos de la empresa: situación actual y análisis del mercado y de la competencia para identificar oportunidades y amenazas.
– Balances y Cuentas de Resultados históricos. Tener en cuenta la situación pasada y presente de la empresa ya que puede determinar en parte la situación futura.
2. Establecer las posibles estrategias del producto y elaboración de un plan de ventas futuro, es decir, se tendrán que realizar previsiones sobre productos a fabricar, a eliminar, precios de venta, precios de coste, demandas, etc. Estas previsiones sobre el producto son las más inciertas por lo que deberán realizarse con mayor detenimiento.
3. Definir las posibles estrategias de capital:
– Plan de inversiones previstas necesarias para producir y comercializar las ventas previstas: alternativas, rentabilidad, riesgo, liquidez, etc.
– Plan de financiación: previsiones sobre fuentes financieras: alternativas, costes, riesgo, exigibilidad, etc.
4. Definir las posibles estrategias financieras: en ellas se recogen las posibles políticas de distribución de los recursos generados por la propia empresa: amortizaciones, dividendos, reservas, etc.
5. Definir la estrategia a corto plazo, es decir, las opciones que tiene la empresa con sus activos y recursos corrientes: política de stocks, de clientes, de proveedores, de financiación a corto plazo, etc.
6. Confección de los siguientes documentos:
– Cuadro de cash-flow o Cuentas de P y G previsionales.
– Cuadro de necesidades netas de capital corriente: proporciona las variaciones en los activos y recursos corrientes que sufrirán los futuros balances previsionales.
– Presupuesto de capital: Plan de Inversiones y Financiación, proporciona las variaciones en los activos y recursos permanentes.
– Presupuesto de tesorería.
– Balances previsionales. Los construiremos a partir del Balance Inicial, el cuadro de necesidades netas de capital corriente (que proporciona las variaciones en activos y pasivos corrientes) y el Presupuesto de capital (que proporciona las variaciones en los activos y pasivos permanentes)
La empresa será viable a largo plazo si se genera una rentabilidad apropiada del capital propio (los beneficios previstos deben retribuir adecuadamente a los accionistas o propietarios de la empresa) y la tesorería será suficiente para atender los compromisos de pago.
– CUENTA DE RESULTADOS PREVISIONALES A LARGO PLAZO. CASHFLOW
Con el modelo abajo mostrado, aparte de obtener las cuentas de pérdidas y ganancias previsionales, calcularemos el cash-flow generado por la empresa en el período de planificación así como la autofinanciación.
El modelo recoge todos los ingresos y gastos derivados de todas las actividades de la empresa (de explotación, atípicas o extraordinarias, etc.). De aquí partiremos para calcular la autofinanciación de la empresa y luego traspasarla al Presupuesto de capital

La autofinanciación es aquella parte del cash flow que no generará pagos: amortizaciones contables, provisiones y deterioros, compensación de pérdidas y reservas.
La autofinanciación puede ser negativa, con lo que se generarán pérdidas y no reservas.

CUADRO DE CASH-FLOWS O CUENTA DE P Y G PREVISIONAL

ConceptoAño 1Año 2….Año n
1. Ventas
2. Compras de materias primas
3. Variación de stocks de materias primas
4. Consumo de materias primas = 2-3
5. Cargas de personal
6. Otras cargas operativas
7. Subvenciones a la explotación
8. Coste de explotación = 4+5+6-7
9. Variación de stocks de producto terminado
10. Coste de las ventas = 8-9
11. Cash-flow de explotación = 1-10
12. Cash-flows atípicos (activos fuera de la explotación)
13. Cash-flows extraordinarios (plusvalías, minusvalías)
14. Aplicación subvenciones (antiguas + nuevas)
15. Cash-flow total = 11+12+13+14
16. Amortización inmovilizado (antiguos + nuevos)
17. Provisiones y deterioros (antiguos + nuevos)
18. Gastos financieros a corto y largo (antiguos+nuevos)
19. Resultado bruto = 15-16-17-18
20. Compensación de pérdidas
21. Impuestos = (19-20) x Tasa impositiva
22. Resultado neto = 19-20-21
23. Dividendos
24. Reservas
25. Autofinanciación = 16+17+20+24

– PLAN DE INVERSIONES Y FINANCIACIÓN A LARGO PLAZO
El plan de inversiones y financiación a largo es lo que llamamos el Presupuesto de capital. Se trata de recoger las inversiones que la empresa necesitará en los próximos años así como la forma de financiarlas.
Se trata de cuantificar para el futuro las variaciones que sufrirá la parte permanente del Balance, derivadas tanto de la situación de partida como de las estrategias y políticas implantadas. Por tanto, se trata de un presupuesto a largo plazo.
Un modelo del presupuesto de capital podría ser:

PRESUPUESTO DE CAPITAL

Presupuesto de inversionesAño 1Año 2….Año n
1. Gastos de inversión
1.1. Saldos de programas anteriores
1.2. Inversiones de renovación
1.3. Inversiones de expansión
1.4. Inversiones complementarias
2. Necesidades netas de capital corriente
3. Amortizaciones financieras
4. Otros empleos
TOTAL EMPLEOS 1+2+3+4
Presupuesto de financiación
5. Autofinanciación
6. Financiación externa
6.1. Ampliaciones de capital
6.2. Préstamos nuevos
6.3. Acreedores a largo plazo nuevos
7. Desinversiones
8. Recursos extraordinarios
9. Otros recursos
TOTAL RECURSOS 5+6+7+8+9
Superávits/ déficits del periodo= R-E
Superávits/ déficits acumulados

En la parte superior indicaremos las inversiones previstas o empleos, sobre todo en inmovilizado o activo no corriente.
1. Gastos de inversión: son los que corresponden a los subgrupos 20 a 23 del Plan General Contable (maquinaria, construcciones, elementos de transporte, equipos para procesos de información, instalaciones, activos intangibles, etc.). Es decir, inversiones en inmovilizado o activo no corriente. Antes de incluir en el presupuesto de capital los gastos de inversión, es necesario valorar y seleccionar las mejores oportunidades de inversión utilizando los métodos
clásicos de valoración de inversiones.
Saldo de programas anteriores. Si estamos tratando de realizar un presupuesto global para la empresa, debemos tener en cuenta saldos pendientes: gastos de inversión pendientes, amortizaciones financieras pendientes, aplicación de subvenciones pendientes, etc.
Inversiones de renovación, expansión o complementarias: Las primeras no alteran la capacidad productiva, las segundas, amplían la capacidad productiva y las inversiones complementarias son aquellas que en cierto modo hacen operativas las dos primeras (adquisición de equipos informáticos, inversiones sociales, aumento de la capacidad de almacenaje, etc.)
Lo importante en sí no es la clasificación de estos gastos de inversión sino incluirlos en el presupuesto de capital.
2. Las necesidades netas de capital corriente corresponden a los activos y pasivos corrientes (circulante) de la empresa. Estas necesidades de capital corriente, obviamente, deben estar financiadas por recursos a largo plazo. Esto lo obtendremos de otro cuadro auxiliar, que veremos más adelante. Estamos hablando del fondo de maniobra.
3. Correspondería a amortizaciones financieras, tanto reales como ficticias. Las dos conllevan una disminución de algún recurso pero mientras que las amortizaciones reales corresponden a pagos, es decir devoluciones de los capitales de la empresa, propios o ajenos: préstamos, créditos, capital, etc. , las amortizaciones ficticias corresponden a ajustes contables entre cuentas de pasivo y patrimonio neto (por ejemplo un aumento de capital con cargo a reservas, cuotas de aplicación de las subvenciones de capital) . En el presupuesto de capital incluiremos solamente las amortizaciones financieras que se deban a financiación permanente, las que correspondan a financiación a corto plazo irán reflejadas en el cuadro de necesidades netas de capital corriente.
4. Otros empleos. En este epígrafe podríamos incluir por ejemplo, las ampliaciones de capital con desembolsos aplazados, la aplicación de las provisiones, deudores por venta de inmovilizado, etc.
En la parte inferior indicaremos la financiación o recursos necesarios para las inversiones planificadas. Como ocurre con las inversiones, previamente deberemos seleccionar las mejores oportunidades de financiación para la empresa atendiendo al coste de la financiación, estructura financiera deseada, etc.
5. Autofinanciación: Corresponde a aquella parte del cash-flow que se retiene en la empresa.
Dicho cash-flow proviene de tres fuentes básicas:
Del cash-flow de explotación o recursos generados por la actividad normal de la empresa.
Del cash-flow atípico, o recursos generados por actividades fuera de la explotación, por ejemplo, la cartera de valores.
Del cash-flow extraordinario o excepcional, generado por ejemplo, por la venta de activos no corrientes.
La autofinanciación vendrá dada por: Amortizaciones contables, provisiones y deterioros, compensación de pérdidas y reservas.
La autofinanciación se estima con ayuda del cuadro de cash-flow en su versión renta o recursos generados, que no es más que la expresión de las cuentas de pérdidas y ganancias previsionales.
La autofinanciación puede ser negativa.
6. Financiación externa: Préstamos bancarios, acreedores a largo plazo, ampliaciones de capital, etc. Aplicaremos el criterio del devengo, no el del pago.
7. Desinversiones: Se trata de conversión de un activo en tesorería, venta de activos no corrientes. El tratamiento de la venta de un activo fijo sería:
Las plusvalías o minusvalías generadas se contemplarán en el cuadro de cash-flow (extraordinario). Es  utofinanciación extraordinaria.
Los valores contables netos los incluiremos en el presupuesto de capital y son desinversiones.
El cobro total de la desinversión se reflejará en el presupuesto de tesorería.
8. Recursos extraordinarios: Las subvenciones de capital. Las subvenciones a la explotación, al ser de corto plazo, irán al cuadro de cash-flow.
Para que el presupuesto de capital sea viable debe cumplirse necesariamente que su saldo final sea no negativo, aún cuando existan déficits o superávits temporales importantes. Un presupuesto de capital viable puede tener grandes déficits puntuales de recursos, que serán compensados en el período de planificación con superávits puntuales.
Existirá superávit cuando los recursos superen a los empleos. Es decir, cuando la financiación sea superior a las inversiones. Existirá déficit cuando ocurra lo contrario.
– NECESIDADES NETAS DE CAPITAL CORRIENTE
Los gastos de inversión planificados y la estrategia a corto plazo de la empresa generarán modificaciones en el capital corriente necesario para la empresa. Estas variaciones son las que denominamos “necesidades netas de capital corriente” y deben ser financiadas con recursos financieros a largo plazo para que la empresa no tenga problemas de liquidez.
Un modelo para recoger dichas necesidades, podría ser:

CUADRO DE NECESIDADES NETAS DE CAPITAL CORRIENTE

CuentasSituación
Inicial
Año 1….Año n
Existencias de materias primas
1. Variación existencias de materias primas
Existencias de productos terminados
2. Variación existencias de productos terminados
Clientes- Efectos a cobrar
3. Variación clientes y efectos a cobrar
Tesorería objetivo
4. Variación tesorería objetivo
5. Variación Activos corrientes = 1+2+3+4
Proveedores
6. Variación proveedores
Acreedores a corto y créditos a corto plazo
7. Variación acreedores y créditos a corto plazo
Dividendos a pagar
8. Variación dividendos a pagar
Impuestos a pagar
9. Variación impuestos a pagar
10. Variación Pasivos corrientes = 6+7+8+9
11. Necesidades netas de capital corr.= 5-10

Para confeccionarlo, tendremos en cuenta:
1. Los activos y pasivos corrientes que ya existen en la empresa, es la situación inicial.
2. Los posibles activos y pasivos corrientes que se generen por la planificación.
3. Determinar los saldos finales para cada ejercicio de dichos activos y pasivos. Estos saldos finales son los que plasmamos en el cuadro de necesidades de capital, y a partir de ahí, su variación de un año a otro.
4. Tesorería objetivo: debemos definirla en la estrategia a corto plazo. Se trata de una tesorería de seguridad o tesorería mínima. De esta forma nos aseguramos su financiación.
5. Los deterioros (antiguas provisiones a corto plazo) si existen, no los contemplaremos en este cuadro para no duplicarlos en el cálculo final. Ya los hemos tenido en cuenta y se consideran parte de la autofinanciación, calculada en el cuadro de cash-flow, por tanto, aparecerán en el cuadro de presupuesto de capital a través de la partida “Autofinanciación”, no pudiendo incluirse otra vez en la partida “Necesidades netas de capital corriente”. Los
deterioros es la única excepción de una fuente a corto plazo incluida en el presupuesto de capital (que son partidas a largo plazo).
6. Dividendos, impuesto sobre beneficios e IVA. Los saldos finales para la partida de dividendos e impuesto sobre beneficios los obtenemos directamente de la línea correspondiente en el cuadro de cash-flow. Respecto al IVA, en el cuadro de necesidades netas de capital corriente debe incluirse el saldo a final de año de la diferencia entre el IVA Repercutido y el IVA Soportado de cada ejercicio.
– PRESUPUESTO DE TESORERIA A LARGO PLAZO
El presupuesto de tesorería proporciona una relación de cobros y pagos según el origen de los mismos, así como la posición de liquidez al final de cada uno de los periodos de nuestra planificación.
La tesorería es el punto de unión entre el largo y el corto plazo, cualquier actividad de la empresa tendrá su reflejo en el presupuesto de tesorería.
Al igual que el presupuesto de tesorería a corto plazo, el de largo plazo puede tener varios formatos.
Uno de ellos, podría ser:

PRESUPUESTO DE TESORERIA

ConceptoAño 1Año 2Año 3Año n
1. Cobros por ventas
2. Cobros por subvenciones a la explotación
3. Pagos por explotación
4. Tesorería de explotación= 1+2-3
5. Cobros por ampliaciones de capital
6. Cobros por préstamos a largo plazo
7. Cobros por desinversión de activos
8. Pagos por amortizacionesfinancieras de deudas a largo
9. Pagos por gastos de inversión productiva
10. Cobros por subvenciones de capital
11. Tesorería por operaciones de capital = 5+6+7-8-9+10
12. Cobros por activos fuera de explotación
13. Pagos por activos fuera de explotación
14. Tesorería atípica = 12-13
15. Pagos por dividendos
16. Pagos por intereses de deudas a largo
17. Pagos por retribución de recursos fijos a largo = 15+16
18. Cobros por créditos a corto plazo
19. Pagos por amortiz.financiera de créditos a corto plazo
20. Pagos por intereses de descuento y deudas a corto plazo
21. Pagos a acreedores a corto plazo
22. Pagos de impuestos
23. Tesoreria por operaciones a corto = 18-19-20-21-22
24. Tesorería neta = 4+11+14-17+23
25. Tesorería acumulada o en Balance

Para una mayor operatividad, se ha subdividido la tesorería total en cinco parciales que se originan en las distintas operaciones contempladas en los diferentes cuadros que hemos ido realizando:
1. Tesorería de explotación. Vendrá del cash-flow de explotación corregida con la variación de clientes, proveedores y acreedores de explotación. Por ejemplo:
Cobros de explotación = Ventas – Variación clientes
2. Tesorería por operaciones de capital. Vendrá del Presupuesto de capital.
3. Tesorería atípica. Proviene de los cash-flows atípicos.
4. Tesorería por retribución de recursos a largo plazo. De los dividendos y costes financieros a largo plazo que se contemplan en el cuadro de cash-flow.
5. Tesorería por operaciones a corto plazo. Proviene del cuadro de necesidades netas de capital corriente y de la parte a corto plazo del cuadro de cash-flow.
La suma de todas las tesorerías parciales determinará la tesorería total de empresa en cada uno de los períodos planificados. Acumulando las mismas, tendremos la tesorería acumulada que debe aparecer en los balances previsionales.
– BALANCES DE SITUACION PREVISIONALES A LARGO PLAZO
A partir de lo calculado anteriormente en los diferentes cuadros (cash-flow, presupuesto de capital, necesidades netas de capital corriente), obtendremos los Balances de Situación Previsionales, siempre tomando como referencia la situación inicial.
El saldo de tesorería lo obtendremos del presupuesto de tesorería.
Un modelo simplificado sería:

BALANCES PREVISIONALES

Balance InicialAño 1….Año n
ACTIVO
Inmovilizado
– Amortización Acumul.
Existencias
Clientes
Tesorería
TOTAL ACTIVO
P.NETO Y PASIVO
Capital
Reservas
Préstamos
Proveedores
Acreedores
Resultado
TOTAL PN Y PASIVO

– FINANCIACIÓN Y SUS FUENTES

La empresa necesita obtener financiación para sus inversiones, ya sea financiación externa o interna.
La financiación interna procede de los recursos generados por la empresa, de los beneficios no distribuidos. La financiación externa se obtiene a través de entidades financieras, accionistas, proveedores, etc.
Cuando hay que decidir qué tipo de financiación interesa más, primero es necesario valorarlas ya que cada fuente de financiación posee unas características: coste, plazos, garantías, riesgo, etc.
Podemos clasificar las fuentes financieras en función de varios criterios, a destacar:
1. ORIGEN: Bajo este criterio clasificaríamos las fuentes financieras en base a su procedencia, como hemos expresado anteriormente, tendríamos fuentes financieras externas y fuentes financieras internas.
2. PLAZO: Según el tiempo que queda para su vencimiento o exigibilidad.
Pasivos a largo plazo, fijos o permanentes: Poseen un vencimiento superior al año.
Pasivos a corto plazo o corrientes: Vencimiento inferior al año.
3. VIA DE OBTENCIÓN: Según se acuda al mercado o a intermediarios financieros.
 FINANCIACIÓN EXTERNA A LARGO PLAZO:
Préstamos
Un préstamo es aquella operación por la que la entidad de crédito (prestamista) entrega al cliente (prestatario) una determinada cantidad de dinero durante un plazo de tiempo prefijado. También se pacta la forma y los plazos en los que el cliente devolverá el capital y los intereses correspondientes.
Elementos que intervienen en este tipo de operaciones:
 El tipo de interés nominal: es el que se utiliza para calcular los intereses devengados por el préstamo. Puede ser fijo o variable (el tipo de interés oscila durante la vida del préstamo en función de algún índice tomado como referencia).
 La periodicidad: cada cuánto tiempo se deben pagar los intereses, en qué fecha y cómo.
 Las comisiones: las más habituales son las de estudio de la operación, las de apertura y las de cancelación anticipada.
 El sistema de amortización: cómo vamos a devolver la deuda, hay diferentes sistemas, como por ejemplo el de cuotas de amortización constantes, variables…
Leasing (Arrendamiento Financiero)
Es una forma de financiación de los elementos de activo no corriente (inmovilizado).
El arrendamiento financiero es un contrato por el cual una empresa puede disponer de la utilización de un bien a cambio de unas cuotas periódicas, incluyéndose necesariamente en dicho contrato la posibilidad de que al finalizar el mismo pueda ejercitarse la opción de compra del bien utilizado.
Las cuotas periódicas incluyen recuperación del coste del bien, intereses e IVA.
En una operación de leasing intervienen las siguientes personas o entidades. :
1) Una empresa (cliente) que necesita disponer de un elemento concreto para su inmovilizado (maquinaria, elemento de transporte, equipo informático…)
2) Una institución financiera que financia y alquila el equipo
3) Un fabricante o proveedor del bien.
Mediante el pago de una cuota mensual durante un plazo determinado, la compañía de leasing le alquila el bien al cliente y, en algunos casos, se compromete a prestar una serie de servicios adicionales (fundamentalmente mantenimiento y seguro de los bienes). Al finalizar el contrato, el cliente tiene derecho a adquirir la propiedad del bien ejerciendo la opción de compra.
Requisitos de contratación del leasing:
 Que el arrendatario sea una empresa o profesional sujeto al IAE.
 Que el contrato tenga una duración mínima de 2 años para bienes de equipo y 10 años para bienes inmuebles.
 Que se haga una distinción en las cuotas entre intereses y recuperación del coste del bien (amortización).
Ventajas del leasing:
 El cliente fracciona el pago del IVA en las cuotas
 Suele ser más rápido en la concesión que un préstamo
 Al no haber desembolso inicial, no se produce disminución de activos corrientes.
 Entre las ventajas fiscales: la cuota de leasing es deducible y, en determinadas ocasiones, los activos pueden amortizarse en la mitad de tiempo que especifican las tablas.
FINANCIACIÓN EXTERNA A CORTO PLAZO:
En principio, los recursos a corto plazo se utilizan para financiar los activos corrientes.
El descuento comercial:
Es una modalidad de descuento bancario. Es una operación que consiste en que la entidad financiera anticipa al cliente el importe de los efectos comerciales que posee (letras de cambio, recibos, pagarés, etc.). Para ello el cliente cede a la entidad de crédito su derecho de cobro sobre esos efectos y ésta le entrega los fondos una vez deducidos los correspondientes intereses y gastos de la operación.
El descuento comercial puede ser:
 Descuento simple: aquel en el que se descuenta un efecto o una remesa de efectos de forma aislada.
 Línea de descuento: consiste en un contrato con la entidad de crédito que permite el descuento continuado de efectos comerciales hasta un límite determinado. Este límite lo fija la entidad financiera en función de un estudio en el que se analiza la solvencia del cliente que descuenta los efectos y la propia calidad de los efectos a descontar. La entidad de crédito puede rechazar determinados efectos o suspender de forma temporal o definitiva la línea de descuento.
El coste de este tipo de operación depende de los siguientes factores:
 Los intereses que descuenta la entidad de crédito, que van en función del plazo que media entre la fecha en que se anticipa el efecto y el vencimiento del mismo.
 Una comisión por la gestión de cobro del efecto
 Una comisión adicional que va a depender de si el efecto está domiciliado o no, o si ha sido o no aceptado.
 Gastos de devolución cuando el efecto no es pagado a su vencimiento por el librado.
 Gastos de estudio, que sólo se aplican en el caso de las líneas de descuento y se basan en el estudio del riesgo de la operación.
Fórmula de cálculo de un descuento comercial:

Intereses descuento =Nominal efecto X tiempo en días X interés anual en tanto por uno \ 360
Crédito a corto plazo: la póliza de crédito:

Se trata de una fuente financiera de gran flexibilidad para atender a las necesidades de recursos que pueda tener la empresa a corto plazo. En la póliza de crédito o contrato de crédito en cuenta corriente, la entidad financiera pone fondos a disposición del cliente hasta un límite y durante un plazo prefijado.
El movimiento de fondos se realiza a través de una cuenta corriente, el cliente irá extrayendo e ingresando cantidades que darán origen a saldos de diferente signo. El banco recibe a cambio los intereses, gastos y comisiones pactados en el momento de la concesión. Los tipos de comisiones más frecuentes son: la de apertura,  dministración, de disponibilidad y la comisión por excedidos.
Factoring:
Cuando una empresa realiza numerosas ventas a crédito a sus clientes, tiene que añadir a su actividad productiva las siguientes preocupaciones:
 Gestionar y cobrar las facturas emitidas.
 Cubrir el riesgo de posibles insolvencias de sus clientes
 Atender necesidades de liquidez puntuales, debido al dilatado plazo de pago de sus ventas a crédito.
Mediante el factoring, la empresa contrata un conjunto de servicios de cobertura de insolvencia, gestión y financiación aplicable a las ventas a crédito realizadas a sus clientes, tanto nacionales como extranjeros.
Dichos servicios se ofrecen a partir de la “cesión mercantil ” de las facturas a una entidad bancaria (el “factor”).
Componentes de una operación de factoring:
Empresa cedente
Solicita la operación al factor (entidad bancaria) y le cede sus facturas representativas de sus ventas a corto plazo, hasta 270 días.
Factor
Adelanta el dinero a la empresa cedente, gestiona el cobro de la deuda y ofrece el resto de servicios de factoring.
Deudores de la empresa
Son los clientes compradores de la empresa cedente. Están obligados a pagar las
deudas que han sido cedidas, directamente al factor.
Servicios incluidos en el factoring
 Clasificación crediticia de clientes. Se establece un límite máximo de crédito (equivale a la suma de las facturas pendientes de pago)
 Cobertura, en ocasiones, del riesgo de insolvencia de los deudores .La entidad bancaria se hace cargo de la deuda en caso de que el deudor resulte insolvente.
 Gestión de cobro .
 Gestión de impagados .Contactar al librado o deudor para conocer las causas del impago o demora y trasladar, en su caso, los motivos a la empresa cedente
 Financiación de las ventas. Anticipar un porcentaje predeterminado de las facturas o documentos cedidos y remesados
Empresas idóneas para contratar el factoring
Todas las empresas, pequeñas, medianas o grandes que reúnan algunas de las siguientes características:
 Realizan ventas con pago aplazado entre 30 y 270 días Por ejemplo proveedores de grandes cadenas de distribución, multinacionales, organismos públicos y corporaciones donde los plazos de pago son dilatados.
 Utilizan la transferencia o el cheque cómo forma de pago También las empresas que cobran por pagaré o letra aceptada, pueden acudir al factoring, debido a los plazos que puedan tardar en recibir los documentos.
 Necesitan, aparte de la financiación de sus ventas, la cobertura de insolvencia de la mismas.
 Poseen un número limitado de compradores, que representan una parte importante de su cifra de ventas, lo que representa una concentración de riesgos, que desean cubrir.
 Empresas en expansión, que necesitan financiación para poder seguir creciendo, aunque su actual estructura sea limitada.
 En el caso de las grandes empresas, el factoring les permite mejorar la estructura de su balance, mediante la movilización de su cuenta de clientes.
Modalidades de factoring:
 Factoring sin recurso: El factor asume el riesgo de insolvencia del deudor. En este caso, estamos ante una verdadera venta de las facturas.
 Factoring con recurso. El factor no asume el riesgo de insolvencia del deudor, centrándose en el resto de los servicios a prestar (gestión de cobros, anticipos de fondos, etc.). En la práctica, estamos ante un descuento de papel.
Remuneración de la empresa de factoring:
 Comisión de factoring. Porcentaje sobre el importe total de cada factura. Se paga en el momento de la cesión. Estará en función de los servicios contratados.
 Tipo de interés: en el caso de que el cliente solicite un anticipo sobre los documentos cedidos. También se abona anticipadamente.
Ventajas del Factoring:
 En general permite a las empresas, independientemente de su estructura financiera, desenvolverse y crecer con seguridad.
 Descongestiona la administración de las empresas porque no tiene que:
-Realizar la clasificación crediticia de los compradores
-Asumir el riesgo de insolvencia
-Buscar la forma de financiar las ventas a crédito
-Gestionar los cobros
-Realizar el control contable de la cartera de facturas
 Al efectuar un factoring “sin recurso”, la empresa reduce su cuenta de clientes a cobrar, lo que le permite mejorar su solvencia y su ratio de rendimiento de activo (ROA).
Inconvenientes del factoring:
 Coste elevado de la operación.
 Intromisión del factor en la relación con los clientes.
 El factor puede no aceptar alguna de las facturas.
Confirming:
El contrato de confirming consiste en la cesión por parte de una empresa a una entidad financiera de la gestión del pago de sus obligaciones a su vencimiento, ofreciendo a los proveedores la posibilidad de cobrar sus facturas con anterioridad a la fecha de vencimiento (financiar).
La confirmación de las facturas a la entidad financiera debe realizarse en soporte informático (volcar la información contable de proveedores a un fichero electrónico y enviarlo a la entidad financiera).
Una vez recibido y procesado el fichero de facturas, la entidad financiera informará por correo a todos los proveedores de la relación de facturas confirmadas, indicando su fecha de pago y ofreciéndoles la posibilidad de solicitar el pago anticipado de las mismas.
Al llegar la fecha de vencimiento de cada una de las facturas, la entidad financiera procederá al cargo de las mismas en la cuenta del cliente.
El Cliente de la entidad financiera puede recibir:
 Financiación para el pago de las facturas a los proveedores (Confirming de financiación).
 Comisiones sobre los importes anticipados por sus proveedores.
Ventajas del Confirming para el cliente:
 Fideliza la relación del cliente con sus proveedores.
 Simplifica el sistema de pago a proveedores.
 Unifica flujos de pagos, al realizar el pago a proveedores en bloque, y recibir un solo cargo por vencimiento.
Ventajas del Confirming para el proveedor:
 Agilidad y rapidez en la gestión de sus facturas emitidas.
 Sistema de financiación rápido, fácil y flexible.
 Desaparición del riesgo de impago con los clientes Inconvenientes y costes para el cliente Aunque mantiene la iniciativa en el pago, se obliga a trabajar con una determinada entidad, lo que le resta capacidad de maniobra.
Intereses y comisiones en la financiación
Inconvenientes y costes para el proveedor
Pierde la iniciativa en el cobro, cediéndosela a sus clientes. El proveedor tan sólo deberá hacer frente a los costes financieros que suponga el anticipo del cobro. Esto no quiere decir que para el proveedor la operación no sea ventajosa ya que dicho coste suele ser inferior al coste de un anticipo o descuento tradicional.
Caso práctico:
Enunciado:
El señor López desea montar su propio negocio, una franquicia para la explotación de un supermercado. Los datos que se le proporcionan para los 3 próximos años son:

año 1año 2  año 3
Ventas60.00072.00084.000
Compras a proveedores60.00051.00060.000
+ Existencias iniciales015.00018.000
– Existencias finales-15.000-18.000 -21.000
+ Gastos de personal5.4005.7756.350
+ Otros gastos operativos9.0009.90010.890
= Coste de las ventas59.40063.67574.240
Cash-flow recursos6008.3259.760

Estrategia de capital
1. Política de inversiones:
-Se necesita una inversión en inmovilizado material de 15.000 €
-Para poder constituir dicha franquicia debe constituirse una fianza a 5 años de 1.500 € para cubrir las posibles responsabilidades con el personal. Esta fianza se tratará como inmovilizado financiero.
2. Política de financiación:
-Para constituir la sociedad se acuerda un capital social de 5.000 €
-Se ha obtenido un préstamo bancario de 12.000 €, se amortizará linealmente a 10 años. Tipo de interés fijo anual vencido: 5%
Estrategia financiera
-El inmovilizado material se amortiza linealmente en 5 años.
-No se distribuyen dividendos
-En la cuenta de resultados se incluye una dotación anual por provisiones de responsabilidad civil, que asciende al 1,5 % de las ventas anuales.
Estrategia a corto plazo
-Las ventas se consideran: 70% al contado 30% mediante tarjeta de crédito. Cuando los clientes pagan con tarjeta, las ventas se cobran al mes siguiente de producirse.
-La tesorería objetivo es de 1.500 €
-Las compras a proveedores se pagan a 120 días
-La tasa impositiva aplicable es del 35%
Se pide:
Elaborar los documentos necesarios para determinar la viabilidad del proyecto para los próximos tres años (cuadro de cash-flow, cuadro de necesidades de capital, presupuesto de capital). Por último, elaborar el presupuesto de tesorería y los balances previsionales.

Solución:
1º) Cuadro de cash-flow
Como ya disponemos en el enunciado de las Cuentas de P y G previsionales, sólo queda por calcular una parte de dicho cuadro.
-Amortización del inmovilizado: 15.000/ 5 años = 3.000. La cuota anual de amortización será de 3.000 €
-Provisiones y deterioros: 1,5% sobre las ventas anuales, por tanto:
Año 1: 60.000 x 1,5% = 900
Año 2: 72.000 x 1,5% = 1.080
Año 3: 84.000 x 1,5% = 1.260
-Gastos financieros: corresponden a los intereses del préstamo. Se obtienen de acuerdo con la siguiente tabla de amortización:

Capital pendienteCapitalIntereses
Año 112.0001.200=12.000 x 5% = 600
Año 210.8001.200=10.800 x 5%= 540
Año 39.6001.200= 9.600 x 5% =480
Año 48.4001.200420
etc.

-El impuesto de sociedades que se devenga en cada ejercicio asciende al 35% del beneficio bruto salvo que la empresa incurra en pérdidas como sucede el primer año de planificación. La legislación vigente permite la compensación de pérdidas con beneficios futuros en ejercicios posteriores. Por tanto, compensamos el segundo año las pérdidas del primero pero no es del todo posible ya que los beneficios generados en el año 2 son inferiores a las pérdidas a compensar. Por tanto, en el ejercicio 2 se compensa el máximo posible: 3.705 € (= al beneficio obtenido previsto en el año 2). El resto (3900 – 3.705 = 195), se compensa en el ejercicio 3. En dicho ejercicio, dado que los beneficios previstos son mayores, la empresa deberá pagar impuestos por el beneficio no compensado, esto es : (5.020 – 195) x 35% = 1.688.75
-El resultado neto que se obtiene en el cuadro de cash-flow no coincide con el concepto contable de beneficio neto ya que hemos restado la cantidad que se destina a compensación de pérdidas.
-El reparto del beneficio neto previsto es a reservas según el enunciado.
-El cuadro de cash-flow finaliza cuantificando la autofinanciación, que por una parte son gastos que no suponen una salida de recursos para la empresa (amortizaciones, provisiones y deterioros, lo que se denomina autofinanciación de mantenimiento) y por otra son reservas generadas o compensación de pérdidas (autofinanciación de crecimiento). Par el segundo año previsto, la autofinanciación la hemos calculado:
3.000 + 1.080 + 3.705 = 7.785

CUADRO DE CASH-FLOW O CUENTA DE P Y G

ConceptoAño 1Año 2  Año 3
1. Ventas60.000,0072.000,0084.000,00
2. Compras60.000,0051.000,0060.000,00
3. Variación de existencias15.000,003.000,003.000,00
4. Consumo de existencias =2-345.000,0048.000,0057.000,00
5. Cargas de personal5.400,005.775,006.350,00
6. Otras cargas operativas9.000,009.900,0010.890,00
7. Coste de explotación = 4+5+659.400,0063.675,0074.240,00
8. Coste de las ventas59.400,0063.675,0074.240,00
9. Cash-flow de explotación = 1-8600,008.325,009.760,00
10. Cash-flow total600,008.325,009.760,00
11. Amortización inmovilizado (antiguos + nuevos)3.000,003.000,003.000,00
12. Provisiones y deterioros (antiguos + nuevos)900,001.080,001.260,00
13. Gastos financieros a corto y largo (antiguos+nuevos)600,00540,00480,00
14. Resultado bruto = 10-11-12-13-3.900,003.705,005.020,00
15. Compensación de pérdidas0,003.705,00195,00
16. Impuestos = (14-15) x Tasa impositiva0,000,001.688,75
17. Resultado neto = 14-15-16-3.900,000,003.136,25
18. Reservas-3.900,000,003.136,25
19. Autofinanciación = 11+12+15+180,007.785,007.591,25

CUADRO DE CASH-FLOW O CUENTA DE P Y G
Concepto
2º) Cuadro de necesidades netas de capital corriente.
En este cuadro incluiremos todos los activos y pasivos corrientes (a corto plazo) previsto.
-Como la empresa es de nueva creación, no tenemos una situación inicial de partida, por lo que el cuadro que vamos a confeccionar comienza en el año 1.
-Existencias. Estos datos los tomamos del enunciado y plasmamos las existencias finales previstas para cada ejercicio. Luego calculamos la variación de un año a otro, así para el año 2 la variación sería de 18.000 – 15.000 = 3.000
-Clientes. Para estimarlos, partimos de las ventas, así para el Año 1:
Ventas = 60.000. De esta cifra, el 30% (18.000 €) es a crédito y se cobran un mes más tarde, por tanto, el saldo pendiente de cobro al final de año será el equivalente a un mes de ventas a crédito (18.000/12 =1.500). Sucede lo mismo en los siguientes ejercicios.
-Proveedores. Sucede lo mismo que con los clientes. El período de pago es de 120 días, es decir, 4 meses. Por tanto el saldo pendiente al final de año será el equivalente a cuatro meses de compras.
Año 1: compras = 60.000 /12 meses= 5.000 ; 5.000 x 4 = 20.000

CUADRO DE NECESIDADES NETAS DE CAPITAL CORRIENTE

CuentasAño 1Año 2  Año 3
Existencias de materias primas15.000,0018.000,0021.000,00
1. Variación existencias de materias primas15.000,003.000,003.000,00
Efectos a cobrar-clientes1.500,001.800,002.100,00
2. Variación efectos a cobrar-clientes1.500,00300,00300,00
Tesorería objetivo1.500,001.500,001.500,00
3. Variación tesorería objetivo1.500,000,000,00
4. Variación Activos corrientes = 1+2+318.000,003.300,003.300,00
Proveedores20.000,0017.000,0020.000,00
5. Variación proveedores20.000,00-3.000,003.000,00
Impuestos a pagar0,000,001.688,75
6. Variación impuestos a pagar0,000,001.688,75
7. Variación Pasivos corrientes = 5+620.000,00-3.000,004.688,75
8. Necesidades netas de capital corr.= 4 – 7-2.000,006.300,00-1.388,75

En el primer año de planificación se obtienen unas necesidades netas de capital corriente negativas: -2.000, esto quiere decir que, aunque hay que invertir 18.000 € en activos corrientes, los proveedores nos están financiando con 20.000, en realidad, sobra financiación. Ello se debe a que el periodo de pago a proveedores es muy dilatado, esto genera liquidez.
3º) Presupuesto de capital
Este cuadro está formado por dos presupuestos: el de inversiones o empleos y el de financiación de dichas inversiones o recursos. En él plasmamos los datos del enunciado y lo que hemos calculado en los cuadros anteriores:

PRESUPUESTO DE CAPITAL

Presupuesto de inversionesAño 1Año 2  Año 3
1. Gastos de inversión15.000,000,000,00
2. Necesidades netas de CC-2.000,006.300,00-1.388,75
3. Amortizac. Financieras a largo plazo1.200,001.200,001.200,00
4. Inmovilizado financiero (fianza)1.500,000,000,00
TOTAL EMPLEOS15.700,007.500,00-188,75
Presupuesto de financiación
5. Autofinanciación7.785,007.591,25
6. Financiación externa
6.1 Capital5.000,00
6.2 Préstamo12.000,00
TOTAL RECURSOS17.000,007.785,007.591,25
Superávits/ déficits periodo1.300,00285,007.780,00
Superávits/ déficits acumulados1.300,001.585,009.365,00

-En el presupuesto de inversiones recogemos la inversión en inmovilizado material, la necesidades netas de capital corriente que habíamos calculado, la fianza y la devolución del préstamo.
-En el presupuesto de financiación recogemos el capital de la empresa, la autofinanciación calculada en el cuadro de cash-flow y el préstamo obtenido. Estamos suponiendo que el inmovilizado se paga al contado, por lo que no aparecen proveedores de inmovilizado.
-La diferencia entre los recursos y los empleos proporciona el déficit o el superávit del período. No existe déficit en ningún ejercicio , los recursos son suficientes para los empleos. De todas formas, hay que buscar un perfil presupuestario próximo a cero, ya que el superávit implica un exceso de recursos que puede hacer incurrir a la empresa en un coste no necesario. Se pueden introducir cambios para mejorar el presupuesto obtenido, por ejemplo, solicitar el préstamo simplemente por la cantidad necesaria (en este caso, menor que 12.000 €), esto conllevaría menos costes financieros por intereses anuales.
4º) Presupuesto de tesorería

PRESUPUESTO DE TESORERIA

ConceptoAño 1Año 2  Año 3
1. Cobros por ventas58.500,0071.700,0083.700,00
2. Pagos por explotación54.400,0069.675,0074.240,00
3. Tesorería de explotación= 1-24.100,002.025,009.460,00
4. Cobros por ampliaciones de capital5.000,00
5. Cobros por préstamos12.000,00
6. Pagos por amortiz.financieras de deudas a largo1.200,001.200,001.200,00
7. Pagos por gastos de inversión productiva15.000,00
8. Pagos por fianza1.500,00
9. Tesorería por operaciones de capital = 4+5-6-7-8-700,00-1.200,00-1.200,00
10. Pagos por intereses de deudas a largo600,00540,00480,00
11. Pagos por retribución de recursos fijos a largo600,00540,00480,00
12. Tesorería neta = 3+9-112.800,00285,007.780,00
13. Tesorería acumulada o en Balance2.800,003.085,0010.865,00

-Cobros por ventas:

Año 1Año 2Año 3
Ventas60.00072.00084.000
-Sdo.final año-1.500-1.800-2.100
+Sdo.año anterior01.5001.800
total cobros58.50071.70083.700

-En los pagos de explotación debemos tener en cuenta a los proveedores (de la misma forma que hemos calculado el cobro de las ventas, con saldos finales y de años anteriores, que se muestran en el cuadro de necesidades netas de capital corriente) más los gastos de personal y otros gastos operativos que aparecen en el enunciado.
-Se puede comprobar que la tesorería acumulada coincide con el superávit acumulado del presupuesto de capital más la tesorería objetivo.
5º) Balances previsionales

BALANCES PREVISIONALES

Año 1Año 2  Año 3
ACTIVO15.000,0015.000,0015.000,00
Inmovilizado
– Amortización Acumul.-3.000,00-6.000,00  -9.000,00
Inmovilizado financiero1.500,001.500,001.500,00
Existencias15.000,0018.000,0021.000,00
Clientes1.500,001.800,002.100,00
Tesorería2.800,003.085,0010.865,00
TOTAL ACTIVO32.800,0033.385,0041.465,00
P.NETO Y PASIVO
Capital5.000,005.000,005.000,00
Reservas3.136,25
Resultados negativ.ejerc.anteriores-195,000,00
Préstamos10.800,009.600,008.400,00
Provisiones900,001.980,003.240,00
Proveedores20.000,0017.000,0020.000,00
Resultado-3.900,000,000,00
Impuesto a pagar0,000,001.688,75
TOTAL PN Y PASIVO32.800,0033.385,0041.465,00

Vea nuestro curso de Contabilidad

Merchandising sensorial: señalizacion

MERCHANDISING SENSORIAL: SEÑALIZACIÓN

DIRECTORIOS Y OTROS SISTEMAS DE ORIENTACIÓN
Muchas veces, antes de empezar a comprar, los clientes quieren orientarse. Los grandes almacenes con varias plantas deberán disponer de paneles donde se indiquen las secciones y la localización de cada artículo. A menudo, esta información se sitúa en un directorio cerca de la entrada principal o en un mostrador de información, de modo que el cliente tenga tiempo para estudiar la organización del establecimiento antes de entrar. Los directorios complicados confunden al público; es aconsejable que las indicaciones sean lo suficientemente informativas y simples a la vez. Un plano a escala de cada una de las plantas con puntos clave como ascensores, escaleras mecánicas, entradas, salidas de incendios, restaurantes y lavabos ayuda al cliente a orientarse. Se pueden realizar folletos impresos con el directorio del establecimiento y entregarlos al cliente o situarlos en un expositor de libre acceso junto a las entradas. Una vez dentro, el comprador puede necesitar ayuda adicional para orientarse. A menudo, se cuelgan rótulos del techo sobre los pasillos; suelen ser serigrafías o textos de vinilo superpuestos. El soporte puede ser poliuretano, madera o un revestimiento de tela. Los postes de señalización exentos situados al principio de los pasillos, o junto a escaleras mecánicas y ascensores son también una forma efectiva para explicar a los consumidores dónde están y qué hay en la tienda.
La señalización dentro de una sección ayudará a guiar los pasos del cliente a través de los artículos que están a la venta. Una marca líder puede actuar como punto de referencia para reforzar la categoría de los productos de la sección. Utilizada correctamente como punto focal, una marca potente situada en la pared atraerá al cliente hacia el centro de la planta. La señalización en las paredes es parte esencial. Cuando se usa correctamente, no sólo sirve para orientar al consumidor, sino también para llamar su atención. Las pantallas de plasma y los tubos de neón pueden utilizarse para añadir movimiento a expositores murales poco atractivos.
Los rótulos exentos que informan al público sobre promociones, acontecimientos o precios siempre tendrán que imprimirse sobre cartulina e idealmente colocarse en un soporte de plexiglás. Los soportes pueden adoptar cualquier formato y medida, pero suele ser más eficaz utilizar un tamaño estándar. Cuando el rótulo se vea por ambos lados, se pueden colocar dos de espaldas, o uno impreso por ambas caras. Los soportes de plexiglás se han de situar junto al producto y formar parte integral de la presentación, no mostrarse como un elemento en el que se ha pensado a posteriori. Los clientes suelen tocar los rótulos o etiquetas exentos, por lo que una solución fácil es adherirlos sobre una superficie plana con cinta adhesiva de doble cara.

Escaparatismo y Visual Merchandising

TEXTO Y COLOR
Los rótulos interiores deben tener personalidad propia para no confundirse con otros elementos gráficos; un color o estilo único permite distinguirlos de los demás. El texto debe leerse fácilmente sobre un color de fondo contrastado. Es importante señalar que las letras minúsculas se leen con mayor facilidad que las mayúsculas.
Aunque es esencial disponer de información escrita, el exceso puede confundir al consumidor. El cliente no suele tener tiempo ni paciencia para detenerse y leer textos demasiado largos. Las frases cortas e incisivas son un medio muy efectivo.

FOTOGRAFÍAS RETROILUMINADAS
La mayoría de los establecimientos de cosméticos y perfumes de todo el mundo saben lo efectivas que son las fotografías retroiluminadas. La estructura que aloja la imagen es una carcasa con fluorescentes en cuyo frontal se instala una lámina de plexiglás o cristal para sostener la transparencia. Generalmente, el marco que soporta el plexiglás o cristal puede abrirse fácilmente para sustituir la foto. La imagen es una transparencia o diapositiva de gran formato producida por un fotógrafo y, como cualquier gráfico de formato digital, puede imprimirse en varios tamaños. A menudo, cada marca suministra sus propias imágenes.
Este sistema es económico y requiere muy poco mantenimiento. Una vez que se ha fijado la fotografía retroiluminada a la pared o al expositor, necesita poca atención. Se trata de una herramienta muy útil para iluminar un rincón oscuro, así como para transmitir un mensaje al comprador.

MERCHANDISING SENSORIAL: OTROS FACTORES AMBIENTALES
Suelo
Decoración
Temperatura
Limpieza
Orden
Techo

Vea nuestro Máster de Imagen y Moda

Merchandising sensorial

MERCHANDISING SENSORIAL

MERCHANDISING SENSORIAL: EL AMBIENTE SONORO

Desde el punto de vista comercial, se dice que el silencio es inaceptable. En este sentido, la música como componente del merchandising sensorial debe ser concebida como una herramienta para construir y mantener una relación individualizada con las personas que visitan el establecimiento, actuando de elemento de diferenciación ambiental. Juega un papel esencial en la configuración de la atmósfera del punto de venta, pues genera comportamientos de aceptación o rechazo en los clientes y, por tanto, incide, cuando menos, en el tiempo de permanencia en el punto de venta.
Vale la pena pensar si la ambientación musical se adecua al estilo de los artículos que se comercializan, así como a la clientela que frecuenta el establecimiento. La música moderna puede crear un efecto disuasorio en alguien mayor que quiera compra cortinas, mientras que inspira a los clientes jóvenes de una tienda de ropa vaquera. También es aconsejable asegurarse de que la letra no resulta ofensiva.
Tres dimensiones definen el ambiente sonoro del establecimiento:
Volumen
Tipo de música
Tempo musical (rapidez o lentitud del ritmo musical).

MERCHANDISING SENSORIAL: LOS COLORES
Si tenemos en cuenta que la mayoría de los seres humanos nos orientamos a través del sentido de la vista, es lógico pensar que el color es uno de los principales elementos con el que cuentan los gestores del punto de venta para influir en el estado afectivo, cognitivo y comportamental de las personas que visitan un establecimiento comercial.
Tres dimensiones definen al color como elemento de la atmósfera:
Significado (tipo de color)
Intensidad (grado de brillo)
Tonalidad

Todos los colores tienen un significado en relación a la psicología del consumidor, aunque cada consumidor posee una escala de colores propia, expresando en ello su humor, su propio temperamento, su imaginación y sus sentimientos.

Escaparatismo y Visual Merchandising

MERCHANDISING SENSORIAL: LOS OLORES
El empleo de olores o aromas en el punto de venta es otro de los factores que contribuyen a crear un adecuado ambiente en los establecimientos comerciales. Más que a una moda, su uso responde a una necesidad: posicionar al punto de venta en la mente de los potenciales compradores, diferenciándolo del resto de los establecimientos competidores.
Los aromas y fragancias estimulan los sentidos de los compradores, siempre que les guste aquel olor en concreto, por supuesto. Pueden introducirse aromas ambientales en una zona que lo justifique para ayudar a promocionar un producto. Las velas perfumadas expuestas en un entorno aromático se venden mejor.
En la sección de comestibles es imprescindible asegurarse de que los artículos son frescos, puesto que los malos olores tienen un efecto disuasorio; disfrazarlos sólo es una solución a corto plazo. El aroma de pan recién horneado incitará a comprar en una panadería, pero el olor del pescado pasado no tendrá el mismo efecto; la única solución es asegurarse de que las neveras y los congeladores se limpian periódicamente.
Durante años, los grandes almacenes han coqueteado con la posibilidad de introducir olores a través del sistema de aire acondicionado para satisfacer a su clientela. Sin embargo, es una idea que no ha llegado a prosperar. Cada persona tiene su propia sensibilidad; lo que a unos les gusta a otros puede disgustarles profundamente. En un caso extremo, un cliente puede ser alérgico a determinado olor, lo que comportaría consecuencias verdaderamente preocupantes.
El uso de aromas por lo tanto debe poder ser controlado y modificado a voluntad.
Las dimensiones que definen al olor como elemento ambiental son tres:
Tipo de aroma (olor a pino, a canela…)
Intensidad (olor fuerte o suave)
Nivel de agrado (olor agradable o desagradable)

MERCHANDISING SENSORIAL: ILUMINACIÓN
Por desgracia, no siempre se aprovechan todas las posibilidades que ofrece la iluminación.
Muchos establecimientos siguen dedicando todos sus esfuerzos a presentar sus productos, pero sin realizarlos mediante una buena iluminación y no es raro que las zonas más interesantes de una tienda queden ocultas en la sombra.
Un sistema de raíles electrificados ofrece la máxima flexibilidad para iluminar las instalaciones interiores y permite utilizar diversos tipos de luminarias, cada una de las cuales desempeñará un papel específico. Los focos direccionales iluminan un artículo determinado, mientras que las luminarias con haz de luz amplio proporcionan luz de ambiente al conjunto.
Hay que tener en cuenta el tipo de luz, la potencia en watios y la anchura del haz. Una luminaria puede resultar inútil si no se utiliza la bombilla correcta. La mayoría puede llevar diversos tipos de bombillas, pero no todas son efectivas por igual. La anchura de haz dependerá del tamaño de la agrupación de artículos que se quiere iluminar. Una joya de pequeño tamaño, por ejemplo, sólo requerirá una anchura de haz de tres grados; cualquier anchura superior iluminará la zona adyacente. Las tiendas en general suelen estar iluminadas con tubos fluorescentes; si se usan correctamente, proporcionan una luz de ambiente efectiva y eficiente.

Vea nuestro Máster de Imagen y Moda

Colocacion de producto

COLOCACIÓN DE PRODUCTO

COLOCACIÓN DE PRODUCTO: PRESENTACIÓN HORIZONTAL Y VERTICAL
Cuando un determinado producto se ubica en todos los niveles de una góndola decimos que existe una presentación vertical. Por el contrario, si se utiliza únicamente un nivel lo denominamos presentación horizontal. Es importante precisar que en este punto no hablamos de referencias, sino de productos, lo que supone una agregación de referencias.
Hay un acuerdo unánime en afirmar que la presentación vertical es más conveniente que la presentación horizontal. No obstante, la falta de espacio en los lineales obliga, la mayoría de las veces, a efectuar una presentación horizontal en los puntos de venta.

PRESENTACIÓN HORIZONTAL
El producto se ubica utilizando únicamente un nivel.

Ventajas de la presentación horizontal
Permite al cliente visualizar el producto durante más tiempo.
Inconvenientes de la presentación horizontal
Determinados productos no serán vistos por los clientes (el movimiento de la cabeza es horizontal).
En cada nivel del mobiliario se coloca un producto cuyas referencias tienen gran semejanza, confiriendo al lineal una cierta monotonía.

PRESENTACIÓN VERTICAL
El producto se ubica en todos los niveles de una góndola.

Ventajas de la presentación vertical
Visibilidad del producto: el movimiento de la cabeza, generalmente, sigue una línea horizontal; por tanto, todos los productos son visibles para los clientes.                                                                              Facilidad de búsqueda: el cliente encontrará fácilmente el producto en cualquiera de los niveles.
Lineal armónico: la presentación vertical permite romper la monotonía de las presentaciones horizontales
Complementariedad: la presentación vertical está especialmente indicada para la exhibición de productos complementarios.
Inconvenientes de la presentación vertical
Pérdidas de espacio: cuando los productos no tienen dimensiones semejantes se generan espacios ociosos en los diferentes niveles.
Dimensiones del producto en el lineal: el número de frontales de cada producto disminuye.

COLOCACIÓN DE PRODUCTO: NIVELES DE EXPOSICIÓN
Desde el punto de vista del consumidor, se diferencian tres niveles:
Nivel superior (S)
Recibe dos denominaciones alternativas:
nivel de los ojos” (se corresponde con la altura de los ojos del cliente)
nivel de percepción” (el objetivo de este nivel es atraer y retener la atención del consumidor
En este nivel colocaremos los artículos de compra impulsiva o los más interesantes para el establecimiento por su rentabilidad, rotación, posicionamiento, etc.
Nivel intermedio o medio (M)
Colocado a una altura que permite al cliente de forma cómoda, mediante una extensión de brazos, coger con las manos el producto. Por ello se le denomina “nivel de las manos
Nivel inferior (I)

Escaparatismo y Visual Merchandising

Se considera de baja o nula percepción y supone para el comprador un esfuerzo para ver el producto. Igualmente, para coger los artículos expuestos se ve obligado a agacharse.
Recibe el nombre de “
nivel del suelo”.
Cabe la posibilidad de fijar un cuarto nivel que estaría ubicado por encima del nivel de los ojos. Recibe el nombre de “
nivel de la cabeza” y se considera un nivel no vendedor, ya que los productos están situados fuera del alcance de las manos del cliente. Este nivel tiene fines únicamente publicitarios.

MERCHANDISING SENSORIAL

Muchas veces, el papel del visual merchandiser no se limita a organizar la disposición de artículos, asegurarse de que la tienda tiene un aspecto impecable o promover la imagen de marca. Hoy en día, es muy probable que se le encargue la supervisión del ambiente y la atmósfera global del establecimiento.
Nunca las condiciones ambientales han tenido tanta importancia en los establecimientos comerciales como en la actualidad. Ello se debe a que las investigaciones sobre el comportamiento del consumidor han demostrado que, en un proceso de compra, los clientes a la hora de tomar decisiones prestan una mayor atención a los factores intangibles (atmósfera del establecimiento) que al propio producto o servicio que van a adquirir. Ello se debe a que el cliente desea cada vez más conjugar compras más ocio, ir de compras (no hacer la compra), otorgando mayor valor a los elementos que configuran el entorno de la tienda.
En este contexto, los gestores del punto de venta deben intentar que el cliente permanezca el mayor tiempo posible en el establecimiento, con objeto de lograr de ellos el mayor volumen de compras posible. El aumento del tiempo de permanencia sólo es factible si las condiciones ambientales del punto de venta contribuyen a que el cliente esté a gusto en el interior del establecimiento. De ahí la preocupación de los responsables del merchandising por ofrecer a los clientes un valor añadido, no sólo a través de la calidad de los productos y/o servicios, sino también de la calidad del espacio en el que tiene lugar el acto de compra.
Las condiciones ambientales constituyen uno de los principales determinantes del estado de ánimo, de las percepciones y comportamientos de las personas que acuden a un punto de venta, incidiendo en su satisfacción y, en consecuencia, en la elección del establecimiento como lugar habitual de compras (fidelización).
Son objetivos del merchandising sensorial:
Aumentar el agrado de las compras
Orientar la circulación
Atraer la atención de los clientes
Incrementar el tiempo de permanencia

Vea nuestro Máster de Imagen y Moda

 

Posibilidad de aplicar el tipo impositivo del 4 por ciento a las adquisiciones de viviendas realizadas durante el año 2017.

 

1.- El artículo 91.Dos.1.6º de la Ley 37/1992, de 27 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (BOE de 29 de diciembre) prevé, en su segundo párrafo, la aplicación del tipo impositivo reducido del 4 por ciento a las siguientes operaciones:

“Las viviendas que sean adquiridas por las entidades que apliquen el régimen especial previsto en el capítulo III del Título VII del Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo, siempre que a las rentas derivadas de su posterior arrendamiento les sea aplicable la bonificación establecida en el apartado 1 del artículo 54 de la citada Ley. A estos efectos, la entidad adquirente comunicará esta circunstancia al sujeto pasivo con anterioridad al devengo de la operación en la forma que se determine reglamentariamente.”.

Por su parte, el artículo 26 bis del Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido, aprobado por Real Decreto 1624/1992, de 29 de diciembre (BOE de 31 de diciembre), establece que:

“Uno. A efectos de lo previsto en el segundo párrafo del artículo 91.dos.1.6.º de la Ley del Impuesto, relativo a determinadas entregas de viviendas, las circunstancias de que el destinatario tiene derecho a aplicar el régimen especial previsto en el capítulo III del título VII del Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo, y de que a las rentas derivadas de su posterior arrendamiento les es aplicable la bonificación establecida en el artículo 54.1 de dicha ley, podrán acreditarse mediante una declaración escrita firmada por el referido destinatario dirigida al sujeto pasivo, en la que aquél haga constar, bajo su responsabilidad, su cumplimiento.

De mediar las circunstancias previstas en el artículo 87.uno de la Ley del Impuesto, el citado destinatario responderá solidariamente de la deuda tributaria correspondiente, sin perjuicio, asimismo, de la aplicación de lo dispuesto en el artículo 170.dos.2.º de la misma ley.”.

De acuerdo con lo expuesto anteriormente, la aplicación del gravamen del 4 por ciento a la adquisición de viviendas por entidades dedicadas al arrendamiento requiere dos condiciones:

1ª) Que la entidad adquirente aplique el régimen especial previsto en el capítulo III del Título VII del Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo.

En la actualidad, la referencia debe entenderse realizada al capítulo III del Título VII de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades (BOE de 28 de noviembre).

2ª) Que a las rentas derivadas del posterior arrendamiento de la vivienda adquirida les sea aplicable la bonificación establecida en el apartado 1 del artículo 54 de la citada Ley del Impuesto sobre Sociedades (actual artículo 49 de la Ley 27/2014).

En consecuencia, si la entidad consultante reúne las condiciones anteriores se aplicará el tipo impositivo del 4 por ciento a las adquisiciones de viviendas terminadas, incluidas las plazas de garaje, con un máximo de dos unidades que se transmitan conjuntamente, efectuadas por la misma conforme a lo señalado en los apartados precedentes.

En el caso planteado en la consulta, la sociedad pretende aplicar el tipo impositivo del 4 por ciento a la adquisición de viviendas durante el año 2017. Sin embargo, en este año todavía no cumple los requisitos necesarios para poder aplicar el régimen especial previsto la Ley del Impuesto sobre Sociedades para “Entidades dedicadas al arrendamiento de viviendas”.

No obstante, en la medida en que la intención de la sociedad consultante, confirmada por elementos objetivos que deberán concurrir a la fecha de la adquisición, vaya a ser dedicar las viviendas que adquiera en el año 2017 al arrendamiento y vaya a tener derecho a la bonificación establecida en el apartado 1 del artículo 49 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades respecto de las rentas que vaya percibir del referido arrendamiento, la adquisición de dichos bienes inmuebles tributará en el Impuesto sobre el Valor Añadido al tipo impositivo del 4 por ciento.

Lo anterior no será de aplicación a la adquisición de viviendas en construcción efectuada por la entidad consultante cuya entrega estará sujeta y no exenta del Impuesto sobre el Valor Añadido, tributando al tipo general del Impuesto del 21 por ciento.

Vea nuestro curso de fiscal

Tipo impositivo del Impuesto sobre el Valor Añadido aplicable al servicio de acceso a salas de fiesta, baile y discotecas.

 

1.- El artículo 90, apartado uno, de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (BOE de 29 de diciembre) dispone que el Impuesto se exigirá al tipo del 21 por ciento, salvo lo dispuesto en el artículo siguiente.

Por su parte, el artículo 91, apartado uno, número 2, ordinal 2º, de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido, según redacción dada por el artículo 60 de la Ley 3/2017, de 27 de junio, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2017 (BOE de 28 de junio), que entró en vigor el 29 de junio, determina que se aplicará el tipo impositivo del 10 por ciento a las prestaciones de servicios siguientes:

“2.º Los servicios de hostelería, acampamento y balneario, los de restaurantes y, en general, el suministro de comidas y bebidas para consumir en el acto, incluso si se confeccionan previo encargo del destinatario.”.

La nueva redacción del artículo 91.Uno.2.2º de la Ley ha suprimido la aplicación del tipo impositivo general a los denominados servicios mixtos de hostelería.

De esta forma, los servicios de hostelería prestados en una discoteca, bar musical, café teatro, café concierto y establecimientos de características similares pasan a tributar, en todo caso, al tipo impositivo reducido del 10 por ciento con independencia de que el servicio de hostelería se realice conjuntamente con una prestación de servicios recreativos de cualquier naturaleza, tales como espectáculos, actuaciones musicales, discoteca, salas de fiesta, salas de baile y karaoke.

2.- Por su parte, en relación con el servicio de acceso a discotecas, salas de fiesta, salas de baile y establecimientos similares es criterio reiterado de este Centro directivo derivado de la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea manifestado, entre otras, en sus sentencias de 25 de febrero de 1999, Card Protection Plan Ltd (CPP), asunto C-349/96, de 2 de mayo de 1996, Faaborg-Gelting Linien, asunto C-231/94, y de 22 de octubre de 1998, Madgett y Baldwin, asuntos acumulados C-308/96 y C-94/97, y la de 27 de octubre de 2005, Levob Verzekeringen, asunto 41/04 que cuando una operación está constituida por un conjunto de elementos y de actos, procede tomar en consideración todas las circunstancias en las que se desarrolla la operación en cuestión, para determinar, por una parte, si se trata de dos o más prestaciones distintas o de una prestación única.

El Tribunal de Justicia ha declarado que se trata de una prestación única, en particular, en el caso de que deba considerarse que uno o varios elementos constituyen la prestación principal, mientras que, a la inversa, uno o varios elementos deben ser considerados como una o varias prestaciones accesorias que comparten el tratamiento fiscal de la prestación principal.

De esta forma, con independencia de que se facture por un precio único o se desglose el importe correspondiente a los distintos elementos, una prestación debe ser considerada accesoria de una prestación principal cuando no constituye para la clientela un fin en sí, sino el medio de disfrutar en las mejores condiciones del servicio principal del prestador.

En base a lo anterior, parece que en el servicio de acceso a discotecas, salas de fiesta, salas de baile y establecimientos similares es independiente del servicio de hostelería, por lo que este servicio de acceso deberá tributar al tipo impositivo general del 21 por ciento en el Impuesto sobre el Valor Añadido.

2.- No obstante lo anterior, la redacción vigente desde el 29 de junio de 2017 del artículo 91, apartado uno, número 2, ordinal 6º de la Ley 37/1992, que ha sido también modificada igualmente por el referido artículo 60 de la Ley 3/2017, de 27 de junio, dispone será de aplicación el tipo impositivo del 10 por ciento a las prestaciones de servicios siguientes:

“6.º La entrada a bibliotecas, archivos y centros de documentación, museos, galerías de arte, pinacotecas, teatros, circos, festejos taurinos, conciertos, y a los demás espectáculos culturales en vivo.”.

En este sentido, el artículo 12.1 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria (BOE de 18 de diciembre) preceptúa que las normas tributarias se interpretarán con arreglo a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 3 del Código Civil.

A este respecto, el apartado 1 del artículo 3 del Código Civil prescribe que las normas se interpretarán según el sentido propio de sus palabras, en relación con el contexto, los antecedentes históricos y legislativos y la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas, atendiendo fundamentalmente al espíritu y finalidad de aquéllas.

Por su parte, el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua define la palabra espectáculo en su primera acepción como “1. Función o diversión pública celebrada en un teatro, en un circo o en cualquier otro edificio o lugar en que se congrega la gente para presenciarla.”.

En consecuencia, el servicio de acceso a discotecas, salas de fiesta, salas de baile y establecimientos similares cuando se ofrezcan de forma continuada o se celebren espectáculos culturales en directo tributará al tipo impositivo reducido del 10 por ciento del Impuesto sobre el Valor Añadido.

A estos efectos, la consultante desea conocer si la actuación de un disc-jockey o pinchadiscos en las referidas salas tiene la consideración de un espectáculo cultural en directo.

El Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua define al disc-jockey como pinchadiscos que es “la persona encargada de seleccionar y poner discos en una discoteca o en determinados programas de radio o televisión.”.

A estos efectos, es importante señalar que la Resolución de 26 de abril de 2012, de la Dirección General de Empleo, del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, por la que se registra y publica el Convenio colectivo estatal del personal de salas de fiesta, baile y discotecas (BOE de 18 de mayo), incluye dentro del personal artístico de salas de fiesta, baile y discotecas de España a los disc-jockeys.

De esta forma, la labor del disc-jockey parece que no se limita a poner la música sino que realiza una importante labor de selección musical que ha ido evolucionando hacia la propia adaptación y mezcla de los temas musicales seleccionados de manera original, de tal forma que su labor debe encuadrarse como una manifestación de la cultura.

En consecuencia, la actuación de un disc-jockey en una discoteca tiene la consideración de espectáculo cultural en vivo, por lo que el servicio de acceso a salas de fiesta, baile y discotecas cuando se ofrezca dicha actuación pasará a estar gravada al tipo impositivo reducido del 10 por ciento del Impuesto sobre el Valor Añadido.

3.- Por otra parte, en relación con la naturaleza del servicio de acceso a las referidas salas cuando la entrada incluya consumiciones del servicio de hostelería, debe tenerse en cuenta que el apartado dos del artículo del artículo 75 de la Ley 37/1992, que regula el devengo del Impuesto, establece lo siguiente:

“Dos. No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, en las operaciones sujetas a gravamen que originen pagos anticipados anteriores a la realización del hecho imponible el impuesto se devengará en el momento del cobro total o parcial del precio por los importes efectivamente percibidos.”.

En consecuencia, cuando el importe de la entrada no constituya la contraprestación del servicio de acceso al establecimiento sino únicamente el pago anticipado del servicio de hostelería que puede disfrutarse en el mismo, quedará gravado al tipo impositivo reducido del 10 por ciento, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 91.Uno.2.2º de la Ley 37/1992, con independencia que se ofrezcan espectáculos culturales en vivo en el establecimiento.

Por otra parte, el artículo 79, apartado dos, de la Ley 37/1992 que establece lo siguiente:

“Dos. Cuando en una misma operación y por precio único se entreguen bienes o se presten servicios de diversa naturaleza, incluso en los supuestos de transmisión de la totalidad o parte de un patrimonio empresarial, la base imponible correspondiente a cada uno de ellos se determinará en proporción al valor de mercado de los bienes entregados o de los servicios prestados.

Lo dispuesto en el párrafo anterior no se aplicará cuando dichos bienes o servicios constituyan el objeto de prestaciones accesorias de otra principal sujeta al impuesto.”.

Por tanto en la medida que el importe del pago exigido al cliente por el acceso a la sala se incluya además del pago anticipado de la consumición del servicio de hostelería también la contraprestación del propio servicio de acceso a la sala, que como se ha señalado es independiente del servicio de hostelería, será de aplicación lo establecido en el referido artículo 79.Dos de la Ley 37/1992 debiendo considerarse ambos servicios como independientes y cada parte de la base imponible tributará al tipo impositivo del Impuesto sobre el Valor Añadido aplicable a cada uno de los referidos servicios.

En este sentido, deberá tenerse en cuenta que en el supuesto que, como se ha señalado, se ofrezcan de forma continuada o se celebren espectáculos culturales en directo en la sala, la parte de la base imponible correspondiente al servicio de acceso tributará también al tipo impositivo reducido del 10 por ciento.

Vea nuestro curso de fiscal

Tipo impositivo del Impuesto sobre el Valor Añadido aplicable al servicio de acceso a salas de fiesta, baile y discotecas y otros establecimientos de ocio nocturno.

 

1.- El artículo 90, apartado uno, de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (BOE de 29 de diciembre) dispone que el Impuesto se exigirá al tipo del 21 por ciento, salvo lo dispuesto en el artículo siguiente.

Por su parte, el artículo 91, apartado uno, número 2, ordinal 2º, de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido, según redacción dada por el artículo 60 de la Ley 3/2017, de 27 de junio, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2017 (BOE de 28 de junio), que entró en vigor el 29 de junio, determina que se aplicará el tipo impositivo del 10 por ciento a las prestaciones de servicios siguientes:

“2.º Los servicios de hostelería, acampamento y balneario, los de restaurantes y, en general, el suministro de comidas y bebidas para consumir en el acto, incluso si se confeccionan previo encargo del destinatario.”.

La nueva redacción del artículo 91.Uno.2.2º de la Ley ha suprimido la aplicación del tipo impositivo general a los denominados servicios mixtos de hostelería.

De esta forma, los servicios de hostelería prestados en una discoteca, bar musical, café teatro, café concierto y establecimientos de características similares pasan a tributar, en todo caso, al tipo impositivo reducido del 10 por ciento con independencia de que el servicio de hostelería se realice conjuntamente con una prestación de servicios recreativos de cualquier naturaleza, tales como espectáculos, actuaciones musicales, discoteca, salas de fiesta, salas de baile y karaoke.

2.- Por su parte, en relación con el servicio de acceso a discotecas, salas de fiesta, salas de baile y establecimientos similares es criterio reiterado de este Centro directivo derivado de la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea manifestado, entre otras, en sus sentencias de 25 de febrero de 1999, Card Protection Plan Ltd (CPP), asunto C-349/96, de 2 de mayo de 1996, Faaborg-Gelting Linien, asunto C-231/94, y de 22 de octubre de 1998, Madgett y Baldwin, asuntos acumulados C-308/96 y C-94/97, y la de 27 de octubre de 2005, Levob Verzekeringen, asunto 41/04 que cuando una operación está constituida por un conjunto de elementos y de actos, procede tomar en consideración todas las circunstancias en las que se desarrolla la operación en cuestión, para determinar, por una parte, si se trata de dos o más prestaciones distintas o de una prestación única.

El Tribunal de Justicia ha declarado que se trata de una prestación única, en particular, en el caso de que deba considerarse que uno o varios elementos constituyen la prestación principal, mientras que, a la inversa, uno o varios elementos deben ser considerados como una o varias prestaciones accesorias que comparten el tratamiento fiscal de la prestación principal.

De esta forma, con independencia de que se facture por un precio único o se desglose el importe correspondiente a los distintos elementos, una prestación debe ser considerada accesoria de una prestación principal cuando no constituye para la clientela un fin en sí, sino el medio de disfrutar en las mejores condiciones del servicio principal del prestador.

En base a lo anterior, parece que en el servicio de acceso a discotecas, salas de fiesta, salas de baile y establecimientos similares es independiente del servicio de hostelería, por lo que este servicio de acceso deberá tributar al tipo impositivo general del 21 por ciento en el Impuesto sobre el Valor Añadido.

2.- No obstante lo anterior, la redacción vigente desde el 29 de junio de 2017 del artículo 91, apartado uno, número 2, ordinal 6º de la Ley 37/1992, que ha sido también modificada igualmente por el referido artículo 60 de la Ley 3/2017, de 27 de junio, dispone será de aplicación el tipo impositivo del 10 por ciento a las prestaciones de servicios siguientes:

“6.º La entrada a bibliotecas, archivos y centros de documentación, museos, galerías de arte, pinacotecas, teatros, circos, festejos taurinos, conciertos, y a los demás espectáculos culturales en vivo.”.

En este sentido, el artículo 12.1 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria (BOE de 18 de diciembre) preceptúa que las normas tributarias se interpretarán con arreglo a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 3 del Código Civil.

A este respecto, el apartado 1 del artículo 3 del Código Civil prescribe que las normas se interpretarán según el sentido propio de sus palabras, en relación con el contexto, los antecedentes históricos y legislativos y la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas, atendiendo fundamentalmente al espíritu y finalidad de aquéllas.

Por su parte, el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua define la palabra espectáculo en su primera acepción como “1. Función o diversión pública celebrada en un teatro, en un circo o en cualquier otro edificio o lugar en que se congrega la gente para presenciarla.”.

En consecuencia, el servicio de acceso a discotecas, salas de fiesta, salas de baile y establecimientos similares cuando se ofrezcan de forma continuada o se celebren espectáculos culturales en directo tributará al tipo impositivo reducido del 10 por ciento del Impuesto sobre el Valor Añadido.

A estos efectos, la consultante desea conocer si la actuación de un disc-jockey o pinchadiscos en las referidas salas tiene la consideración de un espectáculo cultural en directo.

El Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua define al disc-jockey como pinchadiscos que es “la persona encargada de seleccionar y poner discos en una discoteca o en determinados programas de radio o televisión.”.

A estos efectos, es importante señalar que la Resolución de 26 de abril de 2012, de la Dirección General de Empleo, del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, por la que se registra y publica el Convenio colectivo estatal del personal de salas de fiesta, baile y discotecas (BOE de 18 de mayo), incluye dentro del personal artístico de salas de fiesta, baile y discotecas de España a los disc-jockeys.

De esta forma, la labor del disc-jockey parece que no se limita a poner la música sino que realiza una importante labor de selección musical que ha ido evolucionando hacia la propia adaptación y mezcla de los temas musicales seleccionados de manera original, de tal forma que su labor debe encuadrarse como una manifestación de la cultura.

En consecuencia, la actuación de un disc-jockey en una discoteca tiene la consideración de espectáculo cultural en vivo, por lo que el servicio de acceso a salas de fiesta, baile y discotecas cuando se ofrezca dicha actuación pasará a estar gravada al tipo impositivo reducido del 10 por ciento del Impuesto sobre el Valor Añadido.

3.- Por otra parte, en relación con la naturaleza del servicio de acceso a las referidas salas cuando la entrada incluya consumiciones del servicio de hostelería, debe tenerse en cuenta que el apartado dos del artículo del artículo 75 de la Ley 37/1992, que regula el devengo del Impuesto, establece lo siguiente:

“Dos. No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, en las operaciones sujetas a gravamen que originen pagos anticipados anteriores a la realización del hecho imponible el impuesto se devengará en el momento del cobro total o parcial del precio por los importes efectivamente percibidos.”.

En consecuencia, cuando el importe de la entrada no constituya la contraprestación del servicio de acceso al establecimiento sino únicamente el pago anticipado del servicio de hostelería que puede disfrutarse en el mismo, quedará gravado al tipo impositivo reducido del 10 por ciento, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 91.Uno.2.2º de la Ley 37/1992, con independencia que se ofrezcan espectáculos culturales en vivo en el establecimiento.

Por otra parte, el artículo 79, apartado dos, de la Ley 37/1992 que establece lo siguiente:

“Dos. Cuando en una misma operación y por precio único se entreguen bienes o se presten servicios de diversa naturaleza, incluso en los supuestos de transmisión de la totalidad o parte de un patrimonio empresarial, la base imponible correspondiente a cada uno de ellos se determinará en proporción al valor de mercado de los bienes entregados o de los servicios prestados.

Lo dispuesto en el párrafo anterior no se aplicará cuando dichos bienes o servicios constituyan el objeto de prestaciones accesorias de otra principal sujeta al impuesto.”.

Por tanto en la medida que el importe del pago exigido al cliente por el acceso a la sala se incluya además del pago anticipado de la consumición del servicio de hostelería también la contraprestación del propio servicio de acceso a la sala, que como se ha señalado es independiente del servicio de hostelería, será de aplicación lo establecido en el referido artículo 79.Dos de la Ley 37/1992 debiendo considerarse ambos servicios como independientes y cada parte de la base imponible tributará al tipo impositivo del Impuesto sobre el Valor Añadido aplicable a cada uno de los referidos servicios.

En este sentido, deberá tenerse en cuenta que en el supuesto que, como se ha señalado, se ofrezcan de forma continuada o se celebren espectáculos culturales en directo en la sala, la parte de la base imponible correspondiente al servicio de acceso tributará también al tipo impositivo reducido del 10 por ciento.

Vea nuestro curso de fiscal

Aplicación del supuesto de inversión del sujeto pasivo previsto en el artículo 84.Uno.2º, f) de la Ley 37/1992.

 

1.- De conformidad con el artículo 4.Uno de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del impuesto sobre el valor añadido (BOE del 29 de diciembre) estarán sujetas al impuesto “las entregas de bienes y prestaciones de servicios realizadas en el ámbito espacial del impuesto por empresarios o profesionales a título oneroso, con carácter habitual u ocasional, en el desarrollo de su actividad empresarial o profesional, incluso si se efectúan en favor de los propios socios, asociados, miembros o partícipes de las entidades que las realicen.”.

El concepto de empresario o profesional se regula, a los efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido, por el artículo 5.Uno de la Ley 37/1992, conforme al cual tienen esta condición:

“a) Las personas o entidades que realicen las actividades empresariales o profesionales definidas en el apartado siguiente de este artículo.

No obstante, no tendrán la consideración de empresarios o profesionales quienes realicen exclusivamente entregas de bienes o prestaciones de servicios a título gratuito, sin perjuicio de lo establecido en la letra siguiente.

c) Quienes realicen una o varias entregas de bienes o prestaciones de servicios que supongan la explotación de un bien corporal o incorporal con el fin de obtener ingresos continuados en el tiempo.

En particular, tendrán dicha consideración los arrendadores de bienes.

(…).”.

Por su parte, el concepto de actividad empresarial o profesional se define por el apartado dos del mismo artículo 5, de acuerdo con el cual tienen esta condición las actividades que impliquen la ordenación por cuenta propia de factores de producción materiales y humanos o de uno de ellos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios.

Asimismo, el artículo 5, en su apartado uno, letra d), establece expresamente que se reputarán empresarios o profesionales quienes “efectúen la urbanización de terrenos o la promoción, construcción o rehabilitación de edificaciones destinadas, en todos los casos, a su venta, adjudicación o cesión por cualquier título, aunque sea ocasionalmente.”.

2.- Con respecto al sujeto pasivo de las ejecuciones de obra inmobiliaria, cabe señalar que, con fecha 27 de diciembre de 2012, ha tenido lugar contestación vinculante a consulta con número de referencia V2583-12, planteada en relación con el tratamiento en el Impuesto sobre el Valor Añadido derivado de la aplicación de la letra f) del artículo 84.Uno.2º de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (BOE de 29 de diciembre), añadida por la Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude (BOE de 30 de octubre).

El mencionado artículo 84 de la Ley 37/1992 establece, con efectos desde el 31 de octubre de 2012, lo siguiente:

“Uno. Serán sujetos pasivos del Impuesto:

1º. Las personas físicas o jurídicas que tengan la condición de empresarios o profesionales y realicen las entregas de bienes o presten los servicios sujetos al Impuesto, salvo lo dispuesto en los números siguientes.

2º. Los empresarios o profesionales para quienes se realicen las operaciones sujetas al Impuesto en los supuestos que se indican a continuación:

(…)

f) Cuando se trate de ejecuciones de obra, con o sin aportación de materiales, así como las cesiones de personal para su realización, consecuencia de contratos directamente formalizados entre el promotor y el contratista que tengan por objeto la urbanización de terrenos o la construcción o rehabilitación de edificaciones.

Lo establecido en el párrafo anterior será también de aplicación cuando los destinatarios de las operaciones sean a su vez el contratista principal u otros subcontratistas en las condiciones señaladas.

(…).”.

De acuerdo con lo anterior, resultará de aplicación el mecanismo conocido como inversión del sujeto pasivo, cuando se reúnan los siguientes requisitos:

a) El destinatario de las operaciones sujetas al Impuesto debe actuar con la condición de empresario o profesional.

b) Las operaciones realizadas deben tener por objeto la urbanización de terrenos o la construcción o rehabilitación de edificaciones.

c) Las operaciones realizadas deben tener la naturaleza jurídica de ejecuciones de obra, con o sin aportación de materiales, incluida la cesión de personal necesario para su realización.

d) Tales operaciones deben ser consecuencia de contratos directamente formalizados entre el promotor y el o los contratistas principales, si bien, la inversión del sujeto pasivo también se producirá, en los casos de ejecuciones de obra y cesiones de personal efectuadas para el contratista principal u otros subcontratistas, cuando las mismas sean consecuencia o traigan causa en un contrato principal, que tenga por objeto la urbanización de terrenos o la construcción o rehabilitación de edificaciones.

La expresión «directamente formalizados» debe considerarse equivalente a «directamente concertados» entre el promotor y el contratista, cualquiera que sea la forma oral o escrita de los contratos celebrados.

Para la correcta aplicación del citado precepto, resulta preciso delimitar, a efectos de lo establecido en la Ley 37/1992, una serie de conceptos, que fueron abordados en la citada contestación V2583-12, y que, en lo que aquí interesa se reproducen a continuación:

“1.2. Sobre el ámbito objetivo de aplicación del artículo 84.Uno.2º.f) de la Ley 37/1992.

Tal y como se ha señalado previamente, para la aplicación del supuesto de inversión del sujeto pasivo del artículo 84.Uno.2º.f) de la Ley del Impuesto es necesario que concurran, además del requisito subjetivo señalado en el apartado anterior, tres requisitos objetivos, a saber:

  1. Que se trate de operaciones que se realicen en el marco de un proceso de urbanización de terrenos o de construcción o rehabilitación de edificaciones.
  2. Que las operaciones realizadas tengan la naturaleza jurídica de ejecuciones de obra, con o sin aportación de materiales, incluida la cesión de personal necesario para su realización.
  3. Que dichas operaciones sean consecuencia de contratos directamente formalizados entre el promotor y el o los contratistas principales.

Tutores para formación bonificada  

A) Urbanización de terrenos.

(…)

B) Edificaciones.

(…).

C) Rehabilitación de edificaciones.

Por lo que respecta al concepto de rehabilitación citado, se debe acudir al artículo 20.Uno.22º de la Ley 37/1992, el cual señala que, a los efectos de la Ley del Impuesto, son obras de rehabilitación de edificaciones las que reúnan los siguientes requisitos:

“1.º Que su objeto principal sea la reconstrucción de las mismas, entendiéndose cumplido este requisito cuando más del 50 por ciento del coste total del proyecto de rehabilitación se corresponda con obras de consolidación o tratamiento de elementos estructurales, fachadas o cubiertas o con obras análogas o conexas a las de rehabilitación.

2.º Que el coste total de las obras a que se refiera el proyecto exceda del 25 por ciento del precio de adquisición de la edificación si se hubiese efectuado aquélla durante los dos años inmediatamente anteriores al inicio de las obras de rehabilitación o, en otro caso, del valor de mercado que tuviera la edificación o parte de la misma en el momento de dicho inicio. A estos efectos, se descontará del precio de adquisición o del valor de mercado de la edificación la parte proporcional correspondiente al suelo.

Se considerarán obras análogas a las de rehabilitación las siguientes:

a) Las de adecuación estructural que proporcionen a la edificación condiciones de seguridad constructiva, de forma que quede garantizada su estabilidad y resistencia mecánica.

b) Las de refuerzo o adecuación de la cimentación así como las que afecten o consistan en el tratamiento de pilares o forjados.

c) Las de ampliación de la superficie construida, sobre y bajo rasante.

d) Las de reconstrucción de fachadas y patios interiores.

e) Las de instalación de elementos elevadores, incluidos los destinados a salvar barreras arquitectónicas para su uso por discapacitados.

Se considerarán obras conexas a las de rehabilitación las que se citan a continuación cuando su coste total sea inferior al derivado de las obras de consolidación o tratamiento de elementos estructurales, fachadas o cubiertas y, en su caso, de las obras análogas a éstas, siempre que estén vinculadas a ellas de forma indisociable y no consistan en el mero acabado u ornato de la edificación ni en el simple mantenimiento o pintura de la fachada:

a) Las obras de albañilería, fontanería y carpintería.

b) Las destinadas a la mejora y adecuación de cerramientos, instalaciones eléctricas, agua y climatización y protección contra incendios.

c) Las obras de rehabilitación energética.

Se considerarán obras de rehabilitación energética las destinadas a la mejora del comportamiento energético de las edificaciones reduciendo su demanda energética, al aumento del rendimiento de los sistemas e instalaciones térmicas o a la incorporación de equipos que utilicen fuentes de energía renovables.”.

Cabe aclarar que las obras de rehabilitación podrán llevarse a cabo en edificaciones que sean propiedad tanto del rehabilitador como de terceros.

Así por ejemplo, se aplicará el supuesto de inversión del sujeto pasivo contenido en el artículo 84.Uno.2º.f) de la Ley del Impuesto, siempre que concurran los demás requisitos previstos en el mismo, a las ejecuciones de obras de rehabilitación llevadas a cabo por el arrendatario de un local de negocios, en el que éste desarrolla su actividad.

(…).”.

3.- Por tanto, para determinar si las obras que realice la consultante son de rehabilitación, habrá que actuar en dos fases:

1º) En primera instancia, será necesario determinar si se trata efectivamente de obras de rehabilitación desde el punto de vista cualitativo. Este requisito se entenderá cumplido cuando más del 50 por ciento del coste total del proyecto de rehabilitación se corresponda con obras de consolidación o tratamiento de elementos estructurales, fachadas o cubiertas o con obras análogas o conexas a las de rehabilitación.

A estos efectos, la distinción o concreción individualizada de las obras que puedan calificarse como de rehabilitación dentro de un proyecto total que se proyecte realizar a los efectos de la calificación global de éste como de rehabilitación, es una cuestión de naturaleza técnica respecto de la que este Centro Directivo no puede pronunciarse.

Por tanto, resultará necesario disponer de suficientes elementos de prueba que acrediten la verdadera naturaleza de las obras proyectadas, tales como, entre otros, dictámenes de profesionales específicamente habilitados para ello o el visado y, si procede, calificación del proyecto por parte de colegios profesionales.

2º) Si se cumple el requisito establecido en la primera fase, se procederá a analizar el cumplimiento del requisito cuantitativo, esto es, que el coste total de las obras o el coste del proyecto de rehabilitación exceda del 25 por ciento del precio de adquisición o del valor de mercado de la edificación antes de su rehabilitación con exclusión del valor del suelo.

Por otra parte, a los efectos de los requisitos legales señalados en este punto 2º, se considerará:

– Coste total de las obras o coste total del proyecto de rehabilitación: el importe total, Impuesto sobre el Valor Añadido excluido, que soporte el promotor como consecuencia de las entregas de bienes y prestaciones de servicios que se deriven de la rehabilitación, incluidos los servicios que le sean prestados por el personal técnico que dirija las obras.

– Precio de adquisición de las edificaciones: el realmente concertado en las operaciones en cuya virtud se haya efectuado la referida adquisición.

La prueba de dicho precio podrá efectuarse por los medios admisibles en Derecho.

– Valor de mercado de una edificación o parte de la misma: el precio que se hubiese acordado para su transmisión onerosa en condiciones normales de mercado entre partes que fuesen independientes, excluido, en su caso, el valor correspondiente al terreno en que se halla enclavado el edificio.

Asimismo, el valor de mercado de las edificaciones o partes de las mismas podrá acreditarse por los medios de prueba admisibles en Derecho.

4.- En lo que se refiere a la materia objeto de consulta, hay que tener en cuenta lo establecido en el apartado anterior de la presente contestación para considerar la existencia de rehabilitación de una edificación, de forma que procederá aplicar la regla de inversión del sujeto pasivo previsto en el artículo 84.Uno.2º.f) de la Ley 37/1992, siempre y cuando, además, se cumplan el resto de requisitos contenidos en dicho precepto y en las disposiciones reglamentarias de desarrollo.

En concreto, el artículo 24 quater del Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido aprobado por Real Decreto 1624/1992, de 29 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido (BOE de 31 de diciembre) establece, en sus apartados 3, 4, 6 y 7, lo siguiente en relación a la aplicación del artículo 84, apartado uno, número 2º, letra f) de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido:

“3. Los destinatarios de las operaciones a que se refiere el artículo 84, apartado uno, número 2.º, letra f), párrafo primero, de la Ley del Impuesto, deberán, en su caso, comunicar expresa y fehacientemente al contratista o contratistas principales con los que contraten, las siguientes circunstancias:

a) Que están actuando, con respecto a dichas operaciones, en su condición de empresarios o profesionales.

b) Que tales operaciones se realizan en el marco de un proceso de urbanización de terrenos o de construcción o rehabilitación de edificaciones.

4. Los destinatarios de las operaciones a que se refiere el artículo 84, apartado uno, número 2.º, letra f), párrafo segundo, de la Ley del Impuesto, deberán, en su caso, comunicar expresa y fehacientemente a los subcontratistas con los que contraten, la circunstancia referida en la letra b) del apartado anterior de este artículo.

(…).

  1. Las comunicaciones a que se refieren los apartados anteriores deberán efectuarse con carácter previo o simultáneo a la adquisición de los bienes o servicios en que consistan las referidas operaciones.
  2. Los destinatarios de las operaciones a que se refieren los apartados anteriores podrán acreditar bajo su responsabilidad, mediante una declaración escrita firmada por los mismos dirigida al empresario o profesional que realice la entrega o preste el servicio, que concurren, en cada caso y según proceda, las siguientes circunstancias:

Tutores de fiscal 

a) Que están actuando, con respecto a dichas operaciones, en su condición de empresarios o profesionales.

b) Que tienen derecho a la deducción total del Impuesto soportado por las adquisiciones de los correspondientes bienes inmuebles.

c) Que las operaciones se realizan en el marco de un proceso de urbanización de terrenos o de construcción o rehabilitación de edificaciones.”.

En consecuencia, cumplidos los requisitos establecidos en la Ley 37/1992 y las disposiciones reglamentarias de desarrollo y bajo la premisa de que las actuaciones tienen por objeto la rehabilitación de una edificación en los términos establecidos en el artículo 20.Uno.22º del mismo texto legal, será de aplicación la inversión del sujeto pasivo prevista en el artículo 84.Uno.2º, letra f) de la Ley 37/1992.

5.- En lo concerniente al tipo impositivo aplicable a las ejecuciones de obra de rehabilitación a que se refiere la consulta, el artículo 90 de la Ley 37/1992 establece en su apartado uno que “el Impuesto se exigirá al tipo del 21 por ciento, salvo lo dispuesto en el artículo siguiente”.

Por su parte, el artículo 91, apartado uno.3, número 1º de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido establece que se aplicará el tipo impositivo del 10 por ciento a «las ejecuciones de obras, con o sin aportación de materiales, consecuencia de contratos directamente formalizados entre el promotor y el contratista que tengan por objeto la construcción o rehabilitación de edificaciones o partes de las mismas destinadas principalmente a viviendas, incluidos los locales, anejos, garajes, instalaciones y servicios complementarios en ellos situados.

Se considerarán destinadas principalmente a viviendas las edificaciones en las que al menos el 50 por ciento de la superficie construida se destine a dicha utilización.».

En el supuesto objeto de consulta y, bajo la premisa de que las obras que va a realizar la consultante cumplen con el requisito de rehabilitación a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido en los términos establecidos en el artículo 20.Uno.22º, letra B) de la Ley 37/1992, procederá la aplicación del tipo reducido del Impuesto siempre que la entidad consultante tuviera la condición de promotor de la rehabilitación y la superficie del edificio dedicada a viviendas supere el 50 por ciento de la totalidad del edificio.

En términos generales, la doctrina de este Centro directivo ha venido considerando como promotor de edificaciones al propietario de los inmuebles que construye (promotor-constructor) o contrata la construcción (promotor) de los mismos para destinarlos a la venta, el alquiler o el uso propio.

De no cumplirse los requisitos anteriores, resultará de aplicación a la ejecución de obra consultada el tipo impositivo general del 21 por ciento.

6.- En relación con las normas para el ejercicio del derecho a la deducción del Impuesto por el sujeto pasivo, se regulan en el Título VIII de la Ley 37/1992, artículos 92 y siguientes.

En concreto, el artículo 92 prevé:

“Uno. Los sujetos pasivos podrán deducir de las cuotas del Impuesto sobre el Valor Añadido devengadas por las operaciones gravadas que realicen en el interior del país las que, devengadas en el mismo territorio, hayan soportado por repercusión directa o satisfecho por las siguientes operaciones:

1º. Las entregas de bienes y prestaciones de servicios efectuadas por otro sujeto pasivo del Impuesto.

(…).

Dos. El derecho a la deducción establecido en el apartado anterior sólo procederá en la medida en que los bienes y servicios adquiridos se utilicen en la realización de las operaciones comprendidas en el artículo 94, apartado uno de esta Ley.”.

Por su parte, el citado artículo 94 señala en su apartado uno lo siguiente:

“Uno. Los sujetos pasivos a que se refiere el apartado uno del artículo anterior podrán deducir las cuotas del Impuesto sobre el Valor Añadido comprendidas en el artículo 92 en la medida en que los bienes o servicios, cuya adquisición o importación determinen el derecho a la deducción, se utilicen por el sujeto pasivo en la realización de las siguientes operaciones:

1.º Las efectuadas en el ámbito espacial de aplicación del impuesto que se indican a continuación:

a) Las entregas de bienes y prestaciones de servicios sujetas y no exentas del Impuesto sobre el Valor Añadido.

(…).”.

Adicionalmente, el artículo 99.Dos del mismo texto legal señala que:

“Dos. Las deducciones deberán efectuarse en función del destino previsible de los bienes y servicios adquiridos, sin perjuicio de su rectificación posterior si aquél fuese alterado.

(…).”.

Cuando la consultante realice conjuntamente actividades exentas (como puede ser el arrendamiento de viviendas en virtud del artículo 20.Uno.23º de la Ley del Impuesto) y otras no exentas (como el arrendamiento de locales comerciales) sin que constituyan un sector diferenciado de actividad en los términos previstos en el artículo 9.1º, c) de la Ley 37/1992, se aplicará, en principio, la regla de la prorrata general establecida en el artículo 104 de la citada Ley de acuerdo con el cual:

“Uno. En los casos de aplicación de la regla de prorrata general, sólo será deducible el Impuesto soportado en cada período de liquidación en el porcentaje que resulte de lo dispuesto en el apartado dos siguiente.

Para la aplicación de lo dispuesto en el párrafo anterior no se computarán en el Impuesto soportado las cuotas que no sean deducibles en virtud de lo dispuesto en los artículos 95 y 96 de esta Ley.

Dos. El porcentaje de deducción a que se refiere el apartado anterior se determinará multiplicando por cien el resultante de una fracción en la que figuren:

1º. En el numerador, el importe total, determinado para cada año natural, de las entregas de bienes y prestaciones de servicios que originen el derecho a la deducción, realizadas por el sujeto pasivo en el desarrollo de su actividad empresarial o profesional o, en su caso, en el sector diferenciado que corresponda.

2º. En el denominador, el importe total, determinado para el mismo período de tiempo, de las entregas de bienes y prestaciones de servicios realizadas por el sujeto pasivo en el desarrollo de su actividad empresarial o profesional o, en su caso, en el sector diferenciado que corresponda, incluidas aquéllas que no originen el derecho a deducir.

(…).”.

No obstante, será de aplicación la prorrata especial del Impuesto en los términos previstos en el artículo 103.Dos de la Ley del Impuesto, en los siguientes casos:

“1º. Cuando los sujetos pasivos opten por la aplicación de dicha regla en los plazos y forma que se determinen reglamentariamente.

2º. Cuando el montante total de las cuotas deducibles en un año natural por aplicación de la regla de prorrata general exceda en un 10 por ciento o más del que resultaría por aplicación de la regla de prorrata especial.”.

Por su parte, el artículo 106 de la Ley del impuesto que a continuación se transcribe:

“Uno. El ejercicio del derecho a deducir en la prorrata especial se ajustará a las siguientes reglas:

1ª. Las cuotas impositivas soportadas en la adquisición o importación de bienes o servicios utilizados exclusivamente en la realización de operaciones que originen el derecho a la deducción podrán deducirse íntegramente.

2ª. Las cuotas impositivas soportadas en la adquisición o importación de bienes o servicios utilizados exclusivamente en la realización de operaciones que no originen el derecho a deducir no podrán ser objeto de deducción.

3ª. Las cuotas impositivas soportadas en la adquisición o importación de bienes o servicios utilizados sólo en parte en la realización de operaciones que originen el derecho a la deducción podrán ser deducidas en la proporción resultante de aplicar al importe global de las mismas el porcentaje a que se refiere el artículo 104, apartados Dos y siguientes.

La aplicación de dicho porcentaje se ajustará a las normas de procedimiento establecidas en el artículo 105 de esta Ley.

Dos. En ningún caso podrán ser objeto de deducción las cuotas no deducibles en virtud de lo dispuesto en los artículos 95 y 96 de esta Ley.”.

Vea nuestro curso de fiscal

Se cuestiona sobre el tipo impositivo aplicable a la adquisición de la vivienda con ocasión del ejercicio de la opción de compra.

 

1.- Por lo que se refiere al tipo impositivo aplicable a las operaciones que tienen por objeto viviendas de protección pública, debe señalarse que el artículo 90.Uno de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (BOE del 29 de diciembre), establece que “el Impuesto se exigirá al tipo del 21 por ciento, salvo lo dispuesto en el artículo siguiente.”.

En este sentido, el artículo 91, apartado uno.1, número 7º de la citada Ley, en su redacción vigente, determina que se aplicará el tipo impositivo del 10 por ciento a las entregas de “edificios o partes de los mismos aptos para su utilización como viviendas, incluidas las plazas de garaje, con un máximo de dos unidades, y anexos en ellos situados que se transmitan conjuntamente.”.

Por su parte, el apartado dos.1, número 6º, de ese mismo artículo 91 de la Ley declara que se aplicará el tipo impositivo reducido del 4 por ciento “a las entregas de viviendas calificadas administrativamente como de protección oficial de régimen especial o de promoción pública, cuando las entregas se efectúen por sus promotores, incluidos los garajes y anexos situados en el mismo edificio que se transmitan conjuntamente. A estos efectos, el número de plazas de garaje no podrá exceder de dos unidades.”.

Con respecto a los arrendamientos con opción de compra, el apartado uno.2, número 11º, del mismo precepto de la Ley del Impuesto señala que se aplicará el tipo del 10 por ciento a “los arrendamientos con opción de compra de edificios o partes de los mismos destinados exclusivamente a viviendas, incluidas las plazas de garaje, con un máximo de dos unidades, y anexos en ellos situados que se arrienden conjuntamente.”.

Finalmente, el apartado dos.2, número 2º, del artículo 91 de la Ley 37/1992 establece la aplicación del tipo impositivo del 4 por ciento a las siguientes operaciones:

“2º. Los arrendamientos con opción de compra de edificios o partes de los mismos destinados exclusivamente a viviendas calificadas administrativamente como de protección oficial de régimen especial o de promoción pública, incluidas las plazas de garaje, con un máximo de dos unidades, y anexos en ellos situados que se arrienden conjuntamente.”.

2.- En relación con lo anterior, debe señalarse que según lo establecido en la Disposición transitoria duodécima de la Ley 13/1996, de 30 de diciembre, de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social (BOE de 31 de diciembre), a partir del día 1 de enero de 1997 las exenciones, bonificaciones fiscales y tipos impositivos que se aplican a las «viviendas de protección oficial», se aplicarán a las viviendas con protección pública según la legislación propia de las Comunidades Autónomas, siempre que los parámetros de superficie máxima protegible, precio de la vivienda y límite de ingresos de los adquirentes o usuarios no excedan de los establecidos para las referidas viviendas de protección oficial.

En virtud de todo lo expuesto, tributará por el Impuesto sobre el Valor Añadido al tipo impositivo del 4 por ciento el arrendamiento con opción de compra así como la entrega de la vivienda que, realizada por su promotor, se encuadre en alguna de las siguientes categorías:

– Que se trate de una vivienda calificada de protección oficial de régimen especial.

– Que se trate de una vivienda calificada de protección oficial de promoción pública.

– Que se trate de una vivienda con protección pública según la legislación propia de la Comunidad Autónoma en que esté enclavada siempre que, además, los parámetros de superficie máxima protegible, precio de la vivienda y límite de ingresos de los adquirentes o usuarios no excedan de los establecidos para las viviendas de protección oficial de régimen especial o de promoción pública.

En otro caso distinto de los anteriores, el arrendamiento con opción de compra o la entrega de la vivienda tributará por el Impuesto sobre el Valor Añadido al tipo impositivo del 10 por ciento.

De la información contenida en el escrito de la consulta parece inferirse que la vivienda objeto de la consulta goza de la calificación de vivienda de protección pública otorgada por el órgano competente de la Comunidad Autónoma correspondiente por lo que la adquisición de la misma, de estar sujeta y no exenta del Impuesto sobre el Valor Añadido, como así parece deducirse del contenido de la consulta, quedará gravada al tipo impositivo reducido del 4 por ciento.

 

Vea nuestro curso de fiscal

Hola, en qué podemos ayudarte?
Powered by